Ágata. Beneficiosa para vista, sistema linfático, colon, páncreas y circulación. Promueve la fidelidad y proporciona equilibrio.Aguamarina. Para la salud en general. Te mantiene a salvo en tu viaje vital. Excelente para meditar.Amatista. Eficaz contra los dolores de cabeza y garganta, para trastornos de la audición, la regulación hormonal, insomnio e infecciones. Permite que todo fluya mejor en situaciones atascadas. Ayuda a alcanzar acuerdos. Calma en situaciones tensas.

¿Conoces el poder de las piedras?

Las piedras preciosas y semipreciosas no son solo un reclamo de estilo: proporcionan bienestar, ya que su color y energía pueden contribuir al equilibrio cuerpo-mente. Es cuestión de escoger la más apropiada.

Tareixa Enríquez

El origen de su uso terapéutico se atribuye a la antigua medicina ayurvédica india, y actualmente la especialidad de curar con piedras se conoce como litoterapia o gemoterapia (ciencia para algunos, sanación alternativa para otros). ¿Su fundamento? Pueden canalizar la energía y transmitirla a las áreas afectadas del cuerpo. Para ello, se colocan las piedras –que cada parte del organismo necesite– en alguno de los siete chakras (puntos de energía de la medicina india) o en los acupuntos de la medicina tradicional china. También se pueden llevar en el bolsillo, en forma de joyas o colocar como adorno, para tenerlas cerca. Elige la que más te guste y/o necesites.