"Cuando leí la cita de Madeleine Albright ('hay un lugar en el infierno para las mujeres que no ayudan a otras mujeres'), me dije: mi deber es hacerlo", explica la milanesa. | Amazon

Mariangela Marseglia, vicepresidente de Amazon: "Si no eres optimista, te atascas"

La vicepresidenta de Amazon es la única mujer 'country manager' en la compañía de Jeff Bezos. Hablamos con ella sobre liderazgo, futuro y su salida del armario. Una todoterreno.

Ester Aguado

Nos atiende la videollamada desde Milán, donde reside y, a primer golpe de vista, sabemos que podemos hablar con ella de lo humano y lo divino, sin líneas rojas –de hecho, le dimos el pésame por haber perdido a su padre hace unos días y nos habló sobre lo duro que había sido no poder despedirse de él–. La directora general de Amazon para España e Italia es una mujer ocupadísima, pero llena de humanidad y se nota que para ella es importante dar testimonio de que de si ella pudo, las demás también. La vitalidad de esta italiana de 46 años traspasa la pantalla... en solo 11 años trabajando en el gigante del comercio electrónico ha logrado ocupar el puesto de vicepresidenta y se ha erigido en la única country manager de la empresa... a su pesar y además del gran esfuerzo que hace su compañía para promocionar el talento femenino. Ella continúa en la lucha por mantener a España –ese país creativo, con alegría de vivir y capacidad para levantarse– siendo uno de los cinco mejores mercados de Europa.

Dicen que el 90 % de las mujeres no sabe a dónde quiere llegar profesionalmente. ¿Lo tuviste claro desde el principio?

En realidad, no. Cuando comencé a trabajar, tenía ganas de ser independiente, en primer lugar. En segundo, quería algo con un propósito. Pero no tenía preferencias en cuanto al sector, así que comencé mi carrera como asesora fiscal, resistí un año y dije: bien, ahora sé que esto no es lo mío (risas); lo dejé porque era demasiado formal y masculino. Era eso lo que no me gustaba: incluso las pocas mujeres que había hacían bromas tan masculinas... No funcionó. Lo más importante en mi carrera es la curiosidad. Siempre que algo es interesante y potencialmente desafiante, lo intento. Así comencé a trabajar para Amazon: hace 10 años, el comercio electrónico era un experimento con unas pocas grandes empresas.

Y ahora eres parte del 10 % que ha logrado cumplir su sueño profesional, ¿aspiras a más?

Un poco de ambición siempre es buena. Tengo 46 años. No puedo decir que sea joven, pero tampoco mayor. Si algo interesante llega en los próximos años y me sigue retando, sin duda lo cogeré... Mantener el desafío es importante.

¿Imitas el modus operandi de los hombres o tienes tu propio estilo a la hora de liderar?

No me gusta imitar otros estilos. Puedes inspirarte y tener modelos a seguir en varios campos, no necesariamente en los negocios, pero debes encontrar tu propio tono de voz y estilo profesional. He descubierto que hay un tipo de liderazgo amable, ni demasiado fuerte, ni demasiado masculino, ni demasiado duro, ni demasiado autoritario. Puedes ser igual de creíble y eficaz. En Amazon hay personas que tienen diferentes estilos de trabajo, por supuesto, y eso está bien, es parte de la diversidad en una fuerza laboral.

La directiva de Amazon, Mariangela Marseglia, es una apasionada de la fotografía: ha publicado en algunas revistas y ha hecho exposiciones. | Amazon

Ahora tenéis un acuerdo con Womenalia y su línea de formación, “El camino”. ¿Te gusta analizar los pasos que has dado para ayudar a otras mujeres?

Sí y creo que es mi deber. Probablemente hayas escuchado la famosa cita de Madeleine Albright que dice que «hay un lugar especial en el infierno para las mujeres que no ayudan a otras mujeres». Cuando leí eso, pensé «wow, es cierto». Sabiendo que aún existen desigualdades en los trabajos, las mujeres que han logrado una posición de liderazgo tienen el deber de orientar a otras y tratar de asegurarse de que les sea más fácil romper el techo de cristal. Así que, sí, estoy tratando de ayudar a estas mujeres –jóvenes o no–. Es algo muy importante para mí.

¿Te sientes cómoda siendo un ejemplo para las demás, sabiendo que eres una persona bastante discreta?

Estoy absolutamente cómoda; de hecho, trato de participar en tantos eventos como sea posible. Por ejemplo, durante el Día Internacional de la Mujer tuvimos un evento global (virtual) y hubo una entrevista, y muchas personas se conectaron para pedirme consejo sobre qué hacer para tener éxito en el trabajo. Eso significa estar disponible y estoy más que cómoda.

Diste un paso fundamental al revelar tu orientación sexual (está casada con una mujer y tienen un niño). ¿Te has arrepentido, sabiendo que Italia es bastante tradicional? ¿Alguna vez pensaste que quizá para tu familia hubiera sido más fácil otro lugar?

Buena pregunta. De hecho, me tomó un tiempo exponerme por la razón que mencionas. Italia es un país muy tradicional y creía que iba a ser más difícil para mí tener éxito y prosperar tras reconocer que soy lesbiana. Sin embargo, al final descubrí que no era así. Ni un día me he arrepentido de haber salido del armario, no sé si tuve suerte o qué, pero las dificultades que imaginé estaban solo en mi cabeza, porque no sucedieron. Nunca he tenido problemas en el trabajo o fuera de él debido a mi orientación sexual, nunca ha sido un problema y, ​​de hecho, obtuve algo muy importante que fue el apoyo de numerosas personas. Y eso me ha hecho más fuerte de muchas, muchas formas. Y me hizo querer hacer más, no solo en relación al apoyo de los derechos LGBT, sino apoyando la diversidad en general. No ha sido una limitación; de hecho, es liberador.

Amazon es una de las empresas que, en vez de hundirse en la pandemia, ha crecido exponencialmente. ¿Cuál dirías que es el principal desafío ahora?

Seguir haciéndolo bien. La pandemia ha demostrado que Amazon puede ser una oportunidad, y no solo para los clientes, sino también para las empresas, especialmente las medianas: se ha acelerado el paso a lo digital y la pandemia ha servido de evidencia. Más de la mitad de los ingresos que generamos provienen no solo de nuestros grandes negocios minoristas sino también de una mediana y pequeña empresa. El principal desafío para nosotros ahora es seguir acelerando esa tendencia y ayudar a más empresas a digitalizarse y avanzar. Solo una de cada cinco empresas españolas tiene un negocio significativo online, demasiado poco en comparación con otros países.

¿Su punto fuerte y lo que les diferencia es Prime Now, el servicio ultrarrápido?

No, no lo creo. Obviamente, Prime Now es un programa fantástico que enriquecemos con cosas nuevas cada año –ahora, el contenido tiene muchas películas y series producidas en España–, pero no es lo único que nos hace diferentes. Amazon se diferencia porque estamos enfocados a los clientes: les damos lo que necesitan, nos anticipamos a lo que podrían querer, nos aseguramos de que estén satisfechos y, si alguna vez ha llamado a nuestro servicio de atención al cliente, podrá comprobarlo. Como dijo Bezos, «los clientes siempre están insatisfechos. Nosotros intentamos responder a ese descontento divino». Y luego estamos enfocados en el largo plazo: plantamos semillas y somos pacientes, podemos esperar incluso 10 años para verlas florecer. Eso es lo que más nos diferencia.

'Hanna', el increíble thriller de una niña entrenada para matar, ya ha estrenado dos temporadas en Amazon Prime Video. | Prime Video

Hablando de Prime Video, ¿de qué porcentaje de la empresa estamos hablando? ¿Cómo ganan dinero?

No te puedo revelar números y porcentajes a nivel local. Tenemos millones de clientes en todo el mundo y España no es diferente. En Prime Video hay parte del contenido que se paga para acceder a ciertas películas o programas de televisión, incluso aunque tengas suscripción.

¿Y qué compra la gente en Amazon en España?

Es difícil de decir, porque tenemos más de 250 millones de productos... Muchos, muchos libros, electrónica... Durante la pandemia, se han disparado los equipos de gimnasio, la moda también es una tendencia creciente...

¿La gente en España aún sigue siendo reticente al comercio electrónico?

Sí, el e-commerce sigue siendo una parte muy pequeña del comercio en general, representa el 6 % del total... eso significa que más de 9 de cada 10 compras se realizan en tiendas físicas. La principal barrera es el desconocimiento: tienen miedo a exponer sus datos bancarios y a no poder ver o tocar lo que están comprando. Estamos intentando bajar esas barreras, haciendo las devoluciones lo más rápido posible, como en una tienda física: o te recogen el producto en casa o lo dejas en uno de los miles de puntos de entrega. Es fácil y gratuito. Trabajando en eso, mucha gente se conectará a internet para hacer sus compras.

¿Qué países funcionan mejor en Europa para Amazon?

Depende mucho de la población y de la economía, así como de cuántos años lleva Amazon allí y cuál es su actitud hacia el comercio electrónico. En países como Alemania, por ejemplo, es obviamente grande –pero ellos son 80 millones de personas, frente a los 50 de España–, el Reino Unido también, pero ellos empezaron 20 años antes con el online y Francia, por ejemplo, lanzó Amazon diez años antes que Italia y España.

En Estados Unidos han abierto tiendas físicas, ¿funcionan?, ¿las veremos pronto en España?

No solo allí, también hemos lanzado tiendas físicas en el Reino Unido, es una noticia muy reciente y, hasta ahora, la experiencia es muy buena. Veremos cómo funciona y, si a la gente le encanta, habrá más razones para trasladarlo a España. Como dije, estamos muy orientados al cliente, por lo que, si a uno le gusta, tratamos de adaptarlo.

En sus ratos libres, la directiva hace fotos como ésta. | @Marseglia

¿España es un país de emprendedores?

Eso es absolutamente cierto. Una cosa que me encanta de vuestro país es el hecho de que también es una región de startups y de espacio digital y que la gente se arriesga. Hay una serie de talentos que tienen los españoles y estamos tratando de aprovecharlos: por ejemplo, hemos establecido en Madrid y Barcelona dos grandes centros de desarrollo de software para Amazon porque es fácil encontrar ese tipo de perfiles techies en España, y eso es porque la gente joven está lista, las universidades también son muy buenas. Estoy muy contenta porque ayudarán al país a recuperarse de la crisis. Hay que invertir en talento y eso es lo que buscamos desde la empresa.

¿Tiene conexión directa con Jeff Bezos? Si es así, ¿qué está haciendo? ¿En qué deberíamos invertir?

Bueno, mira, Jeff y yo no somos amigos, siempre me hacen esa pregunta... Lo he visto un par de veces en Seattle, y he tenido mucha suerte. No hablamos todos los días, ni siquiera todos los años. Lo único que puedo decir es que es súper inteligente, apasionado y tiene una mente muy curiosa, así que no creo que se esté retirando de Amazon, solo da un paso al lado. Deja la empresa a cargo de uno de sus empleados, Andy Jassy, ​​que lleva más de 20 años trabajando con él. Creo que Jeff quiere tener más tiempo libre para anticipar los próximos 20 años de Amazon y profundizar en otros negocios, como los cohetes u otras fundaciones en las que ha invertido. Tiene una habilidad innata para ver el futuro y mucha energía... de la contagiosa.

Y tú, Mariangela, como gran ejecutiva que eres, ¿cómo te gusta divertirte?

Buena pregunta (risas). Cuando tengo tiempo, me dedico a ver películas e ir al teatro o a museos, a cualquier cosa que sea cultural. También soy buena fotógrafa y algunas de mis obras han sido publicadas por algunas revistas. La otra cosa que me apasiona es la jardinería, así que si quieres un consejo al respecto: hago como que lo sé todo. He estado estudiando muchas cosas sobre plantas, hasta el punto de que incluso la gente de Amazon viene a mí no solo para pedirme consejos profesionales, sino porque tienen una planta que se está muriendo en casa.

No tengo una planta moribunda, pero ¿puedes recomendarme algo en Prime Video que te haya gustado?

Tengo un gusto un poco friki... Me enganchó mucho la serie “Mr. Robot”, o las dos temporadas de “Hanna”, especialmente la primera. Y como estoy aprendiendo español, también he visto la serie documental sobre la lucha de la Guardia Civil contra ETA, titulada “El Desafío: ETA”. Estoy muy interesada en esa historia y he leído algunos libros acerca del tema. Ver los contenidos en español me ayuda para ir practicando el idioma... en eso estamos.