El maquillaje de Negin Mirsalehi para Coachella. | Instagram

Sí, sigue siendo necesario que Negin Mirsalehi haga un llamamiento a amar nuestro cuerpo y posar en Instagram sin complejos

Y también que nosotras le sigamos dando a este tipo de publicaciones tan loables. 

Woman.es

Puede parecer que por el hecho de ser 2020 y que cada vez sean más las mujeres que muestran con orgullo, sin complejos, sus curvas, sus arrugas, sus estrías e incluso su celulitis, por no decir ya de su rostro sin maquillar, no es necesario que aquellas celebrities e influencers que tienen la capacidad de impactar en una audiencia masiva a través de las redes sociales reivindiquen con tanto ahínco la belleza natural. Pues no. Radicalmente no.

Al menos en nuestra opinión, sigue siendo muy necesario y muy loable que lo hagan, y al igual que su compromiso para con las mujeres anónimas es servir de referente positivo para reforzar su autoestima, el nuestro es el de darles voz desde nuestra posición. Y eso es lo que vamos a hacer con el mensaje que ha lanzado la empresaria Negin Mirsalehi a la vuelta de sus vacaciones. 

La influencer, famosa por el éxito de su firma de productos para el cuidado del cabello, Gisou, ha compartido con sus seis millones de seguidores en Instagram que ha cogido unos kilos durante los días de descanso veraniego que se tomado y que no se arrepiente de ello.

Lo ha hecho publicando dos fotografías de su cuerpo tomadas antes y después de las vacaciones y una leyenda en la que lo explica al detalle: "Yo en los primeros días de mis vacaciones (izquierda) versus yo en los primeros días de regreso a casa (derecha). Gané peso, no hice ejercicio ni una sola vez, comí mucha comida increíble y, ya sabes, no me arrepiento en absoluto. Todos somos humanos y todos tenemos que ser amables con nosotros mismos. Esto es real y creo que es importante compartirlo. Seamos todos más amables con nosotros mismos", ha escrito la holandesa junto a la doble imagen. 

Nada más que añadir. Ni un solo pero, ni una sola coma. No te sientas mal si lo que te apetece durante los pocos días de descanso que tienes al año es descuidarte un poco. Sin perder los estribos, relajarse un poco puede ser necesario y muy positivo para la mente. Y, sobre todo, no te escondas por desearlo y por hacerlo. ¡Disfruta!

 

Relacionados