Asia Argento levanta el puño en el Festival de Cannes 2018. | Vianney Le Caer / GETTY

Cannes enmudece ante Asia Argento: "En 1997 fui violada aquí"

La actriz ha señalado públicamente al culpable. 

Clara Hernández | Woman.es

Los abusos sexuales en la meca del cine mostraron la cara y tomaron titulares y discursos durante los últimos meses de 2017. Sin embargo, el goteo de testimonios de actrices que han denunciado acoso no ha cesado desde entonces porque, según se demuestra cada cierto tiempo, aún quedan historias por contar.

Aunque ya lo hizo el año pasado, la actriz italiana Asia Argento ha vuelto a elevar su voz. Lo ha hecho en el festival de Cannes y con unas palabras tan contundentes que han sobrecogido al auditorio. "En 1997 fui violada aquí en Cannes", ha dicho antes de señalar al culpable, Harvey Weinstein. 

 

#Cannes2018 ✊ la bataille des femmes continue

Una publicación compartida de asiaargento (@asiaargento) el

Ocurrió cuando la actriz tenía 21 años (hoy tiene 42): "Yo tenía 21 años. Este festival era su terreno de caza", ha continuado. "Quiero hacer una predicción: Harvey Weinstein no será bienvenido aquí nunca más. Él vivirá in desgracia, apartado por la comunidad de cine que le protegió y tapó sus crímenes".

Antes de concluir, ha hecho una advertencia: "E incluso esta noche, sentados entre nosotros, hay algunos que tienen cuentas pendientes por su conducta contra las mujeres. Ya sabéis quiénes sois (...). Pero, lo más importante, sabemos quiénes sois vosotros y no vamos a permitir que os mantengáis impunes durante más tiempo". 

Asia ha publicado sus palabras en las redes con el siguiente recado: "Diciendo la verdad al poder en Cannes ya que nadie más lo hace. Mujeres listas para la lucha. Este discurso está dirigido a todas mis hermanas. Os quiero. Estoy agradecida". 

La actriz es una de las que el pasado año alzaron su voz contra Weinstein, que por su parte siempre ha dicho que los actos sexuales fueron consensuados. Según relató Asia Argenta el pasado mes de octubre a The New Yorker, el productor la había obligado a practicar sexo oral. Ocurrió cuando ella se encontraba en Cannes promocionando 'B. Monkey', una película que distribuía Miramax, la compañía que Weinstein había fundado con su hermano Bob.

No lo denunció entonces, contó, por miedo a que Harvey destrozara su carrera. "Ya sabía que se la había destrozado antes a otras personas", explicó, "por eso esta historia no salió a la luz". 

 Asia Argento, junto a Ava Duvernay, en un momento del discurso.  | Vianney Le Caer / GETTY

Las declaraciones de la actriz muestran uno de los 'modus operandi' típicos de Weinstein: la actriz fue invitada a una fiesta cerca del hotel. Cuando llegó se dio cuenta de que no había fiesta, sino solo Weinstein esperándola en la habitación del hotel. Al principio, él elogió su trabajo. Después, salió de la habitación para volver poco después con un bote de crema y pedirle que le diera un masaje, durante el cual aprovechó para "subirle la falda, separarle las piernas y practicarle sexo oral pese a que ella le pidió varias veces que parara".

// Outbrain