Un retrato de Rajshree Patel. | Trami Ngo

Rajshree Patel: la mujer que enseña a ser felices a los líderes mundiales (y que ahora puede enseñarte a ti)

Es coach, profesora y conferenciante. Pero lo que la distingue es que entre sus clientes se incluyen a líderes del gobierno de Estados Unidos, oscarizados actores o actrices o ejecutivos de la lista ‘Fortune’. Te descubrimos qué es.

Paka Díaz | Woman.es

Acaba de publicarse en España un libro que viene precedido por un gran éxito, 'El poder de tu fuerza vital' de Rajshree Patel. Patel es una 'coach', profesora y conferenciante estadounidense de procedencia india. Hasta ahí todo normal, pero lo que la distingue es que entre sus clientes se incluyen a líderes del gobierno de Estados Unidos, oscarizados actores o actrices o ejecutivos de la lista 'Fortune'. Sin embargo, Patel es toda discreción y no suele dar nombres, sino que resalta que ha instruido a más de 35.000 estudiantes en todo el mundo, y esos personajes célebres no son más que algunos de ellos.

Las cifras de su labor son apabullantes: ha dado más de 20.000 horas de 'coaching', ha realizado 1.500 talleres en 35 países y ha fundado más de 600 centros de meditación por todo el mundo. ¿Qué es lo que atrae a tanta gente a sus clases? ¿Por qué tantos famosos buscan su consejo? Porque Rajshree Patel conoce el secreto de la felicidad y le encanta compartirlo: lo llama la fuerza vital.

Portada del libro 'El poder de tu fuerza vital'. | Planeta

La propia historia de Rajshree Patel dice mucho de esa fuerza vital que hoy enseña por todo el mundo. Nacida en Uganda y criada entre la India rural y Nueva York, Patel era una inmigrante de primera generación que fluctuaba entre la modernidad de su entorno fuera de casa y la tradición familiar. Sus progenitores soñaban en que se convirtiera en 'una buena chica india', o sea, que se casara antes de salir de la casa familiar. Sin embargo, ella se marchó sin su permiso a la Universidad y se financió la carrera de Derecho con préstamos del banco.

Como sus padres seguían insistiendo en su matrimonio arreglado, negoció con ellos ir a India y probar a ver si le parecía bien. Pero una vez allí, solo aguantó seis días. Ella considera que aquellos días marcaron su vida ya que a partir de aquel momento decidió ser libre y seguir sus instintos. Así que regresó a Estados Unidos, acabó la escuela de posgrado y se mudó a California para trabajar como fiscal en la oficina del fiscal de distrito de Los Ángeles. Allí fue donde se descubrió a sí misma, pero no como creía.

Rajshree Patel, autora de 'El poder de tu fuerza vital'. | Trami Ngo

Una tarde de la primavera de 1989, Patel fue a un concierto del músico indio Ravi Shankar. A su llegada le sorprendió descubrir que en realidad había acudido a una charla del maestro espiritual Sri Sri Ravi Shankar. Escéptica con los gurús y el misticismo, la joven fiscal estuvo a punto de marcharse, pero decidió quedarse para ver de qué iba aquello. Al principio su mente crítica la mantenía ajena a la espiritualidad del maestro, sin embargo descubrió sorprendida que al escuchar las palabras de aquel hombre, el ruido desaparecía de su cabeza. Un perpetuo ruido que la había acompañado desde hacía años. Por eso, quiso seguir investigando y se fue sumando a cursos del maestro hindú.

Su cerebro de abogada comenzó a abrirse a otras perspectivas más espirituales. Luego, el maestro la invitó a ir a un curso en la India en la Fundación Arte de vivir. La joven letrada decidió irse seis semanas antes de cumplir los 30 años. Aquella decisión cambió su futuro. Las seis semanas se convirtieron en cinco años estudiando y enseñando meditación, respiración y filosofía védica en la India. Hoy, Rajshree Patel lleva más de 30 años viajando por el mundo compartiendo su aprendizaje e imparte charlas en Harvard, IBM, Amazon, Microsoft, Facebook, el Banco Mundial, Shell Oil, Morgan Stanley, LinkedIn, Morgan Stanley, el Banco Mundial, Naciones Unidas y la UNESCO.

Las enseñanzas que aprendió Rajshree Patel en la India y que ha sabido trasladar a los occidentales con mucho arte como la gran comunicadora en la que se ha convertido, se basan en el vedanta, una escuela de filosofía dentro del hinduismo que bebe a su vez de los Vedas, antiquísimas escrituras indias consideradas un compendio de sabiduría y que influyeron en filósofos como el alemán Arthur Schopenhauer. Patel lo llama biohackeo ancestral. A través de técnicas de meditación y del desarrollo de la comprensión y la intuición, guía para encontrar lo que ella llama la fuerza vital, nuestra energía interior.

Para ella, muchas personas logran el "éxito", pero al mismo tiempo su vida emocional es dañina o desarrollan relaciones complicadas que agotan su energía. Todo esto se traduce en una infelicidad existencial que acaba por destruir la fuerza vital de la persona y suele acompañarse de una falta de dominio de las emociones internas, los pensamientos y los sentimientos. Según ella, el primer paso para volver a encontrar ese equilibrio perdido, que agota y roba la felicidad es la respiración consciente y señala dos formas de patrones de respiración que ayudan a recuperar la fuerza vital: la respiración profunda y la respiración profunda y tranquila. En el libro además enseña a resetearse desde dentro y aprender a expandir nuestra fuerza vital. Pero, para poner el primer ladrillo, ¿qué tal empezar por respirar?

La respiración profunda consiste en respirar de manera consciente, con atención plena. Al hacerla, hay que recordar que la inhalación extrae energía y vitalidad, mientras que la exhalación libera toxinas y sentimientos acumulados. Para hacerla hay que colocar la mano sobre el abdomen e inhalar profundamente, empujando el abdomen hacia afuera, expandiéndolo, con una exhalación lenta y controlada. Patel sugiere que respire profundamente 10 veces por lo menos tres veces al día. Sería perfecta antes de comenzar nuestra jornada laboral o de comenzar una reunión.

La respiración profunda y tranquila supone dejarse llevar de manera consciente. Para ello hay que espirar profundamente con el abdomen, inhalando profundamente hasta casi no poder hacerlo más, volver a inhalar, mantener el aire un segundo y entonces soltar lentamente lo que quede. Según la ‘coach’, esta forma de respiración rompe el vínculo entre la mente, el cuerpo y el estrés, y consigue liberar las emociones negativas. Por eso sugiere hacer 10 respiraciones profundas y tranquilas al regresar a casa tras un día de trabajo agotador. Así se vive en calma el resto del día y se la persona puede relacionarse de manera positiva con su familia y amigos.

Relacionados