El estanque y el monumento al rey Alfonso XII, uno de los espacios más fotografiados de El Retiro. | Unsplash | @iermartinez

Qué ver en El Retiro y el Paseo del Prado, elegidos Patrimonio Mundial de la Unesco

Desde este domingo Madrid forma parte de la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. Para celebrarlo, repasamos algunas de las paradas obligatorias que nos ofrece este lugar donde confluyen arte, ciencia y naturaleza. 

SILVIA VÁZQUEZ

La ciudad de Madrid ya forma parte del Patrimonio Mundial de la Unesco. La candidatura presentada como 'El Paisaje de la Luz' y cuyos grandes atractivos son El Retiro y el Paseo del Prado ha pasado este domingo a engrosar la lista de bienes reconocidos por la institución en nuestro país.  

Desde ahora, España puede presumir de tener 49 espacios distinguidos con este título internacional, de los cuales cinco se encuentran en la Comunidad de Madrid: además del recién incorporado eje Prado-Retiro (el primero que se sitúa en la capital), aparecen en el listado el Hayedo de Montejo, el monasterio de El Escorial, la ciudad de Alcalá de Henares y el paisaje cultural de Aranjuez.

Como homenaje a la ciudad, que llevaba 7 años trabajando en este proyecto, en Woman.es hemos elaborado una guía para disfrutar de algunas de las paradas más emblemáticas que nos ofrece este espacio. 

Monumento al rey Alfonso XII, a orillas del estanque del parque El Retiro de Madrid. | GTRES

Parque del Buen Retiro

Este histórico jardín de casi cuatro siglos de antigüedad es, sin lugar a dudas, el parque público más popular de Madrid. Desde la Unesco destacan su capacidad para representar "los diferentes estilos que han caracterizado el arte paisajístico desde el siglo XIX hasta nuestros días", pero además, en sus 120 hectáreas de extensión encontramos construcciones dignas de mención. 

Estanque y monumento a Alfonso XII. Cuentan que al rey Felipe IV le gustaba recrear grandes batallas navales en sus aguas, pero actualmente las únicas embarcaciones que lo surcan son las barcas de remos que puedes alquilar por horas. El Estanque Grande fue uno de los primeros elementos que se construyó de El Retiro, aunque hoy en día no sería lo mismo sin el monumento en honor a Alfonso XII que se incorporó a principios del siglo XX. Se trata de una obra arquitectónica que combina una gran columnata, con varias esculturas y un mirador en el punto más alto. 

El Palacio de Cristal (El Retiro) cubierto de nieve durante la histórica nevada Filomena en Madrid. | GTRES

Palacio de Cristal. Construido en 1887 para albergar una exposición de flores y plantas exóticas traídas desde las Islas Filipinas, este edificio de metal y cristal se alza como uno de los símbolos más representativos del parque. Históricamente, fue el escenario donde Manuel Azaña fue elegido presidente de la República, y en estos momentos se usa como galería de arte. Una visita obligada. 

La Rosaleda. Diseñada por Cecilio Rodríguez, Jardinero Mayor de la Villa, en 1915, este espacio de casi una hectárea está adornado por más de 4.000 rosales diferentes. Aunque siempre está muy cuidado, la mejor época del año para visitarlo es en los meses de primavera, cuando las flores te reciben en su mejor momento.

Paseo del Prado

Es una de las arterias principales de la capital y la Comunidad de Madrid lo considera el primero de los paseos arbolados urbanos europeos. "En el perímetro del sitio, además de los edificios dedicados al cultivo de las artes y las ciencias, se pueden encontrar otros destinados a actividades como la industria, la investigación y la atención médico sanitaria", destacan desde la Unesco, en referencia a edificios como el Palacio de Cibeles, el Banco de España, el Congreso de los Diputados, la RAE o la Bolsa.

Museo del Prado. La gran pinacoteca de la capital abrió sus puertas al público en 1819 y su colección de pinturas es reflejo de la historia de España. En sus muros cuelgan obras de artistas como El Bosco, Tiziano, El Greco, Rubens, Velázquez o Goya, que conviven con las exposiciones temporales que acoge a lo largo del año. Junto al Reina Sofía y al Thyssen, conforma el llamado Triángulo del Arte de Madrid. 

Exposición de la obra de Goya en el Museo del Prado de Madrid. | GTRES

Real Jardín Botánico. El esplendor de su naturaleza tan solo es comparable con el de su agenda cultural, y es que además de acoger una enorme variedad de plantas, flores y árboles que son un regalo para los sentidos, cuenta con una variada planificación de conciertos y visitas muy apetecibles. Además, es "el más sexy del mundo", según palabras del embajador de España en la Unesco. 

Las terrazas en azoteas más espectaculares de Madrid para disfrutar de un brunch, una cena o tardeo desde las alturas

Planes para vivir un fin de julio radiante: cócteles y música en las alturas, teatro en el escenario más bonito del mundo...

Fuentes de Cibeles y Neptuno. Dedicadas a estas deidades de la Antigüedad clásica, estas construcciones están integradas en el día a día de los madrileños. La primera, situada en la plaza de la Independencia en la que confluyen cuatro barrios diferentes de la ciudad, está rodeada por delimitada por cuatro grandes edificios: el Palacio de Buenavista (Cuartel General del Ejército), el Palacio de Linares (Casa de América), el Palacio de Comunicaciones (antigua sede de Correos y actual Ayuntamiento de Madrid) y el Banco de España. 
A unos metros de distancia se encuentra la fuente de Neptuno, en la plaza de Cánovas del Castillo, muy cerca de los icónicos hoteles Palace y Ritz, el Congreso de los Diputados o la Iglesia de San Jerónimo el Real.

Mira también: