El amor está en el aire. | D.R.

Encontrar la pareja perfecta es fácil... si conocemos nuestro perfil sináptico

El libro 'La fórmula del amor' pone de manifiesto que encontrar la pareja adecuada es más fácil de lo que solemos creer siempre que conozcas tu perfil sináptico. Además es rotundo: el amor no entiende de géneros, por eso las fórmulas habituales nos fallan. Hablamos con uno de sus autores. 

Paka Díaz | Woman.es

¿De verdad Tinder o un portal de citas pueden sugerirte la pareja de tus sueños? Al parecer, sí, gracias a las investigaciones de la doctora Helen Fisher, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, quien concluyó en un estudio que realizó para el portal de citas match.com que nuestra personalidad está marcada, en parte, por cuatro neurotransmisores: serotonina, dopamina, testosterona y estrógeno. Las distintas mezclas de ellos conforman 12 perfiles sinápticos —el modo en el que el cerebro establece las conexiones neuronales—.

Su testigo lo han tomado Miquel Iglesias y Natalia Urdinguio, fundador y directora respectivamente de la Escuela Neurocientífica del Amor, que tiene sedes en Barcelona, Madrid y Valencia. Ambos han escrito  ‘La fórmula del amor’ (Plataforma Editorial), una guía para ayudar a encontrar la pareja que más te conviene.

Miguel Iglesias y su libro 'La fórmula del amor'. | D. R.

Miquel Iglesias es psicólogo y máster en Neurociencias, además de ser el fundador y CEO de la Escuela Neurocientífica del Amor. Natalia Urdinguio, directora de este escuela, es licenciada en Comunicación y Relaciones Públicas, Coaching Ontológico y es máster en Programación Neurolinguística. Ambos comparten la pasión por descubrir los mecanismos que nos hacen fijarnos en alguien, establecer lazos… amar. En el libro que han escrito juntos, ‘La fórmula del amor’, tratan de hacer un mapa para que encontrar a una persona adecuada a la que querer no se convierta en un reto imposible.

En el libro, que es muy entretenido, además de hacer un repaso por las mayores investigaciones que se han hecho sobre el amor, se hace un 'test sináptico' para descubrir a qué perfil perteneces. Hay 12 que suponen las variaciones de los cuatro sistemas neuronales asociados con rasgos de la personalidad. Jugando con ellos se aprende a saber qué parejas te convienen.

Natalia Urdinguio, la otra autora de 'La fórmula del amor'. | D. R.

Preguntamos a Miquel Iglesias sobre los entresijos del mundo romántico que, según nos confirma, es tremendamente sexista y habría que empezar a cambiar ya: "Nuestros arquetipos actuales se basan en caricaturas de Disney o Hollywood, y ya comienzan a oler a rancio".

¿Por qué decidisteis escribir 'La fórmula del amor'?

La ‘Fórmula del Amor’ es una guía para todas aquellas personas que están frustradas de amores pasajeros, de citas y sexo vacío, de ligue sin sentido, de soledad y postdivorcio, y quieren encontrar el verdadero amor, una persona adecuada para amar nuevamente. 

¿Es sexista hasta la fecha— esto del amor?

La industria del amor, el sexo y el ligue es abiertamente sexista. Nos centra en 'targets' diferenciados (masculino y femenino) pero no diversos (como si todos los hombres y las mujeres fuéramos iguales) para uniformarnos y vendernos sus productos. La realidad es que estos no funcionan. Son falsas recetas donde poco y nada podemos obtener.

Las investigaciones de las que habláis en vuestro libro muestra que los perfiles sinápticos no son nada sexistas. ¿Es así?

El amor no distingue en géneros. Amar no es solamente un acto reproductivo heterosexual, es también una necesidad básica para potenciarnos como individuos y una herramienta básica para sociabilizar y ser felices. Más allá de la obvia necesidad de igualar derechos civiles para las mujeres con respecto al machismo imperante, hombres y mujeres compartimos más rasgos de personalidad que los que decimos. 

ISTOCK

¿Creéis que sería ya hora de crear nuevos arquetipos amorosos? ¿Cómo serían según vuestros estudios y conocimiento?

Nuestros arquetipos actuales se basan en caricaturas de Disney o Hollywood, y ya comienzan a oler a rancio. Nosotros abogamos por la diversidad de las personas. Existe al menos una persona para todos esperando a encontrarnos allí afuera, el problema es que si no sabes quien eres, ¿cómo sabrás quien es el otro?

¿Cuáles son las cuatro llaves del amor?

BIO, MAPA, CODEC, MATCH. La atracción biólogica es todo, sin ella no existe belleza interior que nos pueda asegurar el amor para toda la vida. Ésta se da a todos los niveles, no es necesario ser Ryan Gosling para amar, a nuestros ojos la atracción siempre se da entre iguales. Luego de ello, necesitamos aplicar algunos filtros de nuestro "Mapa del amor", por ejemplo, nuestro nivel sociocultural o si queremos tener hijos o no. Luego medir nuestro mutuo nivel de desarrollo como persona, porque no es lo mismo amar a los 20 que a los 40 años. Para finalizar, aprendiendo las estrategias necesarias para hacer Match con esa persona, para conquistar su corazón y compartir nuestros sueños juntos.

Besos de película.  | D. R.



¿Qué es la sinapsis y cómo influye en nuestras relaciones amorosas?
Es el modo en el que nuestras neuronas se comunican, creando patrones que modifican la forma en la que vemos, creamos, sentimos y pensamos el mundo, nuestra realidad, nuestras relaciones interpersonales y, también, amar. 

Para quienes odien el determinismo, no hay peligro, ¿no? Defendéis que somos, además, nuestra decisiones. ¿Cómo es esto?

Las personas que suelen acusar de reduccionismo a una ciencia o un nuevo descubrimiento científico son los mismos que tienden a generalizar. Cada ser humano tiene particularidades propias, del mismo modo que todos compartimos riñones, emociones y pensamientos. Tenemos más en común como especie que lo que tenemos como diferencia. 

Portada de 'La fórmula del amor'. | D. R.



Aparte del amor, en vuestro libro explicáis que es importante saber quiénes somos, sinápticamente hablando, para lograr la felicidad. ¿Por qué y cómo nos ayuda?
Sin caer en el cliché religioso, conocerse a uno mismo es la base de comenzar a andar este camino. El libro, como también nuestros seminarios, incluye un test que permite dar el primer paso. 

Si existe una receta para el amor, ¿qué ingredientes llevaría y cómo habría que cocinarla?

Depende de la personalidad (o perfil sináptico) de nuestros dos enamorados, cuales ingredientes agregaremos para hacer de este amor un delicioso pastel, una pasta al dente, o quizás una buena ensalada 'veggie'. Cada perfil tienes distintas necesidades y deseos en lo que respecta al amor. 

¿Qué es la Escuela Neurocientífica del Amor y qué hacéis allí?

Dictamos seminarios y brindamos sesiones, acompañamiento y training para toda aquella persona que desee una segunda oportunidad en su vida, encontrar nuevamente el amor, tener una guía precisa para volver a amar.

Vuestro libro acaba con una frase muy bella, "el mundo está hecho de decisiones y no hay decisión más valiente y comprometida que amar". Ya que hay que tirarse a la piscina, ¿algún consejo antes de lanzarse?

Coraje, no hay nada más revolucionario, sano, cuerdo y necesario actualmente que intentar amar.