Oliva Iluminación

Raquel Oliva: "Entre mujeres nos entendemos trabajando"

Entrevistamos a Raquel Oliva, vicepresidenta de Oliva Iluminación y madre de familia numerosa. 

SILVIA VÁZQUEZ | WOMAN.ES

Vicepresidenta de una gran empresa y madre de familia numerosa, Raquel Oliva es una de esas 'superwoman' que atienden llamadas de trabajo a cualquier hora del día, dedica las tardes a su familia y hace las compras por internet para no perder tiempo. Un ejemplo de conciliación, que solo es posible estirando las horas, haciendo malabarismos con los horarios y sacrificando el tiempo para sí misma. 

Pertenece a la tercera generación de una empresa familiar que comenzó en una pequeña tienda de bombillas que su abuelo abrió en el centro de Madrid hace ya 75 años. Ahora que Oliva Iluminación es un referente en el sector y ha llegado a más de 40 países, Raquel dirige junto a su padre y hermano una gran empresa desde el 'showroom' de la marca en Madrid, donde nos recibe para hablar de su experiencia como directiva. ¿La clave de su éxito? Estar en constante evolución. 

Julio Lozano Pizzano

Mantener vivo este legado, dice, es una gran responsabilidad que afronta con orgullo ya que el encanta trabajar con la familia. Por eso mismo, le gustaría que la siguiente generación continuara con el negocio, pero para tener un puesto en Oliva no basta con quererlo, avisa, hay que ganárselo. Según el protocolo familiar que rige la empresa "primero tienen que tener su carrera, su máster y trabajar mínimo un año fuera".

Raquel es madre de tres hijos, de 13, 14 y 16 años, aún son pequeños para saber qué quieren ser de mayores, aunque ya muestran interés por el trabajo de su madre. A ella la pasión por la iluminación y la luz le llegó de la mano de su padre, "desde pequeñita me llevaba a las ferias de Italia o Alemania y me fascinaba todo este mundo". Aunque el diseño de interiores siempre ha sido su vocación, decidió estudiar International Business en Londres y completarlo con distintos cursos de interiorismo.

Siendo Vicepresidenta y madre a tiempo completo, es complicado conciliar vida familiar y laboral: por la mañana dirige la empresa, las tardes son para sus hijos. "Ellos se quejan de que estoy mirando todo el día teléfono, pero es que por las tardes también tengo que atender las cuestiones de trabajo". El tiempo que tiene para ella, se reduce a una hora diaria, de 15.00 a 16.00, "que es cuando salen mis hijos del colegio", y la emplea en organizar lo que tiene que hacer el resto del día. 

Su llegada a la dirección de Oliva Iluminación es tan solo una muestra de cómo ha evolucionado el papel de las mujeres en las empresas. "Entre mujeres nos entendemos trabajando", afirma. "Cuando entré hace 20 años en la empresa apenas habías mujeres, ahora somos más de la mitad". Y con puestos de relevancia: ella encabeza la marca y dirige además el departamento de proyectos, integrado exclusivamente por mujeres, al igual que el de contabilidad. También la directora de marketing es una mujer, y hay una gran cantidad de dependientas sus dos tiendas de Madrid. "Quizás antes no había tantas mujeres preparadas, pero el mundo ha evolucionado. Cuando hacemos una entrevista no nos fijamos en si es hombre o mujer, solo contratamos al mejor". 

Raquel Oliva lleva un diseño de Adriana Iglesias. | Julio Lozano Pizzano

Raquel es pura creatividad: le gusta la fotografía, la pintura y el piano, "aunque lo tengo un poco abandonado por falta de tiempo". La moda también es una constante en su día a día, aunque asegura que no le preocupa en exceso: "Me encanta la moda y vestir bien, cuido mi estilo para tener un mínimo de imagen". Unas aficiones que engloba bajo la idea general de diseño: "Sin diseño no habría moda, ni arte, ni iluminación... nada". 

Una de las ventajas de su trabajo es precisamente que le permite desarrollar su imaginación día a día. Lleva a cabo todo tipo de proyectos, desde los edificios más clásicos y señoriales hasta las ideas más innovadoras, como el Lock & Be Free, una consigna en el centro de Madrid para que los mochileros dejen sus pertenencias con total seguridad. Sus trabajos son muchos y muy variados, y actualmente se trae entre manos uno de lo más especial del que aún no puede dar demasiados detalles: "Un importante hotel en Ibiza de un arquitecto muy conocido, que se dará a conocer a finales de mes", nos adelanta. 

En su ajetreada vida también hay espacio para las causas sociales. Colabora activamente con El sueño de Vicky, una fundación que promueve la investigación sobre el cáncer infantil, un tema con el que, como madre, está muy solidarizada. 

Como no podía ser de otra forma, Oliva Iluminación está presente en Casa Decor, "es casi nuestra segunda casa", comenta. Se trata de una gran exposición de interiorismo con 25 años de historia, que en cada una de sus 52 ediciones busca un espacio único en el centro de Madrid para mostrar las novedades en tendencias de decoración. 

Raquel Oliva ha sido la encargada de crear la fachada del edificio, pero la empresa está presente además en 11 espacios. Precisamente en uno de esos espacios que ha iluminado, el restaurante Urban Blue de Manuel Espejo, amadrinará la web homestyledecor, la primera plataforma digital de decoración fuera de una editorial que se estrenará durante el mes de junio.