El 'selfie' que se ha hecho viral. | Redes sociales

La reacción viral que se ha convertido en la mejor definición gráfica de lo que es Instagram

Acabarás utilizándolo en forma de gif cada vez que quieras disimular.

María Aguirre | Woman.es

Cuando se dice que Instagram es un universo paralelo en el que las cosas no son siempre como parecen, no es por casualidad. De hecho, son cada vez más personas, buena parte de ellas auténticas devotas de esta red social a la que millones de usuarios seguimos enganchadísimos -¡y lo que nos queda!-, que reconocen que es una especie de burbuja gigante en la que solo es posible alcanzar el éxito presumiendo de los placeres de tu vida, escondiendo todo aquello por lo que nadie sacaría pecho, y siempre mostrando una actitud de felicidad, como si no existieran los días malos para ti.

¿A quién no le han pedido que sonría para una foto cuando es lo último que le apetece? Esto lleva pasando desde que se inventaron las cámaras de fotos, solo que la irrupción de Instagram lo ha elevado a la máxima potencia. El tema es que antes de que todo el mundo tuviera un smartphone en el bolsillo nadie pillaba ese momento entre cómico y, por qué no decirlo, un poco ridículo, en el que cambiamos el gesto de golpe para posar; ahora basta con mantener los ojos abiertos con el modo visión periférica puesto para que te encuentres escenas de estas a diario. ¿O es que nunca te has planteado hacer una foto al making of de esos posados ultraforzados que vemos a veces por la calle?

Sí, sí, no mientas que tú también te has entretenido seguro con este pasatiempo 2.0 que fomenta muchísimo el desarrollo de la imaginación…

via GIPHY

Es posible que hubieras conseguido, de haber grabado alguna de esas situaciones cómicas, firmar uno de esos tweets virales que se acaba perpetuando como meme de moda para mucho tiempo, que es justo lo que le va a pasar, a buen seguro, con el último vídeo que ha arrasado en Twitter en los últimos días.

La escena la protagonizan una pareja de jóvenes que están presenciando en directo un evento deportivo -en concreto, un partido de hockey sobre hielo-, ella entretenida con el móvil durante lo que parece ser un descanso, y él con una cara seria hasta los pies. De repente, la chica enfoca para tomar un selfie de ambos y, por arte de magia, el rostro del chico se ilumina como si estuviera viviendo la mejor experiencia de su vida... aunque solo por unos segundos. 

 

La reacción, compartida por diferentes tuiteros hasta hacerse viral, es la mejor explicación gráfica posible de lo que es Instagram. Un momento impagable que acabaremos usando como gif aprovechando que tan solo dura cinco segundos cada vez que queramos describir sin palabras cuando alguien es falso, cuando estemos disimulando, e incluso cuando queramos expresar qué tal lo estamos pasando si alguien nos pregunta y el plan no estaba saliendo como pensábamos.

Por cierto, esto último es precisamente lo que estaba ocurriendo en el momento de la grabación al chico del vídeo. El pobre, que había ido ataviado con ropa de su equipo de arriba a abajo al pabellón, había pagado una entrada por ver como aplastaban, literalmente, a su equipo. Y es que, por si le faltaba algún ingrediente al vídeo, también nos da la solución de por qué está tan serio el protagonista antes de hacerse el selfie, ya que, en un momento de la captura en movimiento, se aprecia el rótulo de la televisión con el resultado del partido: 6-1. ¿A quién no nos ha pasado algo así en alguna ocasión, ¿verdad? ¡Pero eso en Instagram no se puede notar!

Relacionados

-->