bortnikau / ISTOCK

Rodéate de lo bueno: atardeceres de ensueño

Los mejores puntos del Mediterráneo para ver la puesta de sol, en la mejor compañía y con una copa de Viña Esmeralda.

Woman.es para Viña Esmeralda

¿Sabías que las mejores cosas suceden en verano? Este, sin duda, será recordado como el de  El Reencuentro. Por fin podremos volver a disfrutar de los abrazos de nuestros amigos, de los planes improvisados, de las risas, de los besos... ¡Y qué mejor manera de hacerlo que en un paraje espectacular y con unas vistas divinas! Desde Viajar hemos fichado para ti los cinco mejores puntos para disfrutar del atardecer en la mejor compañía. Todos además comparten denominador común: están en el Mediterráneo y mejoran si incluimos en la ecuación una copa de Viña Esmeralda. En cualquiera de sus dos variedades, el clásico blanco, elaborado con las aromáticas variedades moscatel y gewürztraminer, y el rosado, elaborado con uva garnacha y de sutiles notas florales, Viña Esmeralda es siempre un acierto. 

Viña Esmeralda. | D.R.

Es Vedrá (Ibiza)

Ibiza está cuajada de lounges, playas, calas y chill outs en los que saborear una magnífica puesta del sol. Pero es en Cala d’Hort donde hay que prepararse para el espectáculo del atardecer con las fabulosas vistas sobre el islote de Es Vedrá. El magnetismo está asegurado y es que, quien ya lo ha disfrutado, asegura que la puesta de sol sobre Es Vedrá es absolutamente mágica. 

¿El plan viajar? Disfrutar de una tarde de playa en Cala d´Hort y, cuando se vaya acercando la hora bruja, desplazarse andando al mirador con una cestita de picnic en la que no puede faltar una botella de Viña Esmeralda. Un picoteo, unas vistas preciosas y la mejor compañía para saborear este vino fresco y auténtico.

Salvideo / ISTOCK

La Albufera (Valencia)

Un paisaje insólito dibujado con playas de dunas salvajes, bosques, arrozales y un enorme lago, el más grande de España, por el que navegar plácidamente bajo una luminosidad única. La Albufera, a solo diez kilómetros de la ciudad de Valencia, es un auténtico oasis que  ofrece al visitante uno de los atardeceres más espectaculares del mundo. Para que  la experiencia sea completa, nuestra propuesta es vivirla sobre las aguas del lago, a bordo de una barca de madera que surca los juncos, mientras los peces saltan alrededor. 

Viña Esmeralda. | D.R.

En pareja, no existe plan más romántico, o con amigos, guardaréis la estampa para siempre en la memoria, congelar la imagen de la puesta de sol en este punto geográfico, supondrá un regalo para los sentidos. ¿Lo potenciamos? Es posible si lo acompañamos de un brindis con Viña Esmeralda

Alberto Pardo Gomez / ISTOCK

Park Güell (Barcelona)

En 1969, España reconocía la singularidad histórica, arquitectónica y artística del Park Güell declarándolo Monumento de Interés Cultural. Habría que esperar 15 años para que la Unesco lo declarara Patrimonio de la Humanidad, en 1984. Y, si este emblemático parque de Barcelona ya es un espectáculo en sí mismo, ver caer el sol sobre los monumentos que ideó Gaudí es capaz de dejar sin aliento a cualquier visitante. Los tres mejores puntos son la Plaza de la Naturaleza, el Mirador de Virolai y la Colina de las Tres Cruces

Viña Esmeralda. | D.R.

De todos nuestros atardeceres favoritos para brindar con Viña Esmeralda, este es el único 100% urbano. Una maravilla ver como los mosaicos de mil colores se van tiñendo conforme el Astro Rey va despidiendo lentamente el día mientras a lo lejos, en el horizonte, divisamos un mar de mil colores.

Gatsi / ISTOCK

Cabo Gata (Almería)

Almería es el lugar idóneo para encontrar la paz en algunas de sus playas más cautivadoras. Escondidas entre acantilados, tan extensas que solo podemos pensar en recorrer su orilla mientras nos mojamos los pies y también de esas que nos hacen perdernos en un atardecer infinito. Playa Mónsul pertenece a este último grupo. Considerada el arco de arena blanca más bello de este rincón almeriense y escoltada por una piedra descomunal que surge de mitad del mar, playa Mónsul está apartada y solitaria. Esto es precisamente lo que la convierte en un lugar idílico para degustar sin prisa un atardecer absolutamente maravilloso. Ese momento justo del día en el que se realzan sus coladas volcánicas y sus dunas doradas y nada pega más con las vistas que una copa de Viña Esmeralda en buena compañía.

Anetlanda / ISTOCK

Cap de Formentor (Mallorca)

La playa de Formentor es una de las más famosas de la isla, sin embargo, su faro y el mirador de la punta no lo son tanto. Lugar imprescindible para los locales, quienes lo han bautizado como 'Punto de encuentro de los vientos'; el Cap Formentor ofrece una impresionante vista de los acantilados y del mar. El Faro, situado a 180 metros obre le nivel del mar, representa el final de la Sierra de Tramuntana y es justo ahí donde podrás disfrutar de uno de los atardeceres más bellos del mundo. La 'golden hour' o ese momento mágico del día en el que el sol se está ocultando y todo se tiñe de dorado, es el momento justo en le que relajarse disfrutar de las vistas y la buena compañía con el mejor maridaje: una copa de vino blanco Viña Esmeralda bien fresquita. 

Cap Formentor. | bortnikau / ISTOCK

Sobre Viña Esmeralda Blanco

Aromático y floral con notas tropicales que no te dejará indiferente. El vino Viña Esmeralda es fresco y vegano. Disfruta de su exquisito, delicado y goloso sabor en cada sorbo. Sin duda la bebida perfecta para cualquier amante del vino.

Sigue a Viña Esmeralda en Instagram para enterarte de lo último sobre tu vino favorito.