Lo que hay que saber antes de lanzarse tras la “Viagra Femenina” | GTRES

Lo que hay que saber antes de lanzarse tras la “Viagra Femenina”

Te damos los consejos para que no te precipites.

Paola Lei | Woman.es

¿Qué es?

Se llama Addyi y su principio activo es la flibanserina. Tiene una doble acción: Por un lado activa los receptores de la serotonina (de un modo similar a como lo harían algunos fármacos antidepresivos). De hecho, se ensayó primero para ser un antidepresivo pero su acción era muy débil. Por otro lado, inhibe la dopamina. La serotonina se considera un estabilizador del estado de ánimo, mientras la dopamina regula algunos movimientos motores, la memoria, la creatividad y la pasión por el riesgo.

¿En qué casos podría tomarla?

De momento la llamada Viagra femenina, que como veremos luego no tiene nada que ver con la Viagra, solo está aprobada en Estados Unidos para el tratamiento de algo que se llama “deseo sexual hipoactivo femenino o falta de interés sexual” y que ni siquiera es muy fácil de diagnosticar. En la última edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) (una especie de biblia de todas las enfermedades mentales) se le llamó “trastorno de excitación en la mujer”. Para que se consideré que una mujer lo padece la falta de deseo debe tener  una duración superior a seis meses, la mujer debe sentir que la falta de deseo es un problema para ella (no para la pareja). Léase, la mujer no debe consultar porque su pareja quiere, ella tiene que vivir sus problemas sexuales como un problema. Además, debe descartarse que el trastorno no se deba a los efectos secundarios de algún medicamento o una enfermedad. Tampoco la ausencia de deseo sexual debe estar relacionada con problemas en la relación de pareja. Debe ser una falta de deseo puro, algo difícil de determinar en una mujer.

¿Quien sería la candidata perfecta para esta píldora?

Addyi está indicado solo para las mujeres con TDSH (Trastorno del deseo sexual hipoactivo ) que no tengan la menopausia. Así que quedan fuera las que manifiesten una bajada de la libido por otras enfermedades físicas o psiquiátricas. Después de la menopausia, Addyi no funcionaría más que como un efecto placebo. Como si usted tomará cualquier sustancia con fama de afrodisíaco. Su uso tampoco está indicado para mejorar el rendimiento sexual.

¿Por qué es una píldora tan polémica?

Porque el mismo organismo que ahora la aprueba, la FDA, la había rechazado dos veces por falta de eficacia probada. Una de ellas en 2010 cuando el producto lo desarrollaba la multinacional farmacéutica Boehringer Ingelheim. Tras este fracaso, la patente fue vendida a un laboratorio más pequeño, Sprout Pharmaceuticals, que en 2013 volvió a ser rechazado por su “efecto modesto” sobre la falta de deseo.

La votación para su aprobación estuvo muy dividida. Se aprobó con18 votos a favor y 6 en contra. Pero incluso los que estuvieron a favor del fármaco indicaron que su uso debía llevarse bajo “un estricto control” debido a sus efectos secundarios. Además, varios informes apuntan que “la eficacia modestísima” del fármaco no justifica su  aprobación. La flibanserina se asoció a un aumento de 0,5 a 1 coito satisfactorio al mes en personas que tenían entre dos o tres encuentros sexuales al mes.

Lo datos enviados a la FDA corresponde a ensayos con 7000 mujeres, una cifra pequeña para justificar una aprobación de un fármaco.

 

Efectos secundarios

Solo podrá ser recetada por médicos especialistas , y de todos sus efectos secundarios, el más preocupante es su incompatibilidad con el alcohol. Dado los antecedentes de uso recreativo que tuvo, tiene y ha tenido Viagra, se teme que su interferencia con el alcohol pueda causar más de un problema grave. Pero son tantos sus efectos secundarios que el laboratorio ha sido obligado a ponerlos en el envase del medicamento que se comenzará a comercializar en octubre. Las reacciones adversas más frecuentes mareos, somnolencias y fatiga, también insomnio y sequedad en la boca. Todavía más grave es que se cree que el fármaco podría provocar tensión baja y pérdida de la consciencia. Todo podría potenciarse bajo los efectos del alcohol. En cualquier caso los expertos señalan que estas reacciones son muy similares a las de cualquier antidepresivo, y menores que las de Viagra.

¿Es una versión femenina de Viagra?

Si la Viagra era la píldora azul, Addyi sera la píldora rosa. Esta dicotomía no es casual, y es probable que la industria quiera explotar el éxito de Viagra y explotar la fantasía de una píldora sexual para las chicas, pero en realidad ambos fármacos no tienen nada en común más allá de su relación con el sexo. Las propias diferencias entre la sexualidad de un hombre y la de una mujer justifican que ambas píldoras funcionen de manera diametralmente opuestas. "La sexualidad masculina es como el interruptor de la luz; la femenina, como el cuadro eléctrico de un avión", resume de un modo gráfico Juan I. Martínez Salamanca, urólogo del hospital universitario Puerta de Hierro. El sistema masculino se resuelve con una solución hidráulica, el de la mujer nadie tiene idea de cómo activarlo una vez que se desconecta. En el caso de la nueva píldora se actúa a nivel del sistema nervioso central mientras que la Viagra es un vasodilatador, un medicamento físico, mientras el de las chicas es psíquico.

Mientras la Viagra se toma poco antes del acto sexual y dura unas pocas horas, Addyi ha de tomarse todos los días, haya o no perspectiva de tener sexo.