GTRES

El inspirador mensaje de Serena Williams en el que cualquier madre trabajadora se reconocerá

La tenista ha demostrado es una superheroína con la raqueta pero también una mujer "estresada y agotada".

Woman.es

Una de las cosas positivas que tienen las redes sociales es que han permitido estrechar la abismal distancia que separaba a las celebrities de las personas corrientes, anónimas. Los lazos se han estrechado al menos en lo que a la comunicación se refiere, y las seguidores pueden conocer mucho mejor a sus referentes, siempre y cuando estos se presten a mostrarse en público y mojarse, algo que cada vez hacen más caras conocidas.

Ahí tenemos los ejemplos recientes de Cara Delevingne o Millie Bobby Brown, una poniendo en su sitio a Justin Bieber y la otra confesando lo dura que es la industria audiovisual y todo lo que la rodea para alguien tan joven como ella, sobre todo la exposición pública. Y también son muchas las que no dudan en compartir sus experiencias en otros temas personales delicados como la maternidad, cuyas confesiones están ayudando a dar visibilidad a algo que ha sido un tabú durante demasiado tiempo.

Kate Middleton, Patry MonteroHelen Lindes, Sara Sálamo o Katie Holmes han sido algunos de los nombres propios que se han sincerado al respecto y que incluso han mostrado las consecuencias físicas que tiene ser madre, y la última en sumarse a la lista ha sido Serena Williams, que ha escrito una sincera reflexión sobre lo difícil que es conciliar su maternidad con el deporte profesional y lo mucho que empatiza con todas las madres trabajadoras. 

"No estoy segura de quién tomó esta foto, pero trabajar y ser madre no es fácil. A menudo estoy agotada, estresada, y luego voy a jugar un partido de tenis profesional. Seguimos adelante. Estoy muy orgullosa por las mujeres que lo hacen día tras día e inspirada por ellas. Estoy orgullosa de ser la mamá de este bebé", han sido las bonitas palabras que la tenista ha escrito en la leyenda de una publicación en Instagram en la que aparece junto a su pequeña, Alexis Ohanian. 

La realidad objetiva es que Serena ha bajado su rendimiento deportivo desde que fue madre en el 2017 si lo medimos en títulos, pero es una auténtica heroicidad que se mantenga en el primer escalón de la élite de su deporte teniendo en cuenta que, además de ser madre -hay muy pocas tenistas en activo que lo son, Victoria Azarenka es una de ellas- es ya toda una veterana en su profesión puesto que tiene 38 años, todo un hito dentro del mundo de la raqueta femenina, donde muchas competidoras de élite se retiran incluso antes de cumplir los 30 -véase Anna Kournikova, por citar un ejemplo conocido incluso por aquellas personas que no siguen el tenis-. 

Mensajes como el de Serena humanizan a las estrellas como ella y a buen seguro inspiran a muchas madres trabajadores que se sienten identificadas con sus palabras con independencia de la profesión a la que se dediquen a nivel profesional. 

Relacionados