Taro de Tahíche, convertido hoy en la Fundación César Manrique, en Lanzarote. | D.R. / GETTY

12 ciudades con mucho arte que visitar

Viajamos a doce destinos que respiran arte por todos sus poros. Islas y barrios dedicados a la creación artística y arquitectónica, propuestas de land art… Una guía que enamorará a los viajeros más arty.

Laia Antúnez | Woman.es

A menudo, una exposición programada en algún gran museo o centro cultural puede servirnos de aliciente y de excusa para organizar una escapada. Pero como no todo el arte reside en los museos, nos hemos acercado a diversos destinos internacionales que te sorprenderán, ya sea porque integran las obras con la naturaleza, porque son auténticos museos al aire libre o porque, por sus grandes dimensiones, se han convertido prácticamente en ciudades dedicadas a la creatividad. Prepara la maleta porque, de Japón a Lanzarote, esta es nuestra lección magistral por el universo artístico.

Naoshima, la isla museo

No aparece entre los imprescindibles para visitar en Japón y, sin embargo, esta pequeña isla debería ser un destino obligado para los amantes del arte. Habitada antiguamente por pescadores, a mediados de los años noventa llamó la atención de Tetshuhiko Fukuture, responsable del imperio editorial Benesse, que decidió transformarla integrando obras artísticas y arquitectónicas que se mimetizan con la naturaleza. Contó con la ayuda del arquitecto Tadao Ando, que diseñó el Chichu Art Museum, construido bajo tierra y que cuenta con piezas de Monet, Turrell y De Maria, además del Benesse House Museum, un hotel museo de lujo con vistas al Mar Interior de Japón. Es imprescindible la ruta Art House Project para ver cómo algunos artistas han transformado casas vacías de la isla en auténticas obras, y busca las calabazas de la artista japonesa Yayoi Kusama. Los likes de tu foto están asegurados. Se puede recorrer la isla a pie o en bicicleta aunque, para mayor comodidad, hay pequeños buses que conectan los principales puntos de interés.

'Shipyard Work', de Noburo Ohtake, en la isla de Naoshima (Japón). | D.R.

Madrid, una semana intensa

En JustMad descubrirás lo mejor del arte emergente; en Art Madrid, ubicada en la preciosa Galería de Cristal de CentroCentro Cibeles, encontrarás 50 galerías internacionales dedicadas al arte contemporáneo; mientras que Urvanity, que celebró su primera edición el año pasado, se consolida y muestra lo mejor del arte urbano. Una más: Hybrid Art Fair, con propuestas independientes de arte emergente que se exhiben en las habitaciones del hotel Petit Palace Santa Bárbara. 

Mural de Borondo para el proyecto 'Paisaje Tetuán' (2013), en las calles de Madrid. | D.R.

Kielder, instalaciones en el parque 

Aquí puedes combinar naturaleza, senderismo, ciclismo, deportes de agua y, también, mucho arte. El Kielder Water and Forest Park, en Northumberland (Inglaterra), cuenta con el bosque y el lago artificiales más grandes del norte de Europa e invita a artistas y arquitectos a crear obras que coexistan con el paisaje. Algunas de las instalaciones más destacadas son “Belvedere”, de Softroom Architects, que fue la primera que se instaló en el parque; “Skyspace”, del maestro californiano de la luz James Turrell; y “Wave Chamber” de Chris Drury, una cámara oscura construida bajo un montón de piedras. Puedes descubrir esta treintena de instalaciones a tu aire, caminando por sus senderos, o apuntarte a una visita guiada. 

Wynwood, street art en Miami

No hay duda de que Wynwood Art District, ubicado en Miami, es la meca del arte urbano. El barrio renació a partir del año 2000 y los más reconocidos grafiteros y artistas urbanos del mundo (incluyendo algunos instalados en nuestro país como Zosen, Mina Hamada, Miss Van o Txemy) han dado color a sus muros al aire libre y han expuesto en sus más de setenta galerías de arte. Desde hace unos años, también acoge gran parte de los eventos de la Miami Art Week y de Art Basel Miami. Para instagramear, lo mejor es ir a Wynwood Walls, el punto más colorista del distrito. Además, es sede de tiendas de moda y diseño, empresas creativas y cuenta con una inmejorable oferta de restaurantes. 

Mural 'Young Scribe', de El Mac & Retna, en Wynwood Walls, en Miami. | D.R.

Valencia, una fábrica de creación 

Inaugurada hace poco más de un año, la antigua fábrica Bombas Gens, está llamada a ser un revulsivo para el barrio de Marxalenes y para la ciudad de Valencia. Construida en 1930 por Carlos Gens y dedicada a la fabricación de bombas hidráulicas y válvulas industriales, ha renacido convertida en centro de arte y sede de la Fundación Per Amor a l’Art. En este edificio art déco puedes contemplar parte de la colección de la fundación, integrada eminentemente por fotografía y arte contemporáneo, y que cambia cada ocho meses, así como exposiciones temporales. Aprovecha y visita dos sorprendentes espacios descubiertos al rehabilitar la fábrica: un refugio antiaéreo, construido durante la Guerra Civil española, y una bodega de finales del siglo XV. Y ya que estás en la capital del Túria, acércate a la revitalizada Fundación Bancaja, que este año dedica parte de su programación a artistas valencianos: Manolo Valdés, Joaquín Sorolla y Vicente Ortí.

Málaga, ciudad de museos

Inaugurado en 2015, el Centro Pompidou es uno de los reclamos artísticos de la capital malagueña. Está instalado en un edificio denominado El Cubo, frente a las aguas de la bahía de Málaga. Allí podrás ver parte de la colección de su homólogo parisino, con piezas de referencia de artistas como Picasso, Francis Bacon, René Magritte y Giorgio de Chirico, entre otros, y disfrutar de sus exposiciones temporales dirigidas al público más joven. La oferta museística en la ciudad andaluza es amplia, ya que además cuenta con instituciones como el siempre concurrido Museo Picasso Málaga, el Museo Carmen Thyssen Málaga, el Centro de Arte Contemporáneo CAC Málaga y La Térmica, un auténtico espacio de dinamización cultural dedicado al arte pero también a la música, el teatro, la literatura y el debate. 

El Museo Pompidou de Málaga se ubica en El Cubo, intervenido por Daniel Buren. | D.R. / ALAMY

Pekín, libertad artística

Seguramente, Ai Wei Wei y Yue Minjun sean los artistas contemporáneos chinos que más suenan. Pero en el distrito artístico 798, en el distrito de Chaoyang de Pekín (China), es fácil aprender nuevos nombres y contemplar su extensa propuesta creativa. Se reparte en antiguas naves que, durante la década de los cincuenta, se dedicaban a la fabricación de productos electrónicos y que, desde hace unos años, se han reconvertido en galerías, museos, estudios y empresas de diseño. Sorprende la infinidad de coloristas esculturas que emergen de sus calles y rincones, así como sus tiendas y restaurantes cool. Un buen contraste con la China más tradicional y una muestra de la apertura cultural del país.

Una de las muchas esculturas del distrito 798 de Pekín. | D.R. / ALAMY

Empordà, territorio daliniano 

Sumérgete en las playas y paisajes del Empordà (Girona) y en el mundo surrealista de Salvador Dalí mientras visitas los espacios que configuran el triángulo daliniano. La Casa Salvador Dalí en Portlligat, una pequeña construcción de pescadores que fue ampliando y en la que vivió y trabajó hasta 1982, año en que murió Gala, su mujer. Entonces, fijó su residencia en el Castillo Gala-Dalí de Púbol, un edificio medieval que transformó y convirtió en mausoleo para su musa. El tercer vértice de este triángulo es el Teatro-Museo Dalí de Figueres, uno de los museos más visitados de Cataluña, que fue diseñado por el propio artista para ofrecer al visitante un auténtico viaje por su complejo mundo interior. Si quieres más, el Museo Nacional de Catalunya, en Barcelona, acogerá, a partir del próximo mes de julio, una exposición dedicada a la figura de Gala.

Porquerolles, destino arty

En la Costa Azul, en la isla de Porquerolles (Francia), la Fondation Carmignac abrirá el próximo mes de junio de este año su sede. Un entorno de ensueño, en medio de un bosque mediterráneo, en el que se erige una casa de campo de estilo provenzal que albergará la colección de arte contemporáneo de la fundación, especializada en fotografía y arte norteamericano de los años 60, 70 y 80, y que cuenta con obras de Andy Warhol, Jean-Michel Basquiat y Roy Lichtenstein, entre muchos otros. También es un placer pasear por su parque de esculturas, diseñado por el arquitecto paisajista Louis Benech. A la isla se accede con barco y una vez allí se recorre a pie o en bicicleta. 

“Mao”, de Andy Warhol, perteneciente a la Colección Carmignac. | D.R.

Langeland, land art isleño

Los amantes del land art disfrutarán en el parque que rodea el castillo de Tranekær (del siglo XIII), en la isla de Langeland (Dinamarca). Esconde enormes esculturas e instalaciones construidas con materiales naturales, como madera, tierra y piedra, por artistas daneses e internacionales. El recinto pertenece a la familia Ahlefeldt-Laurvig, que en 1993 confió la decoración del parque a TICKON – Tranekær International Centre of Art and Nature. Con el paso de los años, algunas de estas obras se han reconstruido, se han incorporado esculturas nuevas y otras, simplemente, se han ido transformando por la fuerza de la naturaleza. 

Goldwell, en medio del desierto

Si te apetece un road trip al puro estilo Las Vegas, una buena opción es ir a la ciudad fantasma de Rhyolite, en el estado de Nevada (Estados Unidos) para fotografiar su antigua estación y algunas de las viviendas y establecimientos que se mantienen en pie, y que han sido escenario de algunas películas. A pocos kilómetros, en la carretera que conduce al Valle de la Muerte, se encuentra el Goldwell Open Air Museum, que fue creado en los años ochenta por un grupo de artistas belgas, liderado por Albert Szukalski, y en el que se pueden contemplar siete esculturas de grandes dimensiones, situadas al aire libre y en plena convivencia con el espectacular paisaje del desierto de Mojave. El acceso es libre y lo encontrarás abierto a todas horas, todos los días del año. 

Escultura 'Lady Desert', de Hugo Heyrman en el Goldwell Open Air Museum. | D.R.

Lanzarote, la huella de Manrique

Pintor, escultor y arquitecto, César Manrique es uno de los artistas más reconocidos de Lanzarote y dedicó sus últimos años de vida a trabajar por el paisaje y la identidad cultural de su isla. Más allá de volcanes y playas, puedes conocer las interioridades de Lanzarote siguiendo su huella. En Arrecife encontrarás el Castillo de San José, una fortificación militar del siglo XVIII, que Manrique ayudó a convertir en el Museo Internacional de Arte Contemporáneo, con obras de Antoni Tàpies y de Manolo Millares, entre otros. También puedes visitar la Fundación César Manrique, ubicada en la Casa del Volcán, que fue vivienda del artista, en Tahíche; el Jardín de Cactus, en Guatiza; y el Centro de Arte y Cultura Los Jameos del Agua, que cuenta con un espectacular auditorio natural construido dentro de una gruta volcánica.