KatarzynaBialasiewicz / ISTOCK

Instagram tiene algo que decir respecto a las publicaciones que revelan desórdenes alimenticios

La red recuerda sus medidas contra la anorexia y anuncia nuevas contra casos de bullying.

Clara Hernández | Woman.es

No es una novedad: hace ya un tiempo que Instagram incluyó en sus políticas un capítulo sobre su rechazo a contenidos que promovieran o alentaran los desórdenes alimenticios con el fin de evitar convertirse en el refugio de ese tipo de mensajes así como, supuestamente, disuadir a desafíos virales como el #A4challenge (aquel en el que las participantes debían demostrar que su cintura no superaba la anchura de un folio) o  la del peligroso 'ab crab'.

Sin embargo, es ahora, coincidiendo con una comunicación que ha emitido la red social sobre otro tema (su compromiso contra el bullying), cuando varios medios y usuarios han recordado su postura ante un cuestión que, hace unos meses, le valió críticas y acusaciones por ser demasiado laxa.

ShotShare / ISTOCK

El pasado mes de marzo la BBC compartió las conclusiones de un estudio que indicaba que las publicaciones que incitaban a la anorexia y bulimia campaban a sus anchas en Instagram, "fuera de control". Y ello pese a que, a causa de la presión pública, la red social se había visto obligada a hacer una limpia y eliminar las fotografías que mostraran en la plataforma a personas que se infringieran daños a sí mismas. 

"Muchas de las imágenes publicadas son mujeres jóvenes independientes y con frecuencia acompañadas por instrucciones de dietas extremas y métodos para eludir la vigilancia de los padres", denunciaba. "Hay usuarios que elogian a otros por sus esfuerzos para perder  grandes cantidades de peso. (...) Muchos de ellos incluyen su objetivo de peso a conseguir, con frecuencia peligrosamente bajo", proseguía.

D. R.

Todo ello ha hecho que la red más fotográfica se haya reafirmado en su determinación a "retirar (material que incite a los desórdenes alimenticios) tan pronto como tenga conocimiento de ello", y asegure que ha mejorado los métodos de rastreo de este tipo de informaciones. Eso sí, también incide en que va a continuar trabajando para asegurarse de que "la gente que viene a hablar sobre sus problemas de salud mental, encuentra apoyo en la comunidad". 

"Esa es la razón por la que autorizamos contenido de gente que admite sus problemas alimenticios y publicaciones sobre la recuperación", argumentan en su política, que también señala su intención de redoblar esfuerzos para detectar posibles post que deben ser retiradas. 

Aunque no está especificado en sus comunicación, la red prohíbe las imágenes con "las costillas marcadas, estómagos cóncavos y exagerados 'thigh gaps' (el hueco entre los muslos)", según afirma The Telegraph de la red, que ha comenzado a devolver un mensaje de ayuda si se buscan palabras como #anorexia o #thigh gap".  

"¿Te puedo ayudar? Las publicaciones con palabras o etiquetas como la que tú estás buscando suelen animar comportamientos que puede ser perjudiciales e, incluso, llevar a la muerte. Si estás pasando por alguna dificultad, nos gustaría ayudarte", indican antes de sugerir algunas soluciones como hablar con un amigo, con un voluntario de una organización de ayuda o recibir consejos en Internet. 

La red, asimismo, se ha reafirmado en su compromiso contra el bullying incluyendo nuevas herramientas para combatirlo. Así, ha habilitado una notificación para advertir a los usuarios antes de que publiquen que su post puede ser ofensivo. También han extremado las medidas para restringir el acceso a nuestros perfiles a determinadas personas. 

Relacionados