Meditar: una cita contigo misma

Encuéntrate con tu lado más íntimo, sereno y desconocido. La meditación consiste, simplemente, en dedicarte un tiempo cuando más lo necesitas. Una forma de indagar en tu naturaleza, sea cual sea la técnica que elijas.

Helena Migueiz

8 falsos mitos

1 ¿Tengo que permanecer inmóvil en posición de loto? No, cualquier actividad puede ser meditativa (andar, nadar o ir en autobús) si nos concentramos en lo que hacemos.
2 ¿Debo meditar durante horas como un monje budista? Puedes empezar meditando cinco minutos al levantarte o antes de cenar e ir aumentando el tiempo. Para empezar, lo más importante es saber estar a gusto contigo misma.
3 ¿Hay que meditar al alba? Puedes hacerlo incluso mientras esperas para una entrevista de trabajo, si ya eres capaz de concentrarte. No obstante, es cierto que la recomendación general es meditar antes de iniciar la actividad diaria.
4 ¿Te conviertes en un ser impasible? Todo lo contrario. La meditación nos hace más capaces de emocionarnos y, al mismo tiempo, de encajar mejor los altibajos de la vida.
5 ¿Es imprescindible tener un gurú o ser una persona muy espiritual? Ni hay que ser un gurú ni hay que tener uno, ni hay que abrazar el budismo ni ninguna otra religión. Si eres espiritual, puedes elevar la experiencia a un nivel místico o metafísico; si eres más terrenal, puedes experimentarla como una ciencia de la salud para investigar constantemente en tu propia naturaleza.
6 ¿Necesito tener un mantra y repetirlo? Para algunas personas, estos sonidos armoniosos son como masajes para el cerebro y les ayudan a meditar. Otras personas no los soportan y prefieren ‘escuchar’ su propia respiración o visualizar imágenes agradables. Todo sirve.
7 ¿Y si no puedo dejar la mente en blanco? No se puede vaciar la cabeza de pensamientos. Meditar es dejar que la mente vague libremente de una cosa a otra, que esté ocupada haciendo una limpieza general mientras tú sigues tan tranquila.
8 ¿Exige mucho esfuerzo? ¿Te resulta difícil ver la tele? Pues, ¿por qué iba a ser difícil ver una película que aparece en tú cabeza? Es un descanso más profundo que el sueño, más fácil que dormir.

La recompensa: vivirás más y mejor
-Tendrás un 80% menos de probabilidades de padecer problemas cardiovasculares y un 50% menos de cáncer.
-Segregarás casi un 47% más de hormona dehidroepiandrosterona (DHA), conocida como hormona de la juventud, que reduce el estrés, aumenta la memoria y regula el peso.
-Si padeces dolor crónico, necesitarás un 36% menos de medicación.
-El síndrome premenstrual disminuirá en un 75%.
-Si padeces insomnio, experimentarás una mejoría en tus ciclos de sueño.
-La meditación puede resultar muy efectiva contra la depresión, los ataques de pánico o ansiedad.
-Es un buen antídoto para la hipertensión y los problemas de piel, como la psoriasis.