La jugadora de fútbol australiano Tayla Harris en la fotografía que generó comentarios sexistas y machistas en redes sociales que ella ha denunciado públicamente. | Instagram

El caso de la jugadora australiana de fútbol que pone en evidencia la cara más machista del deporte

Ha intervenido incluso el primer ministro del país oceánico. 

Woman.es

En los últimos días, una de  las historias virales que ha sido protagonista en Twitter a nivel mundial ha sido la de Tayla Harris, una jugadora de fútbol australiano que ha denunciado como acoso sexual los comentarios que recibió una fotografía suya en la que aparecía en posición de escorzo tras golpear el balón. 

"Esta soy yo en el trabajo... pensad en ello antes de vuestros despectivos comentarios, animales", fue el contundente comentario que la propia joven publicó en su Twitter junto a la fotografía en cuestión.

Tan graves han sido los comentarios y tanto ha impactado ha tenido el caso entre la opinión pública australiana, que incluso el primer ministro del país, Scott Morrison, ha decidido manifestarse en público sobre ello, calificando de "gusanos cobardes" a todos aquellos que lanzaron comentarios ofensivos a la deportista, que en una entrevista de radio los calificó como abuso sexual, probablemente con toda la razón del mundo, añadiendo que "no estamos hablando más de trolls, sino que lo estamos haciendo de la sociedad".

La polémica surgió en Facebook, cuando Channel Seven, una cadena de televisión del país oceánico, publicó la fotografía que suscitó un sinfín de respuestas ofensivas. Hasta tal punto llegó el asunto que la cadena lo retiró, aunque la volvió a publicar poco después con una disculpa de por medio. 

Cualquier tipo de comentario machista y sexista, que incluso puede considerarse como abuso sexual como lo catalogó la propia futbolista, está fuera de lugar absolutamente y demuestra que la sociedad todavía tiene mucho sobre lo que reflexionar y cambiar, pero encima en este caso es todavía más bochornoso teniendo en cuenta que en el fútbol australiano, un deporte que es, para entendernos, una disciplina más similar al rugby que al fútbol que nosotros conocemos como tal, el gesto de Harris es totalmente habitual, pudiéndose ver en varias ocasiones durante un mismo partido, como se puede observar en este ejemplo de un profesional de la comunicación que, como muchos otros tuiteros, denunció el caso poniendo una fotografía similar pero de un hombre junto a la de Tayla. 

Harris no va a presentar denuncia alguna, pero ha escogido una vía muy inteligente y probablemente muy efectiva al hacerse viral su caso por haberlo expuesto en público, pero sí desea que se tomen medidas para que no se repitan con tanta impunidad este tipo de comentarios en las redes sociales. Además, ha agracecido todo el apoyo recibido, que también ha sido numeroso, especialmente en Twitter. 

Relacionados

-->