La nueva foto viral del príncipe Harry y Meghan Markle, embarazada y con el pequeño Archie en brazos. | @misanharriman / INSTAGRAM

Es hora de cambiar la forma que tenemos de hablar de (y a las) embarazadas y ya hay un glosario para ello

¿'Madre añosa'? ¿Embarazo geriátrico? Sí, estos términos que se refieren al embarazo y a las embarazadas existen y estarás de acuerdo en que hay que cambiarlos ya. 

 

Clara Hernández

El término con el que los muchos ginecólogos se referirían a Paula Echavarría, que acaba de dar a luz a su hijo, Miguel (y con el que nombran, por lo general, a cualquier mujer que, como ella, tiene descendencia después de haber cumplido los 35 años) es el de "madre añosa" (o "primípara añosa", en los casos en los que se trata del primer hijo). Y la prensa británica no hay dudado en catalogar el segundo embarazo de Meghan Markle, que tiene 39 años, como ya hizo con el primero en 2018, como "embarazo geriátrico". Términos todos ellos que se siguen utilizando hoy en día en distintos entornos, incluso más allá del médico, pese a las protestas que señalan su "tono insultante" contra las madres. Y, además, que van perdiendo sentido al tratar de denominar situaciones excepcionales cuando, en realidad, ser madre después de los 35 es, prácticamente, lo normal (actualmente, la media de edad en España para ser madre por primera vez ronda los 31 años).

Pero junto a estas expresiones, hay muchas más que están obsoletas -y, si no, deberían estarlo- por sus connotaciones negativas y juicios fuera de lugar. Precisamente, esta es la cuestión que ha elevado la modelo y empresaria Chrissy Teigen, madre de dos hijos, única celebridad a la que sigue Joe Biden y habitual portadora de mensajes 'woman power' y 'body positve' (a ella le debemos esas fotografías en las que lucía estrías postparto con valentía). Su queja ha logrado, además, vertebrar un proyecto de 'activismo lingüístico'  que viene muy al caso: un glosario de maternidad y fertilidad que se ha creado en colaboración con la App de Peanut, que además se está moviendo entre médicos, clínicas, clases y cursos, y que tiene como fin cambiar la forma que tenemos de hablar a mujeres embarazadas y sobre ellas. 

Aunque la lista de términos a erradicar y las alternativas que son facilitadas en Peanuts aparecen en inglés, lengua de Chrissy Teigen, no cuesta mucho imaginarse qué significan y cuál sería su traducción al español. Es más, muchos de ellos también están (desgraciadamente) presentes en nuestro idioma y con las mismas connotaciones negativas, lo que hace que sea fácil sentirnos identificadas por el llamamiento de esta aplicación, que invita a una "#RenamingRevolution" ('Revolución de renombrar').

¿Y qué términos son esos que siempre hablan en femenino, porque siempre califican a mujeres? Aquí hay una selección de 10 que también existen en español y que, seguro, te son familiares:

'Biological clock (o RELOJ BIOLÓGICO')
Detestamos este término solo destinado a receptoras femeninas y que sirve para recordarnos —en clave taladro o alentador de culpas con tic-toc— la duración de la fertilidad femenina. Una especie de fecha de caducidad que se nos cuelga en la espalda y a la que parece que tenemos que enfrentarnos o someternos. 

'Birth defect' (o DEFECTO DE NACIMIENTO)
Estamos hartos de defectos y anomalías. ¡Queremos hablar de diferencias, como propone Chrissie!

'Geriatric mother' (o 'MADRE AÑOSA')
Se denomina así (y con muy mal gusto, ha que decir, a mujeres que son madres una vez cumplidos los 35 años. Ya te hemos hablado de su alternativa en inglés. En español, ¿por qué no utilizar la edad directamente, como los angloparlantes? 'Madre de 35' sería perfecto. 

'Geriatric pregnancy' (o 'EMBARAZO GERIÁTRICO')
Hace alusión a las embarazadas mayores de 35 años. La alternativa que proponen a esta expresión, que hace pensar en edades muy superiores a la de 35, es la de 'Maternidad a los 35' o 'maternidad por encima de los 35'. Así, tal cual. ¿A que queda claro?

 'Hostile uterus' (o 'ÚTERO HOSTIL')
El adjetivo hostil no es, precisamente, tranquilizador. En cuanto al útero hostil, que también existe en español, hace alusión a una reacción adversa del útero al proceso de fecundación que hace que las mujeres que lo tienen presenten más dificultades para quedarse embazadas. El glosario propone, en su lugar, 'intervenciones de implantación del revestimiento uterino'.

'Incompetent cervix' (o 'INCOMPETENCIA CERVICAL')
Tiene que ver con el también mal llamado 'Cuello uterino incompetente'. Sucede cuando el tejido cervical es débil causando un parto prematuro o pérdida del embarazo. De nuevo, en lugar de tachar de 'incompetente' a nuestro cuello uterino, se sugiere utilizar la expresión 'dilatación cervical temprana'. 

'Incompetent uterus' (o ÚTERO INCOMPETENTE')
El cuello uterino es "incompetente" (sic) cuando el tejido cervical es débil demasiado temprano en el embarazo, lo que puede provocar un aborto espontáneo o un nacimiento prematuro (aunque hay tratamientos para prevenirlo). De cualquier forma, ¿era necesario insultar a nuestro útero para aludir a sus síntomas?

'Infertile' o 'INFÉRTIL'
El glosario huye de este término y de la esterilidad femenina (cuando la mujer no pude quedarse embarazada), y prefiere hablar de ´técnicas reproductivas', 'operaciones reproductivas' o 'retos reproductivos'. 

'Lazy  uterus' o 'ÚTERO PEREZOSO'
Más increpaciones a nuestro útero.  El término clínico del útero perezoso, que por otra parte es muy impreciso, es atonía uterina y hace mención a cuando el útero se contrae después del nacimiento del bebé que puede tener como consecuencia un sangrado excesivo tras el parto (y que se puede prevenir con medidas adecuadas). Peanut apuesta por el término oficial pero añadiendo la palabra 'desafíos': 'Desafíos de la atonía uterina'. 

'Natural birth' o 'PARTO NATURAL'
Por qué hablar de parto natural cuando en realidad queremos decir vaginal. ¿Es que acaso los partos que necesitan una cesárea pertenecen a otra categoría, peor y artificial?Llamemos a las cosas por su nombre: parto vaginal o parto con cirugía.