La campeona olímpica y mundial inaugura el Oktoberfest de Barcelona de la mano de cervezas Paulaner. | Mireia Rodriguez

Ona Carbonell: “Quiero hacer cosas normales, como ir a una boda o no despertarme a las 5 de la mañana para entrenar. Y ser madre"

La campeona olímpica y mundial inaugura el Oktoberfest de Barcelona de la mano de cervezas Paulaner (hasta el 13 de octubre en Plaza Universo).

Myriam Serrano | Woman.es

Ona Carbonell se encuentra más relajada que nunca tras el anuncio de su retirada temporal de la natación sincronizada y hablamos con ella entre risas y cervezas. “Quiero hacer cosas normales, como ir a una boda, pasear a los perros o no ponerme el despertador a las 5 de la mañana para ir a entrenar. Y quiero ser madre”, nos confiesa la nadadora española con más medallas mundiales.

¡Felicidades por tus recientes éxitos! ¿Esperabas 3 medallas en los Mundiales de Corea y el récord femenino de 23 medallas en la historia de los Mundiales?

No, porque aunque la experiencia es un grado, siempre vas con mucha precaución. Aunque era mi séptimo Mundial, las rivales también entrenan mucho y siempre aparecen nuevas. Iba con dos rutinas nuevas y una estrategia muy innovadora y rompedora pero que podía gustar o no, porque mi deporte muy subjetivo. Viví muchas emociones pero sin perder la cabeza porque tenía que seguir compitiendo hasta el último día.

¿Ha sido difícil la decisión de retirarte por un tiempo?

Me ha costado, sí. Llevo años en los que he querido tirar la toalla, pero luego podía más el deporte y la pasión… pero me hago mayor, llevo 11 años con mi pare, y los sueños van cambiando a lo largo del tiempo. Ha llegado ese momento de hacer un parón y pasar más tiempo con la familia, en la que a veces hay problemas de salud que te hacen priorizar las cosas. Mi corazón me decía que me iba a arrepentir si me pasaba todo el año olímpico entrenando 11 horas al día y viajando, sin estar con la gente a la que quiero. He renunciado a muchas cosas por el deporte, pero cuando pasan cosas que uno no puede controlar te das cuenta más claramente de tus prioridades. Lo más importante en esta vida es la familia. Y sin prisas, quiero crear también la mía propia con mi pareja.

¿Tus próximos sueños pasan por la maternidad?

No estoy embarazada, ¿eh?! Que mucha gente me lo ha preguntado… Dejadme disfrutar de un tiempo para mi (risas), quiero hacerlo sin prisas pero que sea algo cercano en el tiempo. Con la edad te va rondando en la cabeza, tengo 29 años y supongo que es el reloj biológico. Mis retos hasta ahora eran profesionales, pero ahora son personales, y uno de ellos en un futuro es ser madre.

Para algunas mujeres ser madre puede ser un freno profesional en España, ¿las deportistas lo vivís también así?

Por suerte veo a muchas deportistas a las que admiro como Serena Williams o la velocista Fraser-Pryce (la ‘mamá cohete’ que acaba de ganar los 100 metros en los Mundiales de Doha) que han sido madres y sólo han abandonado el deporte de forma temporal y después pueden conciliar la vida personal y profesional. También tengo rivales de sincro un poco mayores que yo que lo han conseguido. Como deportista y mujer que trabajas con tu cuerpo no es fácil, obviamente. Te cambia el cuerpo, tienes que poder dejar a tu hijo mientras entrenas diez horas al día viajando por todo el mundo… Pero al final todo reto tiene sus renuncias.

¿Cómo vivirás Tokio 2020, asistirás con el equipo para dar apoyo o lo seguirás por la televisión?

De momento voy a la piscina a ayudar a mi equipo y sigo totalmente involucrada, aunque de una forma muy diferente, no quiero desvincularme de este equipo maravilloso a nivel humano y deportivo y lo ayudaré en todo lo que pueda tanto a nivel de coreografías como emocional.

¿Qué proyectos te esperan este otoño-invierno?

Estoy a punto de presentar mi segundo libro de la colección Elena Sirena, y participaré en proyectos solidarios y personales que van saliendo. Pero sobre todo quiero tiempo para hacer cosas normales que nunca he podido hacer, algo como ir a un bautizo o una boda, aunque parezca mentira. Pero es verdad que soy una mujer de retos y me gusta aprender, por eso hice Masterchef.

¿Te gusta participar en causas de interés social?

Mucho, creo que tengo una responsabilidad al ser un personaje mediático y es de las cosas que más agradezco, el poder contribuir desde fundaciones hasta eventos solidarios. Me gusta involucrarme en temas médicos o de investigación que me tocan de cerca.