Anita Roddick, activista y fundadora de la empresa The Body Shop, se refería al tráfico de personas como ‘la esclavitud moderna’. Trabajó con firmeza y convicción para tomar medidas contra un problema que se expande por países de todo el mundo (no solo subdesarrollados) y en el que los niños son los más vulnerables. Entre el inmenso legado de Roddick –conocida sobre todo por su defensa medioambiental en el mundo de la cosmética– se encuentra hoy la campaña ‘Detengamos el tráfico sexual de niños y adolescentes’. (En la imagen, mano dibujada por Sienna Miller).

Manos amigas: stop al tráfico sexual

Detener el tráfico sexual de niños y adolescentes es causa común de famosos y de The Body Shop. Pero todos podemos decir "stop".

Myriam Serrano

Detener el tráfico sexual de niños y adolescentes es causa común de famosos y de The Body Shop. Pero todos podemos decir "stop".