600 vs Mii

La actriz María Castro fue la madrina de una divertida comparativa técnica entre los dos utilitarios urbanos y polivalentes de Seat.

Myriam Serrano

Cincuenta y cuatro años separan el nacimiento de ambos coches. “El concepto del 600 sigue vigente”, explicó Fernando Salvador, director de comunicación de Seat, durante un test-drive en las instalaciones de la marca en Barcelona, refiriéndose al mítico coche que vio la luz en 1957. El pequeño vehículo, un icono de la sociedad española, revolucionó en los años 60 los hábitos del país: dio libertad y movilidad a nuestros padres y abuelos, que se lanzaron a las carreteras para descubrir España. Entonces, 1 de cada 4 coches era un 600, hasta el punto de que ante el aluvión de pedidos se tuvo que cancelar la entrega de unidades durante dos años: “me han concedido un 600”, se decía. Era un coche relativamente económico (costaba algo más de un año de trabajo, unas 63.500 pesetas) y se consideraba un ‘mechero’ por lo poco que consumía.

Hoy, el Mii, presentado en otoño de 2011, se puede considerar un modelo anticrisis muy práctico en ciudad y en carretera que ha crecido a lo ancho, largo y alto respecto al 600 y ha ganado en habitabilidad. Ofrece altas prestaciones y tiene un bajo consumo (5 litros en ciudad y 3,7 litros en carretera) ¿Precio? Desde 6.400 €.