Fotograma de la serie de citas de Netflix 'Dating around' | Courtesy of Netflix

¿Es posible encontrar pareja en plena cuarentena?

Ni citas de Tinder, ni vinos afterwork ni escapadas al cine: la cuarentena le ha puesto la zancadilla a todos los que están inmersos en el proceso de conocer a alguien, pero tenemos buenas noticias: este aislamiento puede tener consecuencias positivas tanto para las relaciones que comienzan como para tu vida sexual. Otra ventaja: puedes leer este texto sin mascarilla.

Marita Alonso | Woman.es

Estar soltera e intentar encontrar pareja cuando el mercado amoroso es convulso exige valentía, pero dar con una persona especial cuando el Coronavirus ha puesto el mundo en pausa ya no es cuestión de ser valiente o cobarde: las citas también han sido paralizadas. Si el miedo a que nos hagan daño está siempre presente en la ecuación de los inicios amorosos, cuando una pandemia se suma a la fórmula, hemos de plantearnos una inevitable pregunta: ¿cómo se encuentra el amor en tiempos de Coronavirus?

El 30% de los divorcios se produce en septiembre, ¿cómo afectará a esa cifra la cuarentena?

¿La cuarentena por el coronavirus afectará a tu relación? 12 parejas (con y sin hijos) nos cuentan su experiencia

Desde Tinder nos comunican que la app ha colocado una native display card entre perfiles para recordar a los usuarios las precauciones que deben tomar en caso de que estén conociendo gente nueva en persona. “Dadas las circunstancias actuales, Tinder quiere que su comunidad esté al tanto de las medidas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud y, por ello, la NDC enlaza directamente a la web de la OMS desde la app”, comentan. Las medidas no son otras que lavarte las manos con frecuencia, llevar contigo gel desinfectante, evitar tocarte la cara y no ir a lugares con mucha gente. Por supuesto, estas medidas de seguridad se lanzaron antes de la cuarentena, pero la última recomendación ya hacía que el mundo de las citas fuera una vez más contradictoria: mientras que lo habitual es tener tu primera cita con un contacto de Tinder en lugar con mucha gente por motivos de seguridad, poco antes de la cuarentena, el Coronavirus abogaba por citas más íntimas.

Fotograma de 'Hold type' | D.R.

Pero ya no hay citas de las que preocuparse, sino que hemos de centrar nuestra atención en las conversaciones mantenidas a través de Tinder, que por imperativos mayores, ahora han de extenderse, algo poco habitual en este tipo de aplicaciones en las que lo normal es quedar cuanto antes para no perder el tiempo. Sí: no solo nos encontramos en la era del fast-food y del fast-fashion, sino también en la del fast-love. Puede por ello que el Coronavirus tenga al menos un lado positivo, y ese es el conocer más a nuestros pretendientes antes de quedar con ellos. Por un lado lograrás tener menos posibilidades de que tu cita sea una caja de sorpresas (negativas, por descontado) y por otro, te ahorrarás muchas quedadas innecesarias, pues cuando por fin puedas quedar con ese “alguien”, ya tendrás muy claro si realmente te interesa. Por fin nos hemos visto despojados de esa urgencia en la que Tinder nos sume. 

¿Otra ventaja? Por fin hay un comienzo de conversación fácil y que da para extensas charlas, porque frente a los clásicos “¿A qué te dedicas?” o “¿Qué tal?”, el tema del Coronavirus es un buen gancho. Por si fuera poco, hay que cambiar el manido (pero necesario) “¿En tu casa o en la mía?” por un “Cada uno en su casa… hasta nuevo aviso”, y en el mundo del amor, las novedades nunca están de más.

Lo curioso es que parece que en tiempos de Coronavirus, ha surgido la tendencia a que el pasado regrese a nuestros teléfonos móviles, aunque todavía no existe un término para este fenómeno. De hecho, para esto estamos nosotras: para darle nombre. Este término (que espero nazca al terminar este párrafo) sí tiene, en cambio, un hermano. Hablamos del Marleying, que proviene de Jacob Marley, el fantasma que visita a Scrooge en 'Cuento de Navidad'. Se refiere a esos ex ligues que en épocas señaladas -especialmente en Navidad, de ahí el nombre- vuelven a dar señales de vida, y en plena cuarentena, son muchos los exrollos que se lanzan al WhatsApp o a los privados de Instagram para volver a iniciar la conversación. Pero, ¿con qué fin? Teniendo en cuenta que el contacto físico no es factible, lo más probable es que intenten llenar ese vacío emocional y conversacional que el encierro provoca. La escritora americana Madeleine Aggeler publicó recientemente un tweet al respecto: “¿Cuántas personas están retomando el contacto con su ex durante estos momentos?”, preguntaba. Si te ha pasado, respira hondo y asegúrate de no tener a nadie cerca al hacerlo -por motivos de seguridad, claro-: estás cerca de ser re-coronada, y por supuesto, aunque acabamos de bautizar al término, este hace alusión a esos seres del pasado que vuelven a tu vida simplemente en etapas de incertidumbre y encierro. 

Fotograma de 'Love is blind' | D.R.

 

Lo curioso es que precisamente ahora podemos encontrar en Netflix la clave para resolver el dilema del amor en tiempos del Coronavirus: ‘Love is blind’. Se trata de un experimento social en el que sus participantes tienen citas sin ver a sus posibles parejas. Lo mágico es lo rápido que una buena conversación, estando cada uno aislado en un espacio separado, consigue hacer que los concursantes se conozcan de forma profunda y se enamoren sin haberse visto jamás. Ah, se me había olvidado comentar algo: los que se enamoran se prometen y han de casarse (o no: ahí está la gracia) en el poquísimo tiempo en el que transcurre el programa. Lo que podemos aprender de este programa es que Tinder ha hecho que descartemos a cientos de personas por su apariencia física sin hablar tan siquiera con ellas, y el encanto de este programa radica en que tu pareja perfecta puede ser alguien cuyo físico jamás te habría siquiera haberle saludado. Un apunte: entre los concursantes no hay nadie poco agraciado, porque ya sabemos que en la tele, todo tiene truco.

Fotograma de 'The bold type', de Amazon Premium | D.R.

Antes de terminar, lo importante es tener claro que en estos momentos, si estás conociendo a alguien justo en este periodo, te encuentras en la misma situación de esas parejas que viven separadas y que se ven inmersas en una repentina relación a distancia. ¿La solución? Junto con el clásico FaceTime, existen apps como Bubble, que te permite hablar con tus contactos, recordar fechas importantes, compartir vídeos y fotografías e incluso contar con un calendario común en el que organizar citas y escapadas.

En resumidas cuentas, tenemos que intentar sacar algo positivo de esta cuarentena, y es que aunque sin lugar a dudas, los que no la estén pasando con sus parejas en casa, podrán profundizar más en sus relaciones y descubrir una nueva parte de las mismas. Ah, otro detalle: echar de menos es clave para que el reencuentro sea más fogoso, así que piensa que esta cuarentena puede servir para darle un giro ‘spicy’ también a tu vida sexual. Al final vamos a tener que darle las gracias a este aislamiento impuesto...

Relacionados