Fátima

¿Por qué Portugal es la nueva meca de las celebrities?

Una capital, Lisboa, más bella y de moda que nunca y paraísos próximos naturales como Cascais, Sintra o comporta. el desembarco de famosos no cesa, atraídos por sus encantos.

 

Myriam Serrano | Woman.es

Scarlett Johansson es la última de las celebrities que ha sucumbido a la elegante decadencia de Lisboa, donde acaba de fijar su residencia igual que antes hicieron Madonna, Monica Bellucci, Alicia Vikander y Michael Fassbender, Christian Louboutin o Philippe Starck, entre otros. Si bien es verdad que los beneficios fiscales del gobierno socialista han contribuido a ello (los extranjeros no residentes tributan al 20% en el IRPF y no pagan impuestos de patrimonio ni sucesiones ni donaciones), también el atractivo del país y la discreción de su gente han influido. Los datos turísticos avalan que es el país de moda: nunca antes Portugal había recibido veinte millones de visitantes en un año (2017). El turismo es uno de los motores de la recuperación económica lusa, en su reconocido esfuerzo por dejar atrás la austeridad.

Vista de Alfama. | D.R.

Lisboa es, según la CNN y los visitantes que la (re)descubren, la ciudad más cool de Europa, para lo bueno y para lo malo, porque el boom turístico ha disparado los precios de la vivienda, entre otros inconvenientes para sus habitantes, que se quejan de la gentrificación que se vive en muchos barrios, donde no dejan de reformarse casas y palacios a la vez que aumentan los carteles de “tourist go home”. En cualquier caso, siempre resulta un placer pasear una y otra vez por sus callejuelas empedradas, detenerse ante sus fachadas de azulejos, comprar en tiendas tan auténticas como bien conservadas o reponer fuerzas en confiterías y salones de té (¡tantos como en París!)

 A Vida Portuguesa, en el barrio de Intendente, una de las tiendas más bonitas de la ciudad. | D.R.

Imprescindible es el barrio de Alfama, al que se puede acceder en el mítico tranvía 28 (o en los vehículos tuk-tuk, que abundan por la ciudad, otra señal del furor del turismo) para contemplar sus tejados y el inmenso Tajo desde miradores como Santa Lucia o Portas do Sol y placitas como la de Largo dos Trigueiros. Vale la pena subir un poco más hasta el Castelo de San Jorge para disfrutar de las vistas y de un rico patrimonio histórico-cultural. De noche, el tiempo se detiene en sus intrincadas calles, por donde se cuelan los ecos de los fados, que se pueden disfrutar en directo en pequeños locales.

Calle de Baixa, en Lisboa. | D.R.

Chiado es la mejor zona para salir de compras, con paradas en la Librería Bertrand, abierta desde 1732, y en el Café A Brasileira, dos joyas de la capital. Para disfrutar del arte hay que visitar Belém, empezando por los imponentes Monasterio de los Jerónimos y Torre de Belém para seguir con los iconos modernos, el MAAT, el CCB o la Fundaçao Champalimaud. Y, sí, vale la pena hacer cola en la famosa Fábrica dos Pastéis de Belém.

Cascais, la riviera portuguesa

La costa atlántica de Cascais es una joya turística que comprende Cascais, Estoril y Sintra, a 30 minutos de la capital. Mantiene el encanto de un pasado glamouroso que se ha adaptado a los nuevos tiempos. Entre sus tesoros alberga el impresionante Parque Natural de Sintra-Cascais, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y un sueño para quien lo visita.

Hotel Santa Clara 1728, Lisboa. | D.R.

Frondosos bosques, lagunas y acantilados salpicados por suntuosos palacios y jardines, en esta máxima expresión del romanticismo del siglo XIX, con mezcla de otros estilos arquitectónicos. Rodeado a menudo por una niebla que le otorga un halo de misterio, no es de extrañar que Lord Byron o Mary Shelley encontrasen aquí inspiración para sus obras. Corona las cimas de Sintra el célebre Palacio Nacional de Pena, aunque encontraremos menos turistas en otras maravillas como la Quinta da Ragaleira, el Palacio de Monserrate o el Convento dos Capuchos.

Valle de los Lagos, jardín romántico del Parque da Pena, en Sintra. | D.R.

De Mary Shelley a Madonna

Hoy son Madonna o Philippe Starck, por citar algunos vips, los que están enamorados de este enclave natural. El diseñador y arquitecto francés, que reside y tiene casas en Comporta y en Cascais, se ha confesado "totalmente enamorado de Sintra. Es como un sueño de niños, como un poema, como una pintura. Sintra es una obra de arte". Y no repara en elogios: "En Portugal, los humanos son más humanos. Es el último lugar en el mundo donde las personas son orgullosas, inteligentes, bellas, honestas y trabajadoras." 

Y es que la calidez de sus habitantes y, cómo no, la excelente gastronomía, han influido también en la elección de Portugal como el mejor destino mundial en 2017, reconocimiento que ha recaído por primera vez en un país europeo.

 Casa do Pego, una villa que se alquila para vacaciones, próxima a la exclusiva playa de Pego.  | D.R.

"En los dos últimos años hemos crecido más que en los cinco precedentes", explica Ana Mendes Godinho, secretaria de Estado de Turismo. "No queremos ser un destino masificado, sino sofisticado, innovador y sostenible." La estrategia a diez años es abrir el mapa y el calendario: "Enseñar la diversidad única de todo el país y atraer a la gente también en temporada baja, no solo en verano."

Comporta, joya en el alentejo 

A las escapadas urbanas de fin de semana a Lisboa u Oporto, y al destino vacacional del Algarve, en el sur, se unen ahora en aumento de visitantes y facturación el Alentejo, el Norte o las Azores. En la región del Alentejo, Comporta es el lugar elegido por quienes buscan desconectar y disfrutar de la naturaleza en un entorno rodeado de edificaciones que respetan el medio ambiente. Las villas y resorts sostenibles se integran en el paisaje natural de esta bella aldea costera, el nuevo refugio de la jet internacional. El lujo sencillo y la tranquilidad que se respiran seducen a los famosos y millonarios que la frecuentan desde hace algunos años.

Puerto Palafítico de Carrasqueira. | D.R.

Montar a caballo y hacer yoga en sus infinitas playas de arena blanca, entre pinos y exuberantes campos de arroz, contemplar las puestas de sol únicas en el puerto palafítico de Carrasqueira (donde aún persisten las construcciones típicas de los pescadores), visitar las tiendas de artesanía y productos naturales donde compran la actriz Kristin Scott Thomas, Andrea y Carlota Casiraghi, el diseñador Jorge Vázquez o Eugenia Silva son solo algunos de los atractivos de los denominados “Hamptons europeos”. En otoño, mercados y festivales le añaden un encanto mágico, siempre chic.

NO TE PIERDAS

-Hoteles de diseño

En Lisboa, Santa Clara 1728 y en Comporta Casas na Areia. Ejemplos del interiorismo minimal más moderno del país, del estudio de arquitectura airesmateus.com.

-Dónde comer

Mercado da Ribeira. Reconvertido en centro de restauración. Bacalao de vanguardia en Cozinha da Felicidade. Cais do Sodré, Lisboa. Palácio Chiado. Buen ambiente y cinco tipos de cocina. Rua do Alecrim 70, Lisboa. En Comporta: chiringuito trendy La Sal, en Praia de Pego, y O Dinis para pescado fresco, en Praia Carvahal.

-Guía amiga de viaje

Catarina Loureiro, de Iberismos, nos propone visitar Coimbra (a 1 hora de Oporto aprox): "Es una hermosa ciudad de gente joven, la Salamanca de Portugal, que bien merece una visita." Iberismos es una plataforma digital que promueve la cultura y los atractivos de Portugal y tiende puentes entre los dos países. Organiza viajes a medida o temáticos y pone en contacto a locales y visitantes.