woman | El lujo de ser mujer

El olor de tu pareja (y, por lo tanto, el de su ropa) tienen propiedades muy interesantes. | PeopleImages / ISTOCK

Oler una prenda de ropa de tu pareja reduce el estrés

Una manera olfativa de relajarte. 

Paola Lei | Woman.es

Sí, al parecer, olisquear la camiseta de tu pareja (si te va bien y estás enamorada, claro. Y si no lo estás ya debes ir pensando en cambiar) es suficiente para relajarse y reducir los niveles de estrés. De acuerdo con la investigación publicada en Journal of Personality and Social Psychology por un equipo de la Universidad de British Columbia en Canadá, el olor de nuestra pareja romántica puede ayudar a bajar los niveles de estrés, incluso si está ausente unos días pero ha dejado su estela de olor en la ropa. El olor de un extraño, en cambio, produce el efecto contrario y eleva las hormonas relacionadas con el estrés.

E.mundo de los olores te proporciona mecanismos que, tal vez, ni imaginabas.  | AntonioGuillem / GETTY

El experimento se hizo con 96 parejas heterosexuales a las que se dio a oler una camiseta de su chico o chica que había sido usado durante 24 horas sin usar desodorante ni ningún tipo de odorizante. También se aseguraron de que la persona no hubiera fumado ni tampoco comida determinados tipos de alimentos que pudieran alterar el olor original de la persona. Después de ser usadas 24 horas, las camisetas fueran congeladas para que preservaran la esencia.

Las mujeres, que suelen tener un sentido más agudo del olfato, cuando olieron la camiseta de su pareja dijeron sentirse menos estresadas, y aquellas que fueron capaces de reconocer entre varias camisetas el olor de su pareja mostraron además niveles más bajos de cortisol, la hormona del estrés. Todo lo contrario sucedió cuando olieron la camiseta de un extraño. Los autores lo explican porque dicen que los humanos han desarrollado el miedo a los extraños, especialmente si estos desconocidos son hombres.

Los autores del estudio creen que sus resultados sugieren que un modo fácil de reducir los niveles de estrés cuando uno está de viaje o separado de su pareja podría ser quedarse con una prenda del armario de esa persona en cuestión. Posteriores estudios intentarán examinar si ese mecanismo también funciona entre padres e hijos.

El sexo puede sacar a la luz sentimientos que, en otras ocasiones, mantenemos a raya. | Nd3000 / ISTOCK

¿El sexo te hace llorar? Aquí puede estar la explicación 

En ocasiones, los orgasmos tienen efectos inesperados en nuestro estado de ánimo.

Paola Lei | Woman.es

El sexo tiene múltiples beneficios para el cuerpo: ayuda a reducir el dolor, a conciliar el sueño, fortalece el sistema inmune o eleva la autoestima. Sin embargo, también puede tener un efecto inesperado en el ánimo, dejando en algunas personas un sentimiento de tristeza después de terminar que a algunas las hace llorar sin que encuentren explicación lógica alguna a estos comportamientos. 

Esta tristeza tiene hasta nombre: disforia postcoital, y se describe como un sentimiento de tristeza, enfado e incomodidad general que se produce después del orgasmo. Te puede pasar con una pareja ocasional pero también con una relación de largo recorrido en la que tienes confianza y sentimientos sólidos hacia tu pareja. De hecho, tampoco necesitas pareja, esta tristeza también puede sobrevenir cuando te masturbas. 

La tristeza postsexo es sorprendentemente común. Una encuesta de 2015 realizada entre mujeres y publicada en 'Sexual Medicine' asegura que un 46% de las entrevistadas la habían experimentado al menos una vez. Al parecer no hay relación entre esta tristeza y el nivel de intimidad y cercanía de la pareja. Y aunque el estudio solo se concentró en mujeres los expertos creen que los hombres también la podrían padecer. 

El sexo tiene muchos beneficios para el cuerpo (además). | Deagreez / ISTOCK

Los expertos creen que estos sentimientos podrían estar relacionados con las hormonas. Especialmente en las mujeres en sexo y los orgasmos liberan oxitocina, una hormona que facilita los vínculos y la conexión. Si estás teniendo un encuentro sexual casual y aparece la oxitocina, es posible que lo efímero de la relación te haga llorar (es la hormona, no eres tú). En cambio, si te pasa en una relación de pareja más larga, la tristeza podría reflejar que no eres demasiado feliz con ese vínculo. 

Por otra parte, el sexo siempre te hace sentir vulnerable, y esa debilidad puede traer las lágrimas. El momento de “después” es siempre un momento de reflexión que puede traerte emociones y experiencias que normalmente puedes mantener a raya en otro momento de tu vida. 

Si no puedes explicar por qué te pone triste el sexo, vale la pena que busques la opinión de un terapeuta que te ayude a bucear dentro de ti en busca del origen del asunto. 

Cinco propósitos de año nuevo que mejorarán tu vida sexual en 2018

Y que te permitirán disfrutar más de tus experiencias.

Paola Lei | Woman.es

Seguro que en tu lista de buenos propósitos para 2018 no faltan el de hacer más ejercicio o, si eres fumadora, abandonar el tabaco. Pero, ¿te has preocupado de tu vida sexual? Mejorarla tiene innumerables beneficios para nuestra salud y es una fuente de placer.

A continuación te facilitamos cinco consejos para conseguir que se cumple este objetivo: 

1. Hazlo únicamente para buscar placer

Si masturbarte te hace sentir mejor es porque es la mejor manera de darse una alegría y hacerse un regalo. Considera dedicar más tiempo este año a buscar la satisfacción sexual por tu cuenta. Además, masturbarte es un gran método de explorar y conocer tu cuerpo, y cómo funcionas sexualmente. Te vendrá bien para futuras relaciones. 

2. Prueba un vibrador 
Muchas mujeres aún se sienten intimidadas por los juguetes sexuales, pero es tiempo de probar y buscar el que mejor encaje con tus gustos. Los vibradores nos proporcionan muchos métodos de explorar nuestro cuerpo y de ser más flexible. Nunca hay que decir que no.

3. Hazte una profesional de los preliminares
La mayor de las mujeres necesitan hacer una transición entre la rutina del día y el sexo, y para eso sirven los preliminares, para no llegar tan rápido al sexo. Los preliminares pueden empezar incluso muchas horas antes del encuentro sexual. Para eso tenemos Whatsapp que te permite flirtear a lo largo del día. Permite a tu cuerpo experimentar placer durante varias horas, solo con pensar en lo que te espera en casa.

4. Hazte la promesa de no volver a fingir un orgasmo
No te sientas culpable por haberlo hecho porque es una práctica bastante habitual, pero para que seguir autoengañándose, mejor informar a tu pareja de lo que funciona y de lo que te gusta. Si no aprende, pues habrá que cambiar de pareja.

5. Deja de disculparte por las partes de tu cuerpo que no te gustan
Cuando durante un encuentro sexual eres tan consciente de tu cuerpo como para pedir disculpas es porque estás muy distraída y poco concentrada, y las investigaciones muestran que las distracciones disminuyen la calidad del sexo. Una de las metas más importantes para 2018 debe ser aprender a vivir con tu cuerpo y no obsesionarte. Eso te permitirá estar presente, más a gusto contigo misma y disfrutar del sexo en un nivel superior. 

ISTOCK

Tener sexo con más frecuencia mejora ¡tu carrera profesional!

Una reciente investigación de la Universidad de Oregón lo demuestra.

Paola Lei | Woman.es

En caso de que necesitas una excusa extra y muy edificante para mejorar tu vida sexual ahora puedes argumentar razones profesionales. Una reciente investigación de la Universidad de Oregón sugiere que una vida sexual más activa podría mejorar tu satisfacción y tu compromiso con el trabajo. El estudio publicado en la revista 'Journal of Management' observó el comportamiento de 159 empleados casados durante dos semanas, especialemente sus hábitos sexuales y su estado de ánimo.

Su conclusión es que el día después de haber tenido relaciones sexuales los empleados estaban de major ánimo y era más probable que se implicaran en las áreas de la empresa y disfrutarán de ellas. En el lado oscuro del estudio se descubrió que traer presión y estrés del trabajo a la casa impactaba en la vida sexual de las personas. El efecto se notó tanto en mujeres como en hombres y afectaba al estado de satisfacción con la vida en pareja, así como a la calidad del sueño.