Lelo

Sara Kibum: “En cuanto pruebas el Sona 2 Cruise te das cuenta de lo maravillo qué es”

La influencer Sara Kibum nos habla de su juguete favorito, el succionador de clítoris Sona 2 Cruise de Lelo

woman.es para Lelo

Desde que los succionadores de clítoris han llegado a nuestra vida, la masturbación femenina ha dejado de ser un tabú. Las mujeres siempre hemos evitado hablar del tema por miedo a ser juzgadas o con la falsa creencia de que era una falta de respeto hacia nuestra pareja. Hasta hace pocos años hablar sobre masturbación con otras mujeres no estaba normalizado. Pero desde que nos han presentado a los succionadores de clítoris hemos vivido una auténtica revolución. “Es brutal que gracias a los succionadores y su repercusión mundial puedas compartir experiencias y aumentar tu capacidad. Incluso con mi madre o mi hermana puedo hablar de ello”, explica la influencer Sara Kibum.

Sara Kibum

Hay vida más allá de la vagina

Los succionadores de clítoris han abierto nuevos horizontes y ahora somos dueñas de nuestro propio placer. Sara Kibum reconoce que hasta ahora no había probado ningún juguete sexual. Su primera experiencia ha sido con Sona 2 Cruise de Lelo y asegura que ya no lo cambia por nada. Admite que el orgasmo “no se puede definir con palabras”. Desde la llegada del nuevo aliado de las mujeres hay dos tipos de orgasmo. Quizás a partir de ahora, la RAE debería buscar una nueva palabra que definiera el orgasmo alcanzado con los succionadores porque tal y como admite Kibum “no hay definición posible. Por mucho que te digan nadie te va a saber describir cómo es”.

Cada vagina es un mundo y cada una debemos aprender a conocer lo que más nos gusta. Muchas mujeres se han preocupado a lo largo de su vida por no alcanzar el orgasmo con la penetración, pero si te pasa eso, no eres un bicho raro. ¡Es normal! Según un estudio realizado por Birchbox un 61% de las mujeres necesita estimulación directa del clítoris para llegar al orgasmo.

La vagina no tiene muchas terminaciones nerviosas y no presenta tanta sensibilidad como el clítoris. Aunque hay que matizar que en la entrada de la vagina hay más terminaciones nerviosas que en el fondo, por lo que estimular esa zona puede facilitar el orgasmo. El estudio mencionado anteriormente revela que una de cada cinco mujeres afirma que se masturba una vez por semana y el 52% utiliza juguetes sexuales. Aunque cada vez se va normalizando más la masturbación femenina, la influencer advierte que “no nos han educado para conocernos a nosotras mismas”.

El multiorgasmo, un nuevo horizonte

Aunque Sara Kibum al principio no se imaginaba como algo externo iba a sustituir un placer manual, admite que “he notado que es como si se convirtiese en una extensión de mí”. Lo que consiguen los succionadores es diferente a lo que se alcanza en otras prácticas sexuales porque “en cuanto lo pruebas te das cuenta de lo maravilloso qué es”. El Sona 2 Cruise de Lelo abre la puerta hacia un camino sin retorno: el multiorgasmo. Una de las ventajas que ofrece este succionador con respecto a otros es que aumenta la capacidad de llegar al multiorgasmo gracias a su tecnología Control Cruise. Esto permite reservar el 20% de la potencia máxima del juguete durante su uso normal. Es común que cuando una está a punto de llegar al clímax, apriete el succionador contra su cuerpo, pero esto reduce la intensidad. Con Cruise Control el viaje comienza aquí. En ese momento se libera la potencia reservada para que nada se interponga en tu camino a un súper orgasmo.

Pero Sara Kibum no habla sobre masturbación femenina solo con su madre o su hermana, también lo hace con todos sus seguidores en su canal de YouTube. En esta red social ha creado un consultorio del amor sexEducation donde sus seguidores le cuentan sus “dramas”. Una de las consultas que más le hacen es sobre el ruido porque muchos tienen a sus padres pared con pared. “El sonido es casi imperceptible. Es de estos ruidos que sientes que suena más de lo que suena, pero en realidad el sonido es mínimo. No es ni un tercio de lo que suena un cepillo de dientes eléctrico, al ser ondas no es tanto una vibración, son más bien pulsaciones sónicas”, nos revela la youtuber.

A la cima del clímax

Pero hombres del planeta, no se asusten. No es vuestro sustituto, pero si un buen complemento. A veces a un vestido es necesario conjuntarlo con un bonito collar. “Me parece una combinación ganadora”, nos cuenta Kibum. Además, asegura que es lo mismo que masturbarse y tener relaciones sexuales. Pueden querer ambas opciones, sin descartar ninguna. “La experiencia es muchísimo mejor y cada vez son más los hombres a los que les apetece ver experimentar a su pareja sexual un orgasmo con un succionador o juguete”, afirma la joven.

Lelo

Pero además de disfrutar con Sona 2 Cruise sola o en pareja, puedes hacerlo en la bañera. ¡Eso sí que es una explosión! Sara Kibum lo ha probado: “No sé si es por el calor o por el nivel de relajación que alcanzas estando en la bañera, pero aumenta las sensaciones”.¡Y qué sensaciones!

Si eres nueva con Sona 2 Cruise y todavía no has empezado a utilizarlo. Tranquila, es muy sencillo.

1. Lo primero que tienes que hacer es poner la abertura del juguete frente a tu clítoris.

2. En segundo lugar, enciende el Sona 2 Cruise y encuentra la intensidad perfecta para ti.

3. Por último, tienes que ir incrementando la intensidad según te vayas acercando al clímax y… ¡a volar!