Imagen: Fátima García

Nos sobran los motivos para estar 'orgullosos'

Mientras países como Chechenia, Rusia o Uganda dan miedo con sus leyes represivas, la sociedad española se ha convertido en un ejemplo de integración con la comunidad LGTBI. Aún así, las organizaciones piden al Gobierno un compromiso mayor para no dar ni un paso atrás.

Paka Díaz | Woman.es

Este año se celebra el World Pride Madrid 2017 del 23 de Junio al 2 de Julio. La capital española ha sido la elegida porque representa como ninguna otra la integración y el respeto social por la comunidad LGTBI. No en vano, España es considerado el país del mundo más tolerante con la homosexualidad según estudio anual del Centro Pew Research. “La sociedad española ha dado un ejemplo de madurez y ha evolucionado desde el rechazo y la estigmatización casi generalizados a ser la sociedad que siempre aparece en estudios internacionales como una de las más respetuosas del mundo. Ha experimentado un cambio espectacular y podemos estar muy orgullosos de ello”, reconoce Jesús Generelo, presidente de la FELGTB  (Federación Estatal de Lesbianas, Gais Transexuales y Bisexuales).

 

Así, durante varios días se prevé la llegada de hasta ocho millones de personas a nuestro país para celebrar el ‘Orgullo’ y disfrutar de conciertos al aire libre, fiestas, arte, cultura y deporte en el barrio de Chueca y también en zonas como Conde Duque, donde hay exposiciones muy interesantes, o Lavapiés. En realidad, Madrid va a estar lleno y nos hemos preguntando si de verdad hay tanto que celebrar. Parece ser que sí, aunque con algunos importantes peros, y que el 3 de julio de 2005 es la fecha de referencia para el gran cambio, o cuando nuestro país hizo que nos pudiéramos sentir orgullosos de verdad, y no (solo) por el fútbol.

via GIPHY

Seguramente la Historia será cariñosa con José Luis Rodríguez Zapatero por dos leyes que impulsó: la de Igualdad (aunque no dispusiera todos los recursos necesarios para ella) y la que permitió que las personas del mismo sexo pudieran casarse. Con esta última abrió la puerta de un armario gigante por el que salir a la normalidad, a la cotidianidad más aburrida y gris y, desde ella, montar tu vida como te de la gana. Desde aquel el 3 de julio de 2005, se han ido conformando muchas familias que hoy son un ejemplo de… normalidad. En 2003 hice el guión de 'Homofamilias', un documental dirigido por Manuel Palacios que contaba cómo unas 600 familias con hijos vivían en Northampton (Estados Unidos). Preguntando a psicólogos y a educadores, todo el mundo repetía lo mismo: “Las familias LGTBI son igual de aburridas que cualquier otra”.

via GIPHY

“El matrimonio igualitario ha supuesto un avance enorme en cuanto integración”, explica Violeta Assiego, abogada, activista y experta del Área de Diversidad Afectivo-sexual y de Género de Amnistía Internacional. “El hecho de que dos personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio y que puedan pedir vacaciones para compartir con su pareja nos hace mucho más libres. Como que puedan expresar su identidad de género y tener más autonomía. Todo contribuye a no tener que esconderte para vivir una doble vida o vivir en el miedo”. En los últimos 20 años, todo ha cambiado en nuestro país. Este es un resumen de lo que se ha avanzando, pero también de lo que queda por hacer.

El matrimonio igualitario. “El logro del Matrimonio Igualitario en España y su expansión por más de 20 países es un hito importante porque iguala en derechos y otorga al colectivo LGTB la igualdad en una cuestión tan fundamental como es el derecho a formar una familia. Esta modificación legal, por tanto, iguala sobre el papel, pero también socialmente. Y ha permitido una visibilidad que ha acabado con muchos prejuicios”, explica Jesús Generelo, presidente de la FELGTB.

via GIPHY

Los trans, también. Generelo recuerda que el otro gran momento legislativo que se ha vivido en España fue en 2007 cuando se aprobó la Ley de Identidad de género que permite a las personas trans adecuar sus documentos públicos a su género real y sentido. “Fue un gran paso por la dignidad de estas personas”, apunta Generelo.

Conquistar el ámbito laboral. Según un estudio de Ben Capell, investigador de la Esade Business School, el 60% de las personas del colectivo LGTB han sufrido algún tipo de discriminación en el trabajo en los dos años anteriores. Por eso, muchas personas aprovechan los cambios de trabajo para volver al armario y evitarse problemas. “La visibilidad LGTB en el ámbito laboral es todavía mínima y muy difícil de lograr”, indica Jesús Generelo, presidente de la FELGTB. Contar con ejemplos y modelos sería muy importante, pero en España no es frecuente ver a empresarios salir del armario. El caso de Kike Sarasola sería uno muy destacable.

via GIPHY

Nuestros niños y niñas están dentro del armario. Según datos de la Agencia Europea de los Derechos Fundamentales, 7 de cada 10 personas LGBTI ocultan su orientación sexual o su identidad de género durante la etapa escolar por miedo al bullying que en ocasiones llega a conducir al suicidio. La educación en diversidad es fundamental y no se está cuidando como debiera. Hay es muchos motivos de preocupación y siguen pasando cosas muy graves”, reconoce Generelo, “por ejemplo, que la orientación sexual e identidad de género es la primera causa de acoso escolar”. Que un solo niño o niña sea perseguido por su orientación sexual debería de hacernos reaccionar sin perder un segundo. Que haya habido casos de suicidio por ese acoso indica la gravedad del asunto.

Stop: delitos de odio. Los delitos de odio denunciados por LGTBfobia han aumentado el año pasado un 36%. “Todavía queda mucha gente que sigue rechazando la diversidad, sexual y de género de un modo virulento, agresivo, que causa mucho daño. Y falta todavía decisión política para tomar medidas efectivas”, denuncia Jesús Generelo, presidente de la FELGTB.

No nos toquéis a los niños, ni a las niñas. Hace un par de meses, un autobús infame de la organización Hazte Oír, una plataforma ultraconservadora, se dejó ver por Madrid y luego por otras ciudades españolas llevando unos carteles tan feos que no dan ganas ni de repetir lo que decían. Atacaban a los niños trans e incluso les hacían burla, pero las voces se alzaron en contra de ellos. No le hizo gracia a nadie e incluso la jerarquía de la Iglesia católica les afeó la conducta. “La campaña se les dio la vuelta”, señala Violeta Assiego, experta en transgénero de AI, “ha sido muy especial ver cómo la sociedad española manifestaba una voluntad total de protección hacía los niños y niñas para que se puedan expresar con libertad, sin miedo, sin coacciones”. Assiego sin embargo alerta: “Ha habido pequeños incidentes entre chavales en los colegios que seguramente no habría sucedido sin esos mensajes, tenemos que estar atentos para educarles en la igualdad y el respeto”.

Un momento de la película 'Tomboy'.  | IMDb

La conquista de lo cotidiano. En los últimos 20 años, la sociedad española de mano de su legislación, pero incluso por delante, ha convertido a España en un referente LGTBI en todo el mundo. “Ahora el reto en España es conquistar lo cotidiano. Poder vivir en lo cotidiano sin que nadie te argumente sus valores religiosos o sus principios para no concederte un espacio que te corresponde por derecho”, apunta Violeta Assiego.

Los refugiados LGTB también existen. “No se cumple la normativa internacional por asilo a personas LGTB”, denuncia Santi Rivero, vocal de la junta directiva del COGAM. No se puede dejar de recordar que hay países donde pertenecer al colectivo LGTB supone una condena a muerte o al ostracismo social.

Trans no es sinónimo de enfermedad. “Para avanzar es fundamental la total ‘despatologización’ de la transexualidad”, apunta Violeta Assiego. En la actualidad, para que se reconozca la identidad legal las personas trasn tienen que pasar por un psiquiatra durante dos años. “No es una enfermedad pero se trata como tal. Hay que acabar con eso”, demanda la activista. “Otra prioridad es lograr incorporar en las escuelas contenidos que nos lleven a repensar el género, que la diversidad se vea como lo que es, una riqueza que aporta a la sociedad, no como un problema”.

La bandera arco iris, pero de verdad. Cuando veas los desfiles del World Pride Madrid 2017 fíjate en los colores, más allá de plumas y purpurinas. El movimiento debe de ser plural, todo lo que se pueda porque esa será su mayor riqueza. Lo explica Assiego: “Un reto como movimiento LGTBI es integrar a otras culturas y otras personas que también lo son pero no responden al cliché de blanco europeo occidental de izquierdas. Igual que hay diversidad afectivosexual tenemos el reto de no quedarnos en un movimiento blanco europeo y occidental”.

via GIPHY

No te olvides del VIH. Este año una noticia alertaba del aumento en un 9% del VIH entre jóvenes gais de la Comunidad de Madrid. “Se han bajado las partidas destinadas a VIH”, denuncia Santi Rivero, vocal de la junta directiva del Colectivo de Lesbianas, Gays,Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM). Por ello, demanda que se invierta tanto en investigación en VIH, como en políticas contra el estigma por VIH. Las asociaciones LGTB hacen sus deberes y sus campañas, pero el gobierno tiene una responsabilidad inequívoca.

Todos y todas mirando a septiembre. Será entonces cuando se pase a trámite la proposición de Ley de Igualdad LGTBI que está registrada en el Congreso de los Diputados. En esta proposición hay medidas para conseguir la visibilidad y la igualdad del colectivo en todos los ámbitos: sanitario, educativo, judicial, cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, etc. Establece la no patologización de las realidades trans, reconoce el derecho de autodeterminación de género, etc. “Es una ley muy completa y pedagógica que permitirá que esa igualdad legal que ya se ha conseguido prácticamente se transforme en igualdad real. Esperamos que la Ley de Igualdad LGTBI se tramite rápidamente y tengamos las herramientas para dar ese salto que necesitamos a una igualdad social efectiva”, afirma Jesús Generelo, presidente de la FELGTB.

Mejor no dormirse en los laureles. Pese a lo orgullosos que podemos estar de la sociedad española en cuanto a tolerancia y respeto LGTB, conviene no dejar de luchar porque no está todo ganado. “En los últimos años estamos viendo un retroceso. No se han desarrollado leyes aprobadas, no se da una respuesta contundente a las agresiones, y proyectos a favor de la diversidad en la educación y se eliminó la asignatura de educación para la ciudadanía”, señala Santi Rivero, del COGAM. Por ello piden que haya educación en la diversidad, protocolos contra el acoso en centros educativos, inversión políticas de diversidad en las empresas, políticas de inserción de personas trans, políticas contra las agresiones. “En general, la sociedad española ha avanzado mucho más que la de otros países en los últimos años en cuanto a respeto a la diversidad. Aún así, siguen existiendo grupos que atentan contra nuestros derechos o que no respetan la diversidad. Consideramos que la mejor forma de acabar con esta discriminación es hacerlo desde el ámbito educativo”, concluye.

CUANDO AMAR SE CASTIGA CON LA MUERTE

Según publica Amnistía Internacional, existen 72 estados que criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo: 33 en África, 23 en Asia, 10 en América y 6 en Oceanía. En 45 de estos estados (24 en África, 13 en Asia, 6 en América y dos en Oceanía). En cuatro países se aplica de la pena de muerte (Arabia Saudí, Sudán, Irán y Yemen), algo que también ocurre en 12 estados de Nigeria y en el sur de Somalia. Además, tanto en Irak como en Siria, el Daesh también castiga con la muerte a las personas homosexuales. Además, el Observatorio Trans de Personas Asesinadas, señala que entre el 1 de enero de 2008 y el 31 de diciembre de 2016 hubo 2.343 homicidios de personas trans y género-diversas en 69 países en el mundo; 1.834 de ellos ocurrieron en América del Sur y Central.

// Outbrain