Imagen de Cibeles y la Puerta de Alcalá durante la manifestación del 8 de marzo. | GSR / GTRES

#8M: No fue una huelga, fue una revolución

Los medios nacionales e internacionales hablan de una movilización "sin precedentes". 

Clara Hernández | Woman.es

Histórica. Sin precedentes. Así han descrito los medios nacionales e internacionales la huelga, los paros y los actos convocados en España por el Día de la Mujer, dejando ristras de cifras que no coinciden en todos los casos (como suele suceder) pero que, de todas formas, arrojan dígitos que hablan de éxito y un mensaje que para las asociaciones integrantes se puede resumir en "unión".

Más de cinco millones de personas siguieron la huelga de 24 horas propuesta por el Movimiento Feminista y algunos sindicatos, según estos últimos. También las manifestaciones que se organizaron por las tardes en numerosos municipios reunieron a miles de mujeres trabajadoras, estudiantes, desempleadas, madres, no madres... en un ambiente de fiesta en la que se escucharon cánticos de todos los tipos ("No quiero tu piropo, quiero tu respeto", "Luego diréis / que somos cinco o seis"), tamborradas, discotecas improvisadas y algunos apretujones en algunos puntos de la marcha (los que acudieron al punto de partida de la manifestación de Madrid, en Atocha, permanecieron unas horas 'atrapados' en la glorieta por la gran cantidad de gente que había acudido allí). 

Pero las marchas no se limitaron a las grandes ciudades: desde cualquiera de las capitales de provincia a los pequeños municipios con mujeres a las que les era difícil desplazarse a una de las principales ciudades que habían anunciado manifestaciones y querían expresar su apoyo, tuvieron sus propios actos. "MI hermana lo ha organizado en su pueblo, Socuéllanos", explicaba una mujer en un acto en Madrid refiriéndose a un municipio de Ciudad Real de unos 12.000 habitantes.

Las fotos muestran calles (la Gran Vía de Madrid o el Passeig de Gràcia de Barcelona, por ejemplo) abarrotadas de gente. Sin embargo, las cifras facilitadas por la Delegación del Gobierno no resultan impactantes (170.000 en Madrid, según la Delegación del Gobierno, y 200.000 en Barcelona, según la Guardia Urbana). Los sindicatos ponen estos dígitos del revés y los elevan a un millón en Madrid, y entre 350.000 y 600.000 las de la ciudad condal. 

Los medios han destacado unas vías "desbordadas" por mujeres que han hecho oír su voz contra la violencia de género, la discriminación laboral, la brecha salarial o, en resumidas cuentas, la igualdad. El clamor ha llegado hasta la prensa, radio y cadenas internacionales, donde, por ejemplo, los británicos The Guardian o The BBC, incluso la cadena americana RT, han dedicado artículos a las movilizaciones españolas.

Si los actos del Día de la Mujer en España han cobrado una especial relevancia este 2018, la revolución ha seguido en las redes, donde miles de tuits han retratado una jornada llena de eslóganes, emoción y, también, debate (digital). 

¿Qué te parece? ¿Crees que es necesario reivindicar un día como el de la mujer? ¿Cuál crees que es la forma más apropiada?