Uma Thurman ha roto, al fin, su silencio.  | Tristan Fewings / GETTY

Uma Thurman habla, al fin, sobre Weinstein: "Te mereces algo lento, no una bala"

La actriz aclara por qué el otro día se le cambió la cara cuando escuchó el nombre del productor.

Clara Hernández | Woman.es

Uma Thurman ha roto finalmente su silencio sobre el caso Harvey Weinstein, acusado por numerosas actrices de acoso sexual.  

La intérprete, que el otro día prefirió no pronunciarse ante las cámaras sobre el escándalo que rodea al productor (pero que enrojeció de rabia al escuchar su nombre), ha publicado este jueves un revelador mensaje en su perfil de Instagram.

Tras felicitar a "todo el mundo" en uno de los días más festivos y familiares de su país, el Día de Acción de Gracias, señala a Harvey con un dedo acusador y añade un doloroso hashtag, #MeToo (el utilizado por todas aquellas personas que han sufrido abusos en la meca del cine y que significa "yo también").  

"Hoy me siento agradecida por estar viva, por todos a quienes amo y por todos aquellos que tienen la valentía de responder por otros", comienza su publicación, antes de aludir al episodio en el que un periodista le preguntó por el caso y su cara de consternación da la vuelta a las redes (puedes verlo en el vídeo a continuación). 

"Hace poco dije que estaba enfadada, y tengo unas pocas razones, #metoo (yo también), por si acaso no lo pudiste adivinar por la cara que puse", afirma, incluyéndose dentro de las víctimas de Harvey Weinstein. 

"Creo que es importante tomarse su tiempo, ser justa, ser precisa, así que... ¡Feliz Día de Acción de Gracias a todo el mundo (excepto a ti, Harvey, y a todos tus pérfidos secuaces". 

"Estoy contenta de va a ser lento, no mereces una bala", dedica al productor junto con una imagen de la película 'Kill Bill 2', en el que su personaje conduce para encontrar al villano de la película y matarlo. 

Hace tres semanas, Uma Thurman explicó que no quería hacer declaraciones sobre las acusaciones de sus compañeras porque estaba tan furiosa que temía no expresarse bien si lo hacía. Es decir, quería hacerlo con la cabeza fría. 

Por escrito, y en la 'intimidad' de su Instagram, es el mejor modo que la actriz ha encontrado para sumarse al grupo de voces que acusan a Weinstein.