woman | El lujo de ser mujer

Un cóctel de champán y granada, muy 'San Valentín'. | wmaster890

Afrodisiacos en San Valentín: esto dice la ciencia

La ciencia ha hablado alto y claro. Su veredicto es que solo existen dos sustancias en la naturaleza que merecen (por sus acciones y no por sus promesas) ser consideradas afrodisíacos.

Paola Lei | Woman.es

Hay muchos mitos, leyendas y creencias falsas sobre supuestos afrodisíacos y otras sustancias que ayudan al ser humano a convertirse en un dios del sexo. La fantasía de tomar una pócima que te haga sentir deseo o tener un rendimiento sexual espectacular parece que no pasa de ser, en muchos caso, eso, una fantasía.

Sin embargo, la investigación que otorga todo el crédito afrodisíaco al ginseng y al azafrán asegura que ambas sustancias son verdaderas potenciadoras y estimulantes del rendimiento sexual. El estudio es la más amplia revisión científica sobre esta sustancia, y estuvo dirigido por el profesor Massimo Marcone, de la Universidad de Guelph en Canadá y se publicó en la revista Food Research International, la publicación del Instituto Canadiense de Ciencia y Tecnología de Alimentos.

Ginseng, cúrcuma, cáñamo y otras especias y alimentos que se relacionan con la dieta sana.  | marilyna / ISTOCK

El objetivo del profesor Marcone y su equipo era descubrir si alguna sustancia natural podría ser utilizada como alternativa a fármacos como el sidenafil (Viagra) y tadalafil (Clialis), ambos para tratar la disfunción eréctil y que, aunque son eficaces, causan muchos efectos secundarios como dolor de cabeza y muscular, así como visión borrosa, además de tener peligrosas interacciones con otros medicamentos.

Después de analizar casi 50 sustancias naturales con fama de aumentar el deseo, concluyeron que las únicas sustancias que pueden mejorar la función sexual humana son el Panax ginseng, una planta de origen coreano cuya raíz se utiliza comúnmente en la medicina tradicional china, y el azafrán, una especia derivada de la flor Crocus sativus. Esta especia, dicen los investigadores, demostró tener "efectos sostenidos" en la estimulación del impulso y del rendimiento sexual.

Otro estudio de 2015 también le da igual crédito a la raíz coreana como alternativa natural al tratamiento del escaso deseo sexual y la disyunción eréctil, pero recomienda solo una variedad concreta del ginseng, la roja, por su capacidad de aumentar la excitación sexual en las mujeres que ya han pasado por la menopausia. Lo descubrieron tras estudiar 50 afrodisíacos diferentes. La razón es que el ginseng pueden interferir en la coagulación sanguínea (por eso su consumo debe evitarse antes de una cirugía) y los estrógenos.

En otros experimentos los participantes han informado sentir  un mayor deseo sexual después de comer Muira puama (Ptychopetalum), una especie de árbol originario de Brasil. También se habla de los beneficios del consumo de raíz de la maca (Lepidium peruvianum), una planta herbácea de los Andes peruanos.

Otras sustancias menos conocidas, en particular la yohimbina, un alcaloide que se encuentra en una planta psicoactiva africana llamada Yohimbe, también parecen mejorar la función sexual humana.Y en estudios llevados a cabo con animales de laboratorio, especias como el ajo, el clavo y el jengibre demostraron estimular el impulso sexual.

Por otra parte, muchos afirman que el chocolate y el vino son estimulantes sexuales. Los científicos no han conseguido demostrar que el chocolate sea un afrodisíaco aunque conceden que pueden causar determinados efectos estimulantes en los niveles de serotonina y endorfinas del cerebro gracias a uno de sus ingredientes fundamentales, la feniletilamina.

El vino y cualquier otra bebida alcohólica parece que son responsables de que nos volvamos más atrevidos y deslenguados por su poder desinhibidor, y eso quizás nos haga ligar más, pero sus efectos sobre la función sexual parecen que no son los mejores. En resumen, el alcohol aumenta el deseo pero dificulta el rendimiento sexual.

Ejemplo de pijama anti-Cupido. | YouTube

Como en el anuncio de la Lotería Nacional, ¿qué te gustaría que te hiciera San Valentín?

Nos los cuenta un anuncio. ¿Y no crees que da en el clavo?

Clara Hernández | Woman.es

No solo se trata de celebrar el amor cada 14 de febrero. Mantener viva la llama es una tarea de todos los días, nos recuerda el nuevo anuncio del Sorteo Extraordinario de San Valentín de la Lotería de Navidad que, con mucho humor, nos proporciona un decálogo amoroso con consejos prácticos que no nos parece mal repasar.

El spot (bajo estas líneas) explica que hay un Cupido ideal (y guaperas) que se reserva para asestar flechazos de película, pero también otro más de estar por casa (un poco calvo, un poco barrigudo, un poco miope). Este último es quien se encarga de mantener a flote nuestra relación no solo el día de San Valentín, sino todos los días (además de arrancarnos la sonrisa). 

Aquí van las 7 lecciones de amor que pueden parecer obvias, pero que conviene recordar:

1. Achuchones.

¿Estáis tú y tu pareja en el sofá viendo la tele casi sin miraros? El Cupido realista propone que pases el brazo por encima de los hombros de tu pareja. Tampoco están de más los abrazos, algún beso, un achuchón aquí y allá...

2. A la hora de la cena…

Hay que introducir de vez en cuando un elemento sorpresa. ¿Qué tal unas velas? (En el spot, para que la pareja protagonista luche contra el hastío, el Cupido barbudo simula un apagón de luz. Y los resultados son portentosos).

3. Adiós al pijama de franela (o dosifícalo).

Aquí, es San Valentín el que se encarga de cambiar un pijama antilujuria por un sofisticado camisón. Nosotras también proponemos que cuide la ropa de domir del otro miembro de la pareja.

Ejemplo de pijama anti-Cupido. | YouTube

4. Mensajes románticos

Se trata de que nuestras conversaciones de WhatsApp no contengan únicamente mensajes del tipo de "trae el pan" o "saca el pescado del congelador". (¿Te suena?). Un "te echo de menos" acompañado de varios corazones puede obrar  maravillas.

Un mensaje para mantener viva la llama. | Lotería Nacional

5. Beso de buenos días, una palmetada en el trasero…

"Cuida los detalles", nos recomienda la voz en off. 

6. Padres… y pareja.

Sí, en las imágenes, cuando el bebé llora, es Cupido quien trata de calmarlo para que los padres puedan disfrutar de un rato de intimidad. En la realidad… deberás buscar otras artimañas.

7. Por último, el anuncio nos ofrece su solución comercial: aviva la llama con 15 millones de euros. Si no eres de las agraciadas, y alguna de las situaciones mencionadas te resulta familiar, es hora de ponerte  manos a la obra.

El olor de tu pareja (y, por lo tanto, el de su ropa) tienen propiedades muy interesantes. | PeopleImages / ISTOCK

Oler una prenda de ropa de tu pareja reduce el estrés

Una manera olfativa de relajarte. 

Paola Lei | Woman.es

Sí, al parecer, olisquear la camiseta de tu pareja (si te va bien y estás enamorada, claro. Y si no lo estás ya debes ir pensando en cambiar) es suficiente para relajarse y reducir los niveles de estrés. De acuerdo con la investigación publicada en Journal of Personality and Social Psychology por un equipo de la Universidad de British Columbia en Canadá, el olor de nuestra pareja romántica puede ayudar a bajar los niveles de estrés, incluso si está ausente unos días pero ha dejado su estela de olor en la ropa. El olor de un extraño, en cambio, produce el efecto contrario y eleva las hormonas relacionadas con el estrés.

E.mundo de los olores te proporciona mecanismos que, tal vez, ni imaginabas.  | AntonioGuillem / GETTY

El experimento se hizo con 96 parejas heterosexuales a las que se dio a oler una camiseta de su chico o chica que había sido usado durante 24 horas sin usar desodorante ni ningún tipo de odorizante. También se aseguraron de que la persona no hubiera fumado ni tampoco comida determinados tipos de alimentos que pudieran alterar el olor original de la persona. Después de ser usadas 24 horas, las camisetas fueran congeladas para que preservaran la esencia.

Las mujeres, que suelen tener un sentido más agudo del olfato, cuando olieron la camiseta de su pareja dijeron sentirse menos estresadas, y aquellas que fueron capaces de reconocer entre varias camisetas el olor de su pareja mostraron además niveles más bajos de cortisol, la hormona del estrés. Todo lo contrario sucedió cuando olieron la camiseta de un extraño. Los autores lo explican porque dicen que los humanos han desarrollado el miedo a los extraños, especialmente si estos desconocidos son hombres.

Los autores del estudio creen que sus resultados sugieren que un modo fácil de reducir los niveles de estrés cuando uno está de viaje o separado de su pareja podría ser quedarse con una prenda del armario de esa persona en cuestión. Posteriores estudios intentarán examinar si ese mecanismo también funciona entre padres e hijos.

El sexo puede sacar a la luz sentimientos que, en otras ocasiones, mantenemos a raya. | Nd3000 / ISTOCK

¿El sexo te hace llorar? Aquí puede estar la explicación 

En ocasiones, los orgasmos tienen efectos inesperados en nuestro estado de ánimo.

Paola Lei | Woman.es

El sexo tiene múltiples beneficios para el cuerpo: ayuda a reducir el dolor, a conciliar el sueño, fortalece el sistema inmune o eleva la autoestima. Sin embargo, también puede tener un efecto inesperado en el ánimo, dejando en algunas personas un sentimiento de tristeza después de terminar que a algunas las hace llorar sin que encuentren explicación lógica alguna a estos comportamientos. 

Esta tristeza tiene hasta nombre: disforia postcoital, y se describe como un sentimiento de tristeza, enfado e incomodidad general que se produce después del orgasmo. Te puede pasar con una pareja ocasional pero también con una relación de largo recorrido en la que tienes confianza y sentimientos sólidos hacia tu pareja. De hecho, tampoco necesitas pareja, esta tristeza también puede sobrevenir cuando te masturbas. 

La tristeza postsexo es sorprendentemente común. Una encuesta de 2015 realizada entre mujeres y publicada en 'Sexual Medicine' asegura que un 46% de las entrevistadas la habían experimentado al menos una vez. Al parecer no hay relación entre esta tristeza y el nivel de intimidad y cercanía de la pareja. Y aunque el estudio solo se concentró en mujeres los expertos creen que los hombres también la podrían padecer. 

El sexo tiene muchos beneficios para el cuerpo (además). | Deagreez / ISTOCK

Los expertos creen que estos sentimientos podrían estar relacionados con las hormonas. Especialmente en las mujeres en sexo y los orgasmos liberan oxitocina, una hormona que facilita los vínculos y la conexión. Si estás teniendo un encuentro sexual casual y aparece la oxitocina, es posible que lo efímero de la relación te haga llorar (es la hormona, no eres tú). En cambio, si te pasa en una relación de pareja más larga, la tristeza podría reflejar que no eres demasiado feliz con ese vínculo. 

Por otra parte, el sexo siempre te hace sentir vulnerable, y esa debilidad puede traer las lágrimas. El momento de “después” es siempre un momento de reflexión que puede traerte emociones y experiencias que normalmente puedes mantener a raya en otro momento de tu vida. 

Si no puedes explicar por qué te pone triste el sexo, vale la pena que busques la opinión de un terapeuta que te ayude a bucear dentro de ti en busca del origen del asunto.