Woman Business, el podcast de la revista Woman.  | Jorge Arévalo

Podcast Woman Business. Alicia Asin. Cofundadora y CEO de LIbelium: ¿Nos escuchan los móviles?

Nuestra invitada de hoy es mujermilenial y poderosa. Pertenece a esa generación llamada  a cambiar el mundo. Encaja en ese perfil creativo, global, autodidacta y multitarea que parece no tener límites y de los que esperamos  la construcción de una sociedad mejor y más igualitaria para todos.

Woman.es

Escucha"Alicia Asín, Libelium: ¡Cuidado, los móviles nos escuchan!" en Spreaker.

Alicia es ingeniera informática, experta en Inteligencia Artificial y Big Data. Libelium, la start up que cofundó en Zaragoza, está presente en 140 países. Acumula todo tipo de premios, nacionales y europeos que reconocen su espíritu emprendedor.

Ella se ve a sí misma como una representante de una generación que ha roto con el paradigma de la seguridad que habían abrazado generaciones anteriores, y apuestan por el riesgo. Con 24 años y sin haber terminado la carrera se metió de cabeza a fundar Libelium, una empresa dedicada a diseñar dispositivos para el Internet de las cosas.

Alicia define el Internet de las Cosas como la unión entre el mundo físico y digital: “conseguir que las cosas hablen con Internet y sean más inteligentes”, por ejemplo para saber si una plaza de parking está ocupada o no, o para conseguir que un sistema de riesgo no siga funcionando los días de lluvia.

Como buena experta en datos, Alicia se define como una gran defensora de la privacidad y reconoce que la tecnología va mucho más rápido que las regulaciones sobre su uso. Tenemos más miedo a los peligros del teléfono móvil que a los de una televisión inteligente, un dispositivo al que le damos más espacio confianza para invadir nuestra privacidad. “Si nos leyéramos los ‘disclaimers’ y las recomendaciones de uso de una smart tv nos sorprenderíamos y no diríamos ni una palabra frente a la tele”, avisa.

¿Es o no una  leyenda urbana que los móviles nos escuchan?

Dale al play si quieres saber la verdad y nada más que la verdad.