Meryl Streep, durante una de las ediciones del Festival Internacional de Cine de Roma.  | Elisabetta Villa / GETTY

Una campaña de carteles acusa a Meryl Streep de ser cómplice de Weinstein

"Lo sabía", indica un cartel en la que aparece una foto de la actriz con los ojos vendados y junto a Weinstein.

Clara Hernández | Woman.es

El caso de Harvey Weinstein sigue creciendo y adoptando nuevos giros y aristas. Además de desencadenar en Hollywood un diluvio de acusaciones públicas contra nombres relevantes del sector, ha dejado polémicas (con un desafortunado Matt Damon a la cabeza), ataques personales entre actores y, ahora, una campaña contra Meryl Streep.

El rostro de la actriz protagoniza, junto a Weinstein, un cartel que ha aparecido pegado por las calles de Los Ángeles.  En él, se ve a la actriz con una especie de venda sobre los ojos en la que se puede leer "lo sabía". De esta manera, se acusa a la intérprete de conocer los abusos que el productor cometió durante décadas contra distintas actrices, y de mirar para otro lado. Es decir, de ser cómplice de lo ocurrido con su silencio. 

Todavía se desconoce quien es el responsable de los pósteres que, antes de desaparecer poco a poco, han generado sorpresa y muchas reacciones  en las redes,. tanto en contra como a favor.

La actriz que dio vida a 'Miranda Priestly' de 'El diablo se viste de Prada' ha tenido en los últimos días otro disgusto en lo referente al caso Weinstein. Se trata de un encontronazo con Rose McGowan, la actriz que denunció por primera vez al productor y que ha sido reconocida como 'La persona del año' por la revista 'Time' precisamente por eso, por romper el silencio. Rose acusó a Meryl de hipocresía y cobardía.

 

BREATHE FIRE SPEAK TRUTH

Una publicación compartida de Rose McGowan (@rosemcgowan) el

"Actrices como Meryl Streep, que trabajaron felizmente para el monstruo-cerdo, se vestirán de negro en los @goldenglobes en una protesta silenciosa. TU SILENCIO es el problema. Aceptarás un premio falso sin aliento y no habrá ningún cambio real. Yo desprecio tu hipocresía. Quizá todas ustedes deberían vestir Marchesa", señaló en un tuit que luego, tal vez arrepentida por su vehemencia, borró. 

Sin embargo, ya era tarde y eran muchos los usuarios que habían leído su mensaje, incluida la propia Meryl Streep, que se apresuró a responder al ataque a través de una carta abierta en el diario 'The Huffington Post' tras tratar de localizarla telefónicamente, sin resultado. 

 

💧🌫💧🌫💧 #rosearmy

Una publicación compartida de Rose McGowan (@rosemcgowan) el

"Mi silencio no era deliberado. No sabía nada", insiste después de asegurar que se sentía "herida" por las acusaciones de Rose, pero que quería que supiera que no sabía nada sobre "los crímenes de Harvey". "Ni en los 90, cuando él atacó a Rose, ni en las décadas siguientes, cuando atacó a otras mujeres", escribe Meryl. 

"No me gusta que las mujeres jóvenes sean atacadas. No sabía que esto estaba ocurriendo", insiste. También aclara que nunca fue invitada a la habitación de Harvey Weinstein".  Y que ambas representan una lucha común: 

"Siento de verdad que me vea como una adversaria porque las dos estamos, junto a todas las mujeres de la industria, enfrentadas al mismo enemigo: un statu quo que quiere por todos los medios volver a los malos días de antaño". 

En cuanto a las redes, algunos usuarios señalan cómo se normalizaron los comportamientos que ahora son denunciados y el silencio fue su mejor aliado; por otra parte, otros acusan a Rose y a la campaña de carteles de desviar la atención de lo que es realmente grave en este asunto: las agresiones sexuales.