Las protagonistas de la película original de 'El club de las primeras esposas'.  | D. R.

'El club de las primeras esposas' ahora las prefiere jóvenes

Paramount está rodando el piloto para una serie basada en la película que protagonizaron en 1996 Goldie Hawn, Diane Keaton y Bette Midler. Y nos encanta la idea, solo tenemos una pega respecto al reparto. 

Ana Cortizo | Woman.es

En 1996, ‘El club de las primeras esposas’ fue el taquillazo (inesperado) del año. Narraba, en clave de comedia, la historia de tres mujeres en la cincuentena (Diane Keaton, Goldie Hawn y Bette Midler) que, abandonadas por sus maridos a cambio de chicas más jóvenes, decidían unir fuerzas y buscar venganza.

La película tuvo un éxito sorprendente. Tal vez porque tocaba con humor y sin paños calientes temas que dolían, como la sororidad, el ageísmo o la singlefobia; tal vez porque terminaba con un baile (literal) al empoderamiento femenino; tal vez porque los tres papeles protagonistas parecían escritos expresamente para sus intérpretes: una neurótica en permanente terapia (Keaton), una actriz alcohólica adicta a la cirugía estética (Hawn) y una representante del pueblo llano, con toda su ordinariez y cómico sentido común (Midler).

Paramount, que ha intentado en un par de ocasiones retomar tan lucrativa premisa, acaba de encargar el episodio piloto de ‘El club de las primeras esposas: la serie’. La trama se moverá de Nueva York a San Francisco y el terceto protagonista estará formado por Alyson Hannigan (‘Cómo conocí a vuestra madre’), Meggan Hilty (‘Smash’) y Vanessa Lachey (‘Belleza y poder’).

Poco más sabemos, de momento, del proyecto; excepto que tenía que suceder y que la idea nos encanta. Porque, aunque haya llovido mucho desde 1996 (Sarah Jessica Parker encarnaba a una de las jovencitas de recambio, no os decimos más), ‘El club de las primeras esposas fue una adelantada a su tiempo. Y, en algunos aspectos, tal vez más de lo que será la serie. A los hechos nos remitimos:

 

Las Amo ❤️! Podría verla una y mil veces #firstwivesclub #elclubdelasdivorciadas #cine

Una publicación compartida de Alejandra Bellolio (@alitabellolio) el

1. No es país para viejas

"En Hollywood las mujeres tienen tres edades: bollycao, fiscal del distrito y Paseando a miss Daisy". La frase es de Elise (el personaje de Goldie Hawn) y describe bien el drama de las actrices maduras en el cine comercial. Sin embargo, ‘El club de las primeras esposas’ apostaba por tres cincuentonas como protagonistas. Y si eso da miedo hoy, cuando Meryl Streep aprovecha cualquier micrófono que le salga al paso para hablar de la discriminación de las mayores, imaginaos hace 22 años.

De hecho, las tres protagonistas del ‘remake’ son bastante más jóvenes que Keaton, Hawn y Midler (la mayor es Hannigan, con 42 años, mientras que en la original, la más joven, Keaton, no bajaba de los 50). ¿Son menos valientes los productores actuales o es que la fecha de caducidad femenina se ha vuelto a adelantar y nadie nos lo ha comentado?

Estas son las nuevas protagonistas:

2. Sola no puedes, con amigas sí.

La película empieza cuando cuatro amigas a punto de dejar la universidad hacen una promesa de amistad eterna. Y continúa, 30 años después, cuando una de ellas (Stockard Chaning en un breve y memorable papel) se suicida porque su marido la ha dejado por una jovencita. A partir de ese momento, el motor de la comedia es la amistad entre las tres supervivientes del grupo, tan diferentes como necesitadas de buenas amigas. Y todo esto, antes de que la palabra “sororidad” fuera ‘trending topic’ y en una época en la que, si dos actrices coincidían en la misma película, lo más probable era que lo hicieran como antagonistas.

3. 'Singles' y poderosas.

La primera película de Disney para niñas que no acabó en boda (o proyecto de boda) fue ‘Brave’ (2012); la primera en la que ni siquiera había asunto amoroso, ‘Vaiana’ (2016). Aun hoy, es inusual ver una película orientada al público femenino en la que el final feliz no incluya parejas nuevas para todas. Pero ‘El club de las primeras esposas’ le daba al romance un papel coral entre otros muchos (autoestima, crecimiento personal, venganza, amistad).

Del trío protagonista, solo un personaje (el encarnado por Bette Midler) termina la película en pareja, cuando decide darle una nueva oportunidad a su matrimonio. Y la cinta cierra con un poderosísimo y divertido baile a tres (atención a los ‘power suits’ blancos) a mayor gloria del empoderamiento ‘single’ y al ritmo de ‘You don’t own me’, de Lesley Gore.

 

You don't own me.... 👯👯 #flotus #firstwivesclub #melaniatrump #siduations

Una publicación compartida de siduations (@siduations) el

4. Cameos Nostradamus.

Vale, puede que estemos viendo cosas que no existen, pero dadnos un poco de cancha. En primer lugar, en ‘El club de las primeras esposas’ aparece Maggie Smith, artificialmente envejecida, encarnando a una neoyorquina de clase alta que nos recuerda poderosamente a la condesa viuda de Grantham. ¿Casualidad? Tal vez. Pero hay más. Gloria Steinem, uno de los cerebros de la segunda ola del feminismo, hace un cameo, como augurio con melena del advenimiento de la tercera ola en la que nos encontramos ahora mismo. Y la cosa se pone espeluznante cuando aparece Ivana Trump diciendo: “¡No os enfadéis con ellos; mejor quitádselo todo!”. El juego de palabras (“Don’t get mad, get everything!”) se perdió en la traducción, pero esta frase bien podría haber sido el lema de la campaña presidencial de Donald Trump. Ay, Ivana, qué poco nos imaginábamos en 1996 la que iba a liar tu ex.