Espectacular vista de Cascais. | D.R. / ISTOCK

Cascais, mirada atlántica

La encantadora ciudad portuguesa concentra naturaleza, paisajes, deportes acuáticos y mar, mucho mar.

Woman.es

A treinta kilómetros de Lisboa y a tres de Estoril, Cascais es un destino perfecto para una escapada refrescante. Antiguo pueblo de pescadores, en el siglo XVIII se convirtió en el lugar predilecto de veraneo de la familia real y de la alta sociedad. En la actualidad, es una población costera agradable, ideal para pasar unos días lejos del estrés y para dejarse llevar por el sonido de las olas. 

Destaca por su variedad de playas, sus bellos paisajes y su amplia oferta de servicios. 

Vista del Eurostars Cascais desde el océano. | Ramón Vaamonde

Un alojamiento singular

El Eurostars Cascais brinda una magnífica panorámica al océano Atlántico. Todas las estancias tienen balcón y están decoradas con motivos marinos: desde el conjunto de cabecero y escritorio emulando una barca de vela hasta las espectaculares instantáneas del reputado fotógrafo José Manuel Ribeiro. Además, el hotel cuenta con una preciosa zona ajardinada con piscina para disfrutar del buen clima de la Riviera portuguesa. El paraíso, cerca de casa.

Travessa da Republica, 35. Cascais. 

Habitación del hotel Eurostars Cascais, con balcón al Atlántico. | Ramón Vaamonde

Hoteles con personalidad

Los hoteles Eurostars Hotels son mucho más que simples alojamientos para descansar. La cadena apuesta por ofrecer experiencias singulares, otorgando al destino una importancia clave dentro de la estancia.

Ramón Vaamonde