Ana Peleteiro, medalla de bronce en Triple Salto en los Juegos Olímpicos de Tokyo. | Gtres

Ana Peleteiro, medalla de bronce en triple salto de los Juegos Olímpicos de Tokyo

La atleta gallega ha conseguido la séptima presea de la delegación española en Tokyo 2020 en una final de altísimo nivel en la que ha batido hasta en dos ocasiones el récord de España de la disciplina.

María Aguirre

La atleta gallega Ana Peleteiro ha conseguido la medalla de bronce en la final de triple salto de longitud celebrada en el estadio olímpico de Tokyo. Es la séptima medalla de la delegación española en esta edición de los Juegos Olímpicos y para lograrla, Peleteiro ha tenido que hacer la mejor competición de su vida.

Prueba del gran nivel visto en la final es que ella misma a sus 25 años ha batido el récord de España de la disciplina en dos ocasiones. Primero, en el segundo de los seis saltos de la final, donde ha alcanzado una distancia de 14,77 metros y, posteriormente, en el cuarto salto, se ha ido hasta los 14,87 metros, diez centímetros más que han sido decisivos para que deportista española subiera al podio porque en ese momento de la final iba en cuarta posición. 

Ni la jamaicana Ricketts, cuarta en la final, ni ninguna de las competidoras que iba por detrás de Ana Peleteiro ha podido superar su quinto salto en el concurso, por lo que la española ha alcanzado el que es, sin duda alguna, el mayor logro de su carrera deportiva hasta la fecha, la medalla olímpica.

Tan solo la atleta portuguesa Patricia Mamona y la mejor del mundo en la disciplina, la venezolana Yulimar Rojas, que precisamente entrena con Ana Peleteiro en España, le han superado, consiguiendo la medalla de plata y la de oro respectivamente. En el caso de Rojas, además, lo ha hecho batiendo el récord del mundo de triple salto con una distancia de 15,67 metros, una marca impresionante que ha conseguido en su último salto. 

"Sabía que podía ser un gran día pero nunca me imaginé que lo conseguiría; he soñado mucho con esto pero no sabía si sería capaz de ese salto. Por fin puedo decir que he sido medallista olímpica y no me lo puedo creer, tendré que dejar pasar unos días para digerirlo", ha dicho muy emocionada, con lágrimas en los ojos de felicidad al saber que se convertía en la tercera mujer española en conquistar una medalla en atletismo en los Juegos Olímpicos después del bronce de María Vasco en 20km marcha en Sydney y el oro de Ruth Beitia en Río 2016. 

Séptima medalla de la delegación española

La delegación española en Tokyo 2020 empieza a carburar tras unos primeros donde nuestros deportistas solo consiguieron tres medallas, entre ellas las platas de la taekwondista Adriana Cerezo y la piragüista Maialen Chorraut.

En la jornada del sábado, las buenas noticias se acumularon. Por un lado, con el primer oro de estos Juegos Olímpicos para nuestro país gracias a Fátima Gálvez y Alberto Fernández, campeones olímpicos en tiro olímpico, y por otro, con el bronce del tenista asturiano Pablo Carreño, derrotando además al número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic.

Ya el domingo, los buenos resultados del día anterior han tenido continuidad porque el gimnasta Rayderley Zapata ha cosechado la medalla de plata en la modalidad de suelo, y posteriormente ha brillado con luz propia Ana Peleteiro, que ha conseguido una medalla bronce en triple salto de longitud que tiene sabor a oro. Curiosamente, Peleteiro es la madrina de la hija de Zapata, Olympia, a cuyo nombre han hecho honor ambos al otro lado del mundo.