La futbolista Megan Rapinoe, capitana de la selección femeina de fútbol de EE UU.  | JOHN ANGELILLO / GTRES

Esta es la frase de la capitana de la selección femenina de fútbol de EE UU de la que todos hablan

Megan Rapinoe se ha convertido en una celebridad con sus victorias y sus tajantes y emotivos discursos. 

Clara Hernández | Woman.es

La selección femenina de fútbol de EE UU hizo este mes historia (de nuevo) cuando se impuso a Holanda y obtuvo su cuarta Copa Mundial.  Pero si hay un nombre que sobrevuela esa hazaña y, sobre todo, tienes que recordar porque no hay medio que no hable o vaya a hablar de ella estos días, es el de la cocapitana del equipo, Megan Rapinoe, capaz, además de ser una de las máximas goleadoras de su país y una jugadora clave en el campo, portar un discurso firme, emocionante e inclusivo.

Las palabras con las que ha celebrado la copa a su llegada a su país, junto a sus compañeras, han fascinado a muchos por su entusiasmo y mensaje de empoderamiento. 

La estadounidense ha aprovechado el micrófono para presentarse como "algo más" que jugadoras de fútbol, y referirse a los congregados como "algo más que hinchas de la selección". Y les hizo "una petición": "Tenemos que ser mejores. Amar más y odiar menos (...) Tenemos que saber que es la responsabilidad de todos y cada uno de los que estamos aquí hacer este mundo un lugar mejor", indicó antes de resumir su lema: "Sé más, sé mejor, sé más grande de lo que has sido hasta ahora"

 

Asimismo, señaló a su equipo como el ejemplo de lo que ocurre si decidimos seguir ese consejo y nos esforzamos por mejorar (vamos, alcanzar metas que podrían parecer, a priori, inalcanzables". 

Pero la frase más repetida del discurso, al comienzo de la grabación de arriba, ha sido otra: la que se refería a la diversidad de las jugadoras y apelaba al carácter inclusivo del equipo y de la sociedad:  "No hay nada a lo que este equipo no pueda hacer frente. Mira, hacemos bromas, celebramos; tenemos el pelo rosa, pelo púrpura; tenemos tatuajes, rastas... Tenemos mujeres blancas, negras y todos los colores entre esos dos. Hay heterosexuales, homosexuales... No podría estar más orgullosa de ser cocapitana con Carli (Lloyd) y Alex (Morgan) de este equipo", ha afirmado entre vítores. 

También ha habido espacio para el humor y la ironía: "No hay otro lugar mejor en el que quisiera estar, ni siquiera en la carrera presidencial. Estoy ocupada, lo siento", ha bromeado. 

Sin duda, la política no parece estar tan alejada de esta californiana que ha echado un pulso a Donald Trump no solo con palabras, sino con actos y junto a sus compañeras, que decidieron no visitar la casa presidencial a su vuelta a Estados Unidos con la copa, como se hace en estas ocasiones. Días antes, Megan había acusado al presidente de Estados Unidos de hacer un discurso que excluía a gente en la sociedad como ella. 

Megan se ha declarado abiertamente lesbiana en numerosas ocasiones. 

Relacionados