El recóndito puerto de Es Caló, uno de los rincones que no puedes dejar de visitar. | tugores34 / ISTOCK

Descubre Formentera, la isla eco y cool

Aguas transparentes, pueblos con encanto, grandes arenales... El paraíso existe.

Marta Bonilla |Woman.es

La obligatoriedad de llegar por mar desde Ibiza ha permitido que Formentera conserve ese espíritu de isla tranquila y feliz. La travesía entre las dos islas es corta, apenas 11 millas, pero en verano este paso se convierte en el más frecuentado del Mediterráneo, con cientos de barcos que cruzan cada día desde la Pitiusa mayor para fondear frente a las playas de Ses Salines y S’Espalmador, constituyendo uno de los paisajes más fotografiados y típicos de Formentera. Es la imagen del lujo que convive con el espíritu hippie, heredero de aquellos que se instalaron aquí en los setenta y cuya huella sobrevive en versión chic.

Los puertos y calas con pequeñas barcas de madera contrastan con el paisaje de Ses Illetes, donde en verano recalan los barcos más espectaculares del Mediterráneo.  | NaturaWorld / ALAMY

Este es el lugar de España con más proporción de playa por metro cuadrado y muchas, como Ses Platgetes y Ses Illetes, aparecen cada año en los rankings de las mejores del mundo. Sus grandes arenales contrastan con las aguas turquesas y transparentes, cuyo secreto está en la pradera de posidonia que rodea la isla, declarada patrimonio natural de la Unesco en 1999.

Las casas encaladas y las buganvillas forman parte del paisaje.  | D.R.

Formentera va camino de convertirse desde entonces en la isla más eco y sostenible del Mediterráneo. El gobierno insular tiene la aspiración de convertirla en la primera por la que circulen una mayoría de coches eléctricos. El nuevo E-Mehari, recargable y full electric es el embajador de esta iniciativa, en la que hay algo de revival, porque por los caminos de Formentera aún te cruzas con antiguos Citroën Mehari naranja y verdes ácido, que dejaron de comercializarse hace 30 años. Y es que Formentera alienta la nostalgia. A pesar del bullicio veraniego, quedan lugares donde parece que el tiempo se ha detenido, como el mítico Blue Bar fundado en los 70 y en el que igual te cruzas con el cineasta Roman Polanksi que con la modelo Eugenia Silva, que tiene casa cerca. 

Los E-Mehari, descapotables, junto a la Torre de S’Espalmador.   | Germán G. Lama

Hechos a la medida de Formentera, los Mehari son vehículos playeros, con espíritu desenfadado (descapotables, se limpia la carrocería y el interior con una manguera) e ideales para recorrer de un modo confortable y eco este pequeño paraíso, que mide veinte kilómetros de largo por dos de ancho y posee 132 kilómetros de rutas verdes a las que pronto solo podrán acceder los coches no contaminantes. A través de la ruta verde 8 llegas al Faro del Cap de Barbaria, que emerge con el mar de fondo a través de una carretera desértica y que Julio Medem inmortalizó en “Lucía y el sexo”.

nito100 / ISTOCK

Y por la 29, al Faro de la Mola, uno de los lugares más emblemáticos de la isla. Muy cerca, no dejes de visitar el Hippy Market, el mercadillo más conocido, donde comprar vestidos hippies y bisutería étnica, mucho más acordes con la estética de este lugar que los tacones y las joyas. Las mejores tiendas las encontrarás en Es Pujols y Sant Francesc. No te pierdas las que venden quimonos, caftanes y chales pintados a mano. Si hay un momento del día en el que todo el mundo está haciendo lo mismo en Formentera es la puesta de sol. No hay nadie que no mire al horizonte. Para contemplarla de forma tranquila, dirígete al Cap de Barbaria o a Sa Pedrera, con Es Vedrà enfrente. La más marchosa: en la playa de Migjorn, en el chiringuito El Beso. Como dicen los de aquí, nada más irte ya sueñas con volver.

El nuevo E- Mehari está preparado para llegar hasta la orilla del mar. | Germán G. Lama

EN TU AGENDA

Hotel Es Mares. En San Francesc. Estilo mediterráneo, acogedor y con servicio para cargar coches eléctricos.

Gecko Hotel & Beach Club. Lujoso hotel de playa, con bungalós y jardín para el atardecer. Hacen retiros de yoga.

Pizzeria Macondo. Sus riquísimas pizzas son famosas entre quienes viven y veranean aquí.

Juan y Andrea. Uno de los restaurantes más famosos de la isla, junto a Es Molí de Sal, frecuentado por quienes bajan de los yates que fondean frente a Ses Illetes.

MarlacaRestaurante con terraza y jardín, deco rústica y cocina fusión. Exquisito.

Café del Lago. Junto al puerto de La Savina, un clásico para el desayuno, con riquísimos cruasanes.