¿Tener un hijo ahora?

8 de cada 10 parejas quieren ser padres pero la situación económica y laboral obliga a restrasar este momento.

Susana Fernández

A pesar de que el deseo de tener hijos es común en las parejas de antes y de ahora, las causas que llevan a posponer este momento son distintas; mientras que para las parejas de hoy en día la situación laboral y económica es el principal freno, las de antes, solían retrasar este momento por no haber encontrado la pareja ideal.

En palabras de la Dra. Victoria Verdú, Coordinadora de Ginecología de Ginefiv y Experta en fertilidad de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia): “La crisis influye directamente en el aplazamiento de tener un bebé y en el número de hijos deseados. El problema es que cuanto mayor es la edad de la mujer, la calidad de los óvulos empieza a decaer, apareciendo por lo tanto problemas para conseguirlo”.

Tener un hijo siempre ha sido una decisión de dos, aunque en la actualidad, un 5% lo plantean sin tener en cuenta a su compañero o compañera. Eso sucede fundamentalmente con las mujeres, un 4% toma la iniciativa sin tener en cuenta al hombre. En cuanto a la edad media de convivencia con que las parejas se plantean por primera vez ser padres es de casi 4 años.

Otros motivos que influyen para tener hijos a corto plazo es la ilusión por disfrutar de ellos (23%) y la propia edad o la de la pareja (20%). Además de querer disfrutar de la vida, la carrera profesional y contar ya con hijos.

Por otro lado, cuando se busca el embarazo, además del consejo del ginecólogo (40%), las parejas afirman que el método preferido es la utilización de test de ovulación (13%). A la hora de elegir un método de anticoncepción, las parejas de antes y las de ahora prefieren uno que no presente efectos secundarios. Así lo afirman 8 de cada 10 mujeres y 7 de cada 10 hombres.
Algo que desgraciadamente no ha cambiado y se mantiene antes y ahora es que el hombre, a modo individual, no se implica en actividades como la compra de ropa y artículos para el bebé, la reserva de guardería, etc. En estos casos es, o bien la mujer sola o la pareja en conjunto, quien se encarga de dichas tareas.

En el caso de las clases de preparto, un 14% de las parejas no asiste a las mismas. Y dos de cada tres mujeres realiza sola esta actividad.

Una vez que ya se tienen hijos, el cuidado principal de los mismos recae en la actualidad de manera conjunta en la pareja (54%) o en la mujer de forma individual (43%). Antes, el papel de la mujer era todavía mayor (50% frente al 47% del cuidado conjunto).

Información extraída a partir de un estudio elaborado por Clearblue a una muestra de 453 mujeres y hombres españoles que conviven en pareja.