Atardecer en la piscina infinita del Beach Club Estrella del Mar. | Vincci

El paraíso está en Marbella

Si, mientras descansas bajo una palmera española, te mandan vía móvil una foto de una palmera caribeña y la tuya sale ganando, es que estás en el sitio correcto.

Araceli Ocaña | Woman.es

Porque el Caribe se vende muy bien, pero está lejos, y le faltan muchas cosas que sí hay en el Hotel Vincci Selección Estrella del Mar (un lugar escondido, a 5 minutos de Marbella centro, pensado para desconectar desde que cruzas su puerta): por ejemplo, cercanía. En el trato, desde luego, pero cercanía literal, porque solo tendrás que coger un avión para llegar si vienes desde Baleares o Canarias y, aún así, habrá merecido la pena...

Su laberíntico diseño responde a un edificio andaluz tradicional, pero las habitaciones, todo lujo, todas preparadas para impactarte según llegues, tienen un estilo colonial tan acogedor que dan ganas de meter hasta los sillones en la maleta y recrearlo en casa. Pero, lamentablemente, no hemos venido a quedarno en una 'suite' y no salir: desde la ventana puedes ver una de sus maravillosas piscinas... ¿Por qué no?

Vincci

Y, ¿por que no? Porque el tiempo no acompaña o porque apetece un extra de 'relax', busquemos otro plan: el Beach Club Estrella del Mar, a pocos metros del complejo original y, claro, en plena playa. De nuevo, una piscina infinita para bañarse viendo el mar y una idea original, innovadora y perfecta para emocionarte con un plan a pesar de estar en plena operación bikini: el Splunch.

¿Que qué es eso? La suma de spa + 'lunch' o, lo que es lo mismo, un divertidísimo rato pasando por todo tipo de chorros de agua y saunas en el spa del club (todo el día, si lo necesitas) y, como guinda, una comida de lo más 'healthy'. Chúpate esa, Caribe, porque un menú con mejillones al vapor, setas con jamón, merluza con verduritas y hasta trufas de té no se traslada fácilmente al Nuevo Mundo.

Woman

La experiencia, así, tal cual, ya podría haber sido completa, pero el Beach Club esconde aún algunas sorpresas: las sesiones 'gym' para aquellos que quieran hacer algo de yoga o las últimas novedades en fitness y ya, en plan relax, una joya: el tratamiento antiedad de Germaine de Capuccini (y que se llama, porque lo vas a querer pedir tal cual: Vector 3 Programa Avanzado Firmeza Densidad-Rostro-Cuello-Escote de Timexpert Lift(IN). Sales totalmente relajada, como debe ser (y más con una agenda en la que te has dedicado solo a cuidarte) pero, además, con una cara nueva (o casi: tus ojos se ven más grandes, tus pómulos más marcados, tu piel más luminosa... ¡Y todo en una sola sesión!). El sistema, explican, aparte de los desarrolladísimos productos de esta empresa valenciana, es aplicarlo con un suave masaje de abajo hacia arriba

Y así, puedes acabar el día volviendo tranquilamente al hotel, a disfrutar, ahora sí, de esa acogedora suite o, mejor, visitar su restaurante (con exposiciones itinerantes incluidas) a probarlo todo un poco: desde cervezas artesanales autóctonas hasta carne, pescado y hortalizas de kilómetro cero (cuanto más cerca, mejor). Y, ahora sí, envías de vuelta un 'collage' hacia el Caribe: "Disfruta de tu palmera, que la mía venía con extras".