Surfistas en la Playa de las Canteras.  | Celestino González Méndez

Gran Canaria: escápate este verano al gran Edén

El espectacular y variado decorado natural de Gran Canaria es solo una de las muchas razones para enamorarse de esta isla, un continente en miniatura.

Myriam Serrano | Woman.es

Estar en Gran Canaria es estar en todas partes. Su diversidad es el mayor reclamo de esta isla atlántica con casi 60 km de playas de arena cálida, exuberantes valles, rocosas montañas, pueblos con encanto y la mayor ciudad del archipiélago canario, Las Palmas de Gran Canaria. Además de un clima privilegiado, 24 grados de temperatura media anual, un sinfín de posibilidades por descubrir la convierten en uno de los destinos más demandados para unas vacaciones de ensueño. Antes que a los visitantes actuales (más de cuatro millones al año) sedujo a ilustres como Agatha Christie o Leonard Bernstein, que buscaron inspiración para sus obras en este paisaje de contrastes.

Los Azulejos de Venegera, en Mogán.  | Celestino González Méndez

Bañada por el Océano Atlántico y declarada Reserva de la Biosfera en un 46 % de su superficie por la Unesco, sus 236 km de costa son idóneos para familias y deportistas, que practican submarinismo, kite surf y surf en sus aguas. Desde espacios pintorescos como el litoral de Mogán y Agaete o arenales de dunas como Maspalomas en el sur de la isla, donde disfrutar de un atardecer junto a un faro decimonónico.

CONTRASTES

Gran Canaria, con un rico patrimonio natural, histórico y cultural, es también un paraíso para exploradores. El Roque Nublo, con su monolito símbolo natural de la isla, de 80 metros de alto, te espera en sus más de 1.800 metros de altura para desvelar sus enigmas, mientras que en la Cueva Pintada de Gáldar, una excavación en una toba volcánica con pinturas rupestres en su interior, podrás contemplar los vestigios de la vida de los primeros pobladores de Canarias. Miguel de Unamuno, gran admirador de la isla, definió su cumbre como una “tempestad petrificada”, una visión aún más imponente si coincide con el fenómeno conocido como “mar de nubes”, que permanecerá para siempre en el recuerdo.

Dunas de arena dorada y palmeras en la Playa del Inglés. | Celestino González Méndez

El norte de la isla es una joya “escondida” donde es posible darse un baño en piscinas naturales recónditas en Guía, pasear por el Puerto de las Nieves y el Valle de Agaete, frondoso jardín de frutas tropicales y donde se cultiva uno de los pocos cafés producidos en Europa, y visitar el Parque Arqueológico de Maipés.

PUEBLOS PINTORESCOS

Para conocer el espíritu cálido y alegre de los isleños, lo mejor es visitar las pequeñas poblaciones salpicadas por el territorio, uno de sus secretos mejor guardados. Agaete, Agüimes, Mogán, Teror, Tejeda, Artenara, Fataga... preservan tradiciones más allá de los jubilosos carnavales. Tejeda, declarado uno de Los Pueblos Más Bonitos de España, llena sus calles de repostería y artesanía en la Fiesta del Almendro, en febrero, mientras que Agaete celebra el 4 de agosto la Fiesta de la Rama, uno de los principales símbolos de identidad de la isla.

Llega al momento de conocer Las Palmas de Gran Canaria, una capital moderna y cosmopolita con un centro histórico colonial reflejo del cruce de culturas de la isla.

Centro de Las Palmas de Gran Canaria. | Celestino González Méndez

El precioso barrio de Vegueta es el corazón histórico de la ciudad: merece la pena adentrarse en su zona monumental para ver de cerca la Catedral de Santa Ana, el Museo Canario o el Gabinete Literario, que ilustran la convivencia entre diferentes estilos y épocas. Un diamante en Vegueta es la Casa de Colón, un bello enclave en el que el navegante hizo escala durante la primera expedición a América en 1492. A pocos pasos se encuentra el Centro Atlántico de Arte Moderno, con más de 2.500 obras dedicadas a África, Europa y América, y la Casa-Museo de Benito Pérez Galdós, que expone objetos del escritor canario más universal.

UN MAR DE SABORES

El gran bufé del Atlántico ofrece una gastronomía tan sabrosa como heterogénea en cada rincón. El clima subtropical propicia una jugosa y amplia variedad hortofrutícola (aguacates, mangos, sus famosos tomates y plátanos...) y el océano todo tipo de pescado fresco, que acompañado de papas arruga- das es una delicia. Los quesos, una dulce repostería y el célebre ron Arehucas ponen la guinda.

DESCANSO Y RELAX

Dicen que el sol se esconde pero nunca duerme en Gran Canaria, donde se disfruta de un clima único en Europa, con 24 ºC de media anual. En el Hotel Riu Palace Oasis, renovado en 2018, te aseguran una estancia única y confortable: 

1. Una de sus tres piscinas, rodeada de palmeras. 

2. Suite con vistas al mar, equipación completa y wifi gratuita. 

3. Vestíbulo de entrada, con un interiorismo elegante y contemporáneo. 

Más info: riu.com/es

Piscina del 'Hotel Riu Palace Oasis'. | Celestino González Méndez

Riu Palace Oasis: un hotel con solera

Ubicado en Maspalomas, al sur de la isla, este hotel cuenta con unas instalaciones reformadas en 2018 pero no renuncia al carácter único y la esencia que le confiere haber sido uno de los primeros establecimientos hoteleros en todo el mundo. Se fundó en 1968, cuando ni siquiera había una carretera en condiciones que uniera este primer núcleo turístico de la isla con Las Palmas de Gran Canaria.
Aquí se alojaban personalidades y estrellas atraídas por un destino exótico a tan solo cuatro horas de Europa. 

Hotel 'Riu Palace Oasis' en Gran Canaria. | Celestino González Méndez

Totalmente renovado, hoy sigue proponiendo una oferta de calidad, con más de 400 habitaciones y suites amplias, cuidada oferta gastronómica en sus tres restaurantes y unos preciosos jardines con más de mil palmeras para descansar frente al mar y en plena naturaleza. Una de sus joyas es su spa y centro wellness. No te pierdas: sus desayunos bufé con show cooking, las zonas infantiles y las visitas a las dunas de Maspalomas, la Playa de Amadores, Roque Nublo y la villa histórica de Agüimes, entre otros lugares.