Embarcadero en la Isla Mujeres. | GETTY

Riviera Maya, el lugar más deseado

El azul más turquesa que hayas visto, jungla verde y las antiguas ruinas de la misteriosa civilización maya convierten el Caribe mexicano en uno de los lugares más deseados. El Yucatán es una paraíso.

Myriam Serrano | Woman.es

Hay un color que queda grabado para siempre en la retina si viajas a la Riviera Maya. Es el turquesa fluorescente, tan intenso que a veces te deslumbra. Es lo que ocurre desde la atalaya maya de Tulum, uno de los lugares más bellos que se pueden visitar en la península de Yucatán y en México. Entre sus ruinas, gracias a descriptivos dibujos que recrean la historia, se puede visualizar el impacto que debió suponer la colonización, tanto para los descubridores que en sus flamantes buques llegaban al paraíso como para los indígenas y últimos mayas que los avistaban desde esas tierras vírgenes.

Aunque fue Isla Mujeres el primer punto de desembarco de los españoles en México, en 1517, Tulum era una pequeña ciudad de las últimas décadas de la civilización maya, con la espectacularidad de ser la única construida sobre una playa. Si hasta hace dos décadas aún era un refugio secreto donde se podía dormir en cabañas y hamacas colgantes bajo las estrellas, hoy es uno de los destinos más cool para desconectar. Demi Moore, Cameron Diaz, Jared Letto y diseñadores de moda o tops como Cara Delevingne son asiduos a sus hotelitos, establecimientos hippy chic y retiros de yoga, reiki y otras terapias naturales.

Más bullicio encontrarás en Playa del Carmen, el antiguo pueblo de pescadores, con sus calles repletas de tiendas donde comprar buena plata y souvenirs o degustar un delicioso margarita. En sus playas infinitas asoman cadenas hoteleras para todos los gustos y bolsillos. Alojarse en uno de sus excelentes resorts es un recomendable punto de partida para recorrer esta preciosa zona del Caribe. 

Organiza bien tu tiempo, porque a la fuerza querrás levantarte de la tumbona bajo las palmeras: te esperan excursiones a Chichén Itzá, Coba o Uxmal donde descubrirás la avanzada civilización maya; a reservas naturales como Sian Ka’an o a parques ecológicos si viajas en familia; a ciudades coloniales como Mérida o Valladolid, o la experiencia inigualable de bañarte en un cenote de agua dulce y cristalina.