Pink fue la ganadora del premio Michael Jackson. | Jordan Strauss / GTRES

El poderoso mensaje de Pink: "Tenemos que coger la arena del corazón y hacer una perla"

Pink habló sobre aceptación y diversidad en un emotivo discurso dedicado a su hija.

Woman.es

Pink fue homenajeada con uno de los MTV Music Video Awards. La cantante recibió el galardón 'Michael Jackson Video Vanguard Award' por su trayectoria en la industria de la música. La estrella pop asistió a los premios acompañada de su esposo Carey Hart y su hija Willow.

Ellen DeGeneres fue la encargada de otorgarle el trofeo y dedicarle unas palabras. La presentadora resaltó el cariño que le tiene a Pink y lo orgullosa que se siente por su amiga. Sin embargo, lo que conmovió al público fue el discurso de agradecimiento de Pink. Las palabras de la artista hicieron llorar a algunas personas del público y recibió ovación de pie y muchos aplausos.

El arranque de este discurso se produjo con una anécdota: la cantante compartió con la audiencia unas palabras que le dijo su hija Willow, de seis años: “Mamá, soy la niña más fea que conozco. Parezco un niño con el pelo largo”.

La primera reacción de Pink fue preocuparse. La segunda, preparar una presentación de Power Point con ejemplos de “androginia” que inspiran a la cantante porque “vivieron su verdad”. Algunos de los rostros de artistas que aparecieron por allí fueron David Bowie, Michael Jackson o Freddie Mercury.

“Le pregunté ‘¿cómo crees que me veo yo?’. La gente se burla de mi y dicen que parezco un chico por mi pelo corto y la forma en la que me visto" Pink continuo explicando: "Mi hija me respondió que soy hermosa. Fue entonces que le dije que a pesar que muchas personas se burlaban de mi, yo llenaba todos mis conciertos. Le dije que no debemos cambiar nuestra forma de ser ni nuestra apariencia física por nadie. Tenemos que tomar la arena de nuestro caparazón y hacer una perla”.

Un gran discurso que, sin duda, debemos tener presente.

Jordan Strauss / GTRES

 

// Outbrain