La Ley de Igualdad entró en vigor en el año 2007. | ISTOCK

Ley de Igualdad tras 10 años: ¿Suspenso o aprobado raspado?

Un cierto fracaso acompañan a esta primera década de la entrada en vigor de una normativa que nos situó a la vanguardia en igualdad pero que, por falta de apoyo y de recursos, en muchos casos se ha quedado en una cortina de humo.

Paka Díaz | Woman.es
 

Ya han pasado diez años de la entrada en vigor de la Ley de Igualdad entre mujeres y hombres, una normativa que hizo avanzar a nuestro país a un ritmo nunca visto situándonos en la vanguardia de la igualdad de género en todo el mundo. Esta ley, que se consideró pionera en muchos aspectos, también una de las más criticadas por los detractores del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y por los sectores más conservadores de la sociedad. Sin embargo, lo cierto es que sembró la esperanza y había incluso quien pensaba que podría ser el primer paso para acabar con lacra de la violencia de género o la desiguadad salarial. Pero no ha sido así ya que la falta de voluntad política y, sobre todo, la falta de recursos, cada año con mas recortes, la han desvirtuado hasta dejarla en algunos aspectos en papel de borrajas. Una década después de su entrada en vigor, lamentablemente solo se puede constatar que la desigualdad incluso ha aumentado en algunos de los campos, lo que ha hecho que España retroceda en cuando a igualdad de género en el Gender Gap 2016 del Foro Económico Mundial. Del puesto 11 que llegamos a ocupar hace diez años, hoy nos encontramos en el 29, con una caída progresiva de la que no nos recuperamos.

ISTOCK

Si Zapatero se vanagloriaba de que con su implementación dábamos paso definitivo hacia una sociedad distinta, lo cierto es que la Ley Orgánica de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres que salió publicada en el Boletín Oficial del Estado el 22 de marzo de 2007 pronto sufriría el primero de sus males: la crisis económica que sacudió el mundo a partir de 2008. Justo ese año, Zapatero ganaría su último mandato. Después el gobierno de Rajoy se encontró con un país sumido en una profunda crisis económica, una excusa perfecta para dejar de invertir en Igualdad. Los sindicatos de UGT y CCOO han han denunciado recientemente el déficit en el desarrollo de la Ley de Medidas de Protección contra la Violencia de Género y los recortes en materia de igualdad. "Los recortes continuos en las políticas de igualdad del Gobierno del Partido Popular ponen trabas a la prioridad, que debe ser alcanzar un Pacto de Estado contra la violencia de género y toda forma de violencia contra las mujeres”, denunció el secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández Lanero, quien además señaló que "la violencia contra las mujeres en el lugar de trabajo sigue siendo una grave y significativa violación de los derechos humanos". Como señaló en la reciente jornada ‘Abogacía en Igualdad’ Octavio Salazar, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba, “la mejor ley de Igualdad es la ley de presupuestos” y, en España, las ayudas a cada vez son menores en este sector. Por ello, pese al avance que leyes como la de Igualdad o la de Matrimonio Igualitario supusieron, la crisis económica ha afectado negativamente por los recortes que se han producido en política social a la igualdad de nuestra sociedad. En esas mismas jornadas, Francisco Camas, sociólogo de Metroscopia, afirmó que “la igualdad ha dejado de estar en la agenda política”. ¿Es cierto? Hagamos un repaso de los principales puntos que quería cambiar y mejorar la Ley de Igualdad allá por 2007.

ISTOCK

1. Permisos para padres y madres. El permiso de paternidad era de tan solo dos días en 2007. Hoy, esta es una de las medidas que, aunque ha tardado lo suyo, se puede celebrar: aunque ha tardado: el permiso de paternidad de 30 días que debía haber entrado en vigor el 1 de enero de 2011 se fue posponiendo hasta enero de este año. Sin embargo, las estadísticas señalan que las mujeres dedican más del doble de tiempo a las tareas del hogar. Una situación que el Gobierno no parece muy proclive a cambiar esta situación ya que rechazó una proposición de ley de Unidos Podemos-En Comú que hizo suya la propuesta de la PPiNA para equiparar los permisos, lo que implica su ampliación de las 16 semanas que tiene la madre, como permisos intransferibles y pagados al 100% para ambos progenitores. El PP alegó que supondría una elevación del gasto no asumible con el Ejecutivo.

2. Conciliación en Igualdad. El número de hombres que pide una excedencia para el cuidado de sus hijos aumentó un 3%, pero sigue siendo una cifra muy pequeña. Casi la totalidad de las excedencias para el cuidado de los hijos las solicitan las mujeres (93,3%), igual que la parte transferible de la baja por nacimiento (97,9%). Sin embargo hay otro dato positivo: El número de padres que se acoge el permiso de paternidad supera ya el 50%.

3. Acabar con la brecha salarial. No solo no se ha conseguido, sino que es una de las mayores vergüenzas puesto que ha aumentado. La brecha salarial entre hombres y mujeres ha subido hasta alcanzar el 30%: las españolas deberían trabajar 109 días más para alcanzar el sueldo de los hombres.

4. Disminuir el desempleo femenino. Otro de los grandes fracasos que ponen en evidencia la falta de medidas efectivas. Solo en el último trimestre de este año, la destrucción de empleo ha alcanzado a 46.500 mujeres frente a 23.400 hombres. La tasa de paro femenina ha crecido 25 centésimas y se sitúa en el 20,51%, mientras que la masculina permanece igual, en un 17,22%.

5. Presencia femenina en el Ibex 35. En las grandes empresas el objetivo era alcanzar a un 40% de mujeres. Lo cierto es que solo se ha llegado apenas al 20%, y nada más que un 11% en los cargos de dirección. Las mujeres representan menos del 20% en los consejos de administración de empresas del Ibex35. Además, ojo porque la incorporación de mujeres a los Consejos del Ibex crece al ritmo más bajo en una década según el V Informe 'Mujeres en los Consejos de Administración de las compañías del Ibex-35' elaborado por el IESE Business School y Atrevia España.

6. Planes de Igualdad en las empresas. Las empresas con más de 250 trabajadores estaban obligadas por la ley a poner en marcha planes de igualdad. Sin embargo, el 74% de las empresas españolas no cumple con la ley de igualdad, El 74% de las empresas españolas no cumple la Ley de Igualdad, según un estudio del Grupo CESCE sobre 'Presencia de las mujeres en la empresa española', que constata que los porcentajes no mejoran tras 10 años de entrada en vigor de la Ley de Igualdad. Además, desde el pasado 27 de enero, el Gobierno dejó de financiar los planes de igualdad destinados a las pequeñas y medianas empresas, las pymes, que suponen la mayoría del tejido empresarial español. En enero de este se año se metió el tajo a uno de los artículos de la ley de igualdad de 2007, el número 49, que señala que el Gobierno establecerá medidas de fomento, especialmente dirigidas a las pequeñas y las medianas empresas, que incluirán el apoyo técnico necesario para impulsar los planes de igualdad. Así, el Instituto de la Mujer se ha visto privado de todas las ayudas para impulsar estas medidas.

ISTOCK

7. Visibilidad en los cargos de dirección: En los consejos de administración hemos pasado de un 3% en el 2007 a más de un 25% en la actualidad, mientras que el número de mujeres catedráticas se ha multiplicado casi por tres, aunque solo 3 de las 50 universidades de titularidad pública solo hay mujeres rectoras.

8. Violencia de género, la gran lacra. En la pasada década, más de 600 mujeres han sido asesinadas, el 26% de ellas había presentado antes una denuncia por maltrato. En 2016, el 36% de víctimas mortales de violencia de género había denunciado. Todo ello indica un fallo tremendo y mortal en el sistema de protección. Además, en estos diez años de lucha ha habido más 400.000 víctimas bajo vigilancia policial. El 016 ha recibido más de 650.000 llamadas,15 denuncias por violencia de género cada hora. Según una encuesta del CIS, unas 600.000 mujeres padecen maltrato en España pero se denuncian menos de 200.000 casos al año y se condenan en torno a 20.000. Y si en 2011 el 72,5% las mujeres había conseguido salir de la violencia de género, en 2015 fue un 77,6%. El reto ahora es alcanzar un Pacto de Estado, algo que la sociedad reclama con urgencia y que a tenor de las cifras que se manejan debería de ser un tema prioritario para el Ejecutivo.

9. Igualdad política. Según datos del Instituto de la Mujer, aunque hoy hay menos ministras que en 2007 y todavía no hemos tenido una presidenta del Gobierno, se ha incrementado del 36% al 39,4% el porcentaje de diputadas (un 45% en las autonómicas) y hay cuatro presidentas autonómicas de 17, lo que supone un 21% frente al 19% de las alcaldesas españolas mujeres. La paridad, de momento, sigue sin ser una realidad.