De izquierda a derecha, Laura Marcotrigiano, Junior Project Manager de 3D Factory Incubator; Nuria Martin, Iberia Chief Financial Officer de DB Schenker; Tania Marín, conductora de autobús de TMB (Transports Metropolitans de Barcelona) y Alicia Sánchez, técnica de Medioambiente de COVESTRO. | FLAMINIA PELAZZI

Mujeres Francas

Hablamos con cuatro trabajadoras de empresas del polígono de la zona franca sobre cómo romper estereotipos sociales. No hay límites ni barreras que se interpongan para alcanzar metas.

Myriam Serrano | Woman.es

Conductora de autobús, directora financiera, técnica medioambiental y directora de proyectos son las profesiones de las protagonistas del segundo debate entre Woman y Consorci Zona Franca, unos encuentros que arrancaron con las reflexiones de mujeres directivas. Con su lema #jotambésócFranca, esta centenaria administración pública del Gobierno de España está dando a conocer el trabajo de muchas mujeres en empresas del sector logístico, tradicional y mayoritariamente dominado por hombres. Sobre la mesa, esta vez, la importancia de romper con estereotipos sociales y culturales para luchar en favor de la igualdad y la equiparación laboral.

De izda, a dcha., Nuria Martin (de espaldas), Iberia Chief Financial Officer de DB Schenker; Alicia Sánchez, técnica de Medioambiente de COVESTRO; Tania Marín, conductora de autobús de TMB (Transports Metropolitans de Barcelona), Laura Marcotrigiano, Junior Project Manager de 3D Factory Incubator, y Myriam Serrano, redactora jefa de la revista, en el 2º debate entre Woman y Consorci de la Zona Franca. | FLAMINIA PELAZZI

Si te ven, existes

Visibilizar es la mejor herramienta para concienciar y perpetuar, según estas cuatro mujeres curtidas en trabajos aún minoritarios entre mujeres. Son conscientes de que están contribuyendo a normalizar el acceso a puestos en cualquier sector. «Llevo 20 años en una empresa alemana donde la igualdad es un principio básico en su código de conducta. Nunca me he sentido discriminada, todo lo contrario, prima el respeto profesional. Desde el minuto uno hice mío el lema de la empresa, "push the limits", ultrapasa los límites, y lidero equipos mixtos de profesionales a los que intento ayudar a crecer con independencia de que sean hombres o mujeres para que lleguen a donde quieran», explica una siempre sonriente Nuria Martin, al frente de las finanzas de España y Portugal en DB Schenker. 

A Tania Marín, de TMB, le gusta que niños y niñas se sorprendan cada mañana al verla al mando de su autobús o que algunos turistas le pidan hacerle una foto. «Eso significa que las cosas van bien, lentas pero bien. Es muy importante nuestra visibilidad para que vengan otras detrás. El otro día una chica argentina me hizo una foto para enseñársela a una amiga de su país que no se creía que una mujer conducía un bus... lo mismo me ocurre con japoneses, chinos... Así, poco a poco, se verán más en todo el mundo. En mi empresa las pruebas y los salarios son iguales para todos. Tengo el apoyo de todos mis compañeros; en cambio, desde fuera a veces aguanto algún que otro comentario. Y lo peor es que viene de nuestra generación, no de la anterior, que podría tener más prejuicios.» A Nuria también le gusta ver a niñas y niños en su empresa, «en las jornadas abiertas en las que van a ver a mamá y a papá desempeñando los mismos trabajos, por ejemplo con una carretilla o un camión, sin distinción. Igual que deben ver lo mismo en casa. Es una forma de romper patrones y normalizar situaciones». Laura Marcotrigiano, junior project manager de 3D Factory Incubator, recuerda que, pese a su juventud, de niña jugaba «con muñecas Barbie que solo eran bailarinas, princesas o enfermeras... y me alegra ver que hoy hay científicas, astronautas o ejecutivas. Cosas así ayudan a romper estereotipos. Por suerte, yo también jugaba a pelota y leía libros. La familia es la base donde se produce el correcto aprendizaje».

Está de acuerdo Alicia Sánchez, técnica medioambiental de COVESTRO: «Entre otras cosas, yo llevo una carretilla y cargo camiones, me resulta muy gratificante ver que pongo mi granito de arena para cuidar del medio ambiente... Inculco a mi hija mis valores, pero también la educan sus abuelos, por eso hay que hablar con ellos para que transmitan la misma educación a los hijos.» A veces, el cuestionamiento o la presión viene de las propias mujeres: «Ningún compañero me ha preguntado por qué no tengo hijos, pero las mujeres siempre, ¿por qué? es una decisión individual», asegura Nuria. «Por suerte, para las nuevas generaciones ya han caducado muchos roles. Yo vengo de un matriarcado en el ambiente rural y a mí ya me educaron en el cambio: eres una persona y tienes que trabajar. La vida da muchas vueltas y da igual si quieres estar sola o tener familia, tienes que sobrevivir por ti misma.»

Tania Marín, conductora de autobús de TMB y Laura Marcotrigiano, Junior Project Manager de 3D Factory Incubator. | FLAMINIA PELAZZI

Fuerza mental y física

Tras superar las mismas pruebas que los hombres para optar a sus puestos laborales, todas ellas coinciden: «La fuerza mental es más importante que la física.» «Se ha comprobado que en algunas situaciones, incluso físicas, como levantar pesos, es fundamental la fortaleza mental, que te empuja a sobrepasar esa situación», explica Nuria. «En enfermedades críticas o crónicas, la fuerza mental es la que a veces nos ayuda a superarlo. Y eso no está vinculado al género, sino a la persona, y es lo que nos facilita romper barreras.»

 

-->