Cuando el sexo no funciona. | Emir Memedovski / ISTOCK

¿Qué hacer cuando en una relación todo es genial … menos el sexo? 

¿Cortar por lo sano? ¿Buscar otra cosa? Esto es lo que dicen los expertos.

Paola Lei | Woman.es

Puede que al principio todo fuera de maravilla pero ya lleváis un tiempo desganados y metidos de lleno en un sexo de rutina, por compromiso o quizás ni en eso, quizá ya ni lo intentáis. Sin embargo, por todo lo demás estáis encantados. ¿Qué hacer? ¿Cortar por lo sano? ¿Buscar otra cosa? 

¿Problemas de pareja? | PeopleImages / ISTOCK

Los expertos y psicoterapeutas de pareja insisten en que hay que intentar salvar una buena relación. Aunque tome un poco de tiempo es posible recuperar la vida sexual de la pareja. Aquí te damos algunas pistas 

1. Descartar un problema de salud 
Si el sexo no es bueno porque duele porque causa ansiedad o por causa de alguna medicación hay que pedir ayuda para identificar la causa médica que puede estar detrás de la caída de la libido. Algunos medicamentos tienen este efecto secundario. 

2. Habla del asunto con tu pareja 
No es cómodo pero hay que hacerlo. Además la voluntad de mejorar este aspecto de la relación puede construir nuevos y mas sólidos vínculos en la pareja e incrementar la comunicación. No es bueno guardar silencios sobre un problema tan evidente de la pareja. 

Habla del asunto con tu pareja.  | fizkes / ISTOCK

3. Hazte fuerte en la cama 
Una vez que hayas hablado  y se hagan descartado los posibles problemas médicos, toma la cama, sé creativo, mantén la mente abierta y dale una oportunidad al otro. A veces solo se necesita un poco más de tiempo para jugar para que se vuelva a prender la llama del sexo. Renuévate, prueba nuevas posturas, juguetes sexuales. Si necesitas inspiración, aquí puedes encontrar juguetes y juegos de mesa para añadir picante a tu relación. Conviértete en una nueva persona en la cama. 

Innova en tus relaciones. | stella_photo20 / ISTOCK

4. Busca ayuda fuera 
Si aún así no conseguir remontar vuestra vida sexual pero seguís comprometidos con buscar un cambio la solución puede estar en un terapeuta que os pueda ayudar vuestros puntos muertos eróticos. A través de un profesional es más fácil ser honesto acerca de las cosas que no están funcionando y que podrían cambiar la relación a mejor.