Kate Upton, fotografiada en las calles de Nueva York en diciembre de 2019. | TheImageDirect.com / GTRES

Kate Upton se sincera y admite que llegó a odiar su cuerpo

La actriz y modelo de 27 años cuenta su verdad sobre el 'body positive".

Clara Hernández | Woman.es

Seguramente, a mucha gente le sorprende el hecho de que una modelo no solo no se sienta orgullosa de su imagen, sino que dude de esta e, incluso, le pueda avergonzar. Sin embargo, el número de casos de profesionales del sector que han confesado haber sufrido inseguridades con su cuerpo es numeroso, probablemente alentado por la importancia que se otorga al físico en su trabajo y a una autocrítica excesiva. 

 Sea por la razón que sea, modelos como Karolina Kurkova han confesado cómo comenzaron a ejercer rodeadas de los insultos y burlas de sus compañeros de clase (a la también actriz la llamaban "larguirucha" y no la consideraban ni mucho menos "una persona bella"). Y algunos ángeles de Victorias' Secret aparentemente perfectos, como Elsa Hosk, han contado sus problemas para aceptar determinadas partes de su cuerpo (ella no se sentía a gusto con su trasero).

- Camila Cabello especifica qué es una mujer con un físico "normal"

- Chiara Ferragni comparte la foto de su embarazo que no había enseñado por 'body shaming'.

Ahora ha sido la espectacular Kate Upton, que también ha desfilado para Victoria's Secret y en 2014 fue declarada la mujer más sexy del planeta por la revista People, quien se ha sincerado y ha relatado los periodos más difíciles que ha atravesado. En una entrevista, la estadounidense afirma que su salto a la fama, tras aparecer en el especial de verano y bikinis de Sports Illustrated cuando tenía 19 años, no fue demasiado agradable.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kate Upton (@kateupton) el

"No fue maravilloso. Mucha de la atención era negativa e incluso la positiva era bastante desagradable", ha admitido al medio digital Smimm’d from the couch, donde indica que los comentarios que generó su físico la colocaron en un "estado emocional negativo". 

La modelo recordó el debate que se generó en torno a su peso y si estaba gorda o no lo estaba, algo que mermó su seguridad y le hizo sentirse en un "lugar muy oscuro". 

A pesar de tener a su familia cerca, en aquel momento no pudo abrirse a ella. "Me odiaba a mí misma (...) Me preguntaba por qué me exponía así a las críticas", continúa sobre ese periodo en el que se sintió "realmente asustada". 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🙆🏼‍♀️

Una publicación compartida de Kate Upton (@kateupton) el

"Todo el mundo a mi alrededor decía "ohh" o "ahh" y hacía fotos en secreto de mí, y era como: "Pero te encanta esta atención, ¿no?". 

También hace referencia a una 'pool party' que se celebró entonces. "Fue la última. No volvería a ir en ningún tipo de bikini delante de la gente porque era demasiado abrumador". 

Kate Upton, de Oscar en una de las fiestas posteriores a la gala de la Academia de Cine de Hollywood 2018. | Dia Dipasupil / GETTY

El fitness, al que se dirigió, fue una gran ayuda para ella, no como herramienta para perder peso, sino para ayudarla a estar más saludable y hacerle sentirse "más fuerte y mejor" consigo misma.

Fruto de aquello surgió la campaña en redes de #ShareStrong, un espacio donde cualquiera podía participar, apoyando a los demás y que pretende irradiar positivismo. 

El aprendizaje de Kate Upton ha permitido que la joven siga desempeñando su trabajo, con más fuerza y menos miedos. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“Their concept of beauty is manufactured I am not” - @rupikaur_ ✨

Una publicación compartida de Kate Upton (@kateupton) el

Después de aquello, Kate Upton ha repetido como protagonista de distintas publicaciones, entre ellos Sports Illustrated, donde ha posado hasta en tres ocasiones bellísima y, la última vez, con un corsé de baño espectacular y artístico. 

Relacionados