María Neira: "En la crisis del coronavirus, hay que actuar en lugar de alarmarse"

La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, explica en Woman que lo más importante en la crisis del nuevo coronavirus es poder responder en lugar de inquietarse y la suerte es que los organismos que lo están gestionando tienen mucha experiencia al respecto.

Woman.es

El coronavirus de Wuhan es un nuevo virus y, efectivamente, no podemos evitar que haya un grado de preocupación por la vulnerabilidad que tenemos frente a los virus al no tener antibióticos para tratarlos, como sí ocurre frente a las bacterias. Dicho ésto, todavía nos queda mucho por saber de este nuevo coronavirus. En este momento, en Ginebra se encuentra un grupo de expertos analizando todos los datos epidemiológicos que se conocen, así como los resultados de los laboratorios. Están estudiando la transmisión, pero todavía con muchas lagunas en la información. Están intentando ser muy sensatos y, sobre todo, proporcionados en la respuesta que se da”, explica María Neira, premio Woman 2017, en conversación telefónica

¿Es justificada la alarma? “Hay que actuar más que inquietarse o alarmarse, esos son estados de ánimos, y aquí lo lo importante es poder responder. Es cierto, que no tenemos un arsenal terapeútico que nos permita controlar una epidemia de un nuevo virus de la misma manera que lo podemos hacer con una bacteria, aunque también nos estamos cargando ya los antibióticos (de ahí la importancia de su uso racional)”.

¿Cómo se controla?  “La suerte es que tenemos mucha experiencia. En un primer momento, se gestiona identificando la fuente de transmisión y proponiendo medidas de prevención a nivel individual y colectivo (en algunos casos hay que elevar esas medidas a controles en los aeropuertos, por ejemplo). Además, se pone a trabajar la maquinaria para encontrar una vacuna o un tratamiento que responda a ese nuevo desafío. Esto no es tan fácil, la vacuna se puede acabar desarrollando porque tenemos el virus, pero no es tan evidente que se pueda encontrar un tratamiento, que puede llegar ser paliativo, pero el curativo nos costaría más”.