Sujetador protésico, de Selmark Care. | D.R.

Selmark Care: la lencería para mujeres con cáncer de mama

La firma española de corsetería ha contado con la colaboración de pacientes, oncólogos, cirujanos y enfermeras para crear una línea de prendas con los tejidos, los patrones y la tecnología más adecuados. ¡Y sin olvidarse de las tendencias moda!

Woman.es

La idea nació de una experiencia personal que ponía en evidencia una carencia real. Una paciente se dirigió a Selmark para transmitirles las dificultades que tenían las pacientes de cáncer de mama para encontrar en el mercado lencería adecuada para sus necesidades. “Fue mi prima la que me trasladó la falta de prendas específicas en este tipo de recuperaciones. Ella se realizó una mastectomía, fue intervenida en varias ocasiones, y no encontraba productos adecuados ni sujetadores que le permitieran naturalizar el proceso y que no le recordaran permanentemente las secuelas de la enfermedad”, explica Diego Piñeiro, responsable de Ingeniería de Selmark. Ese fue el germen de la línea Selmark Care, que se ha presentado en colaboración con el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC).

En 2014 comenzó un intenso trabajo de investigación con un proyecto de I+D+i para detectar las necesidades y desarrollar las capacidades tecnológicas, trabajando en la morfología del pecho de la paciente. Para Rafael Pérez, director de Selmark, este proyecto aúna su experiencia de más de 40 años de como fabricantes de ropa íntima con la de los especialistas médicos: “Desde su fundación en 1975, Selmark ha estado al lado de las mujeres para hacerlas sentir guapas interiormente. Ahora además, hemos sentido la responsabilidad de llevar a cabo esta iniciativa para ayudarlas física y anímicamente en los momentos que más lo necesitan”.

Sujetador lactancia hipoalergénico sin aros, de Selmark Care. | D.R.

Todos los productos se han elaborado sin emplear elementos rígidos para evitar marcas o rozaduras y con productos libres de sustancias nocivas para la salud. Además de corsetería para mujeres mastectomizadas, la colección incluye sujetadores para tratamientos de radioterapia, de lactancia, y vendajes postoperatorios, y al ser hipoalérgenicos, se pueden colocar sobre los apósitos. Pero aunque priman la salud y el confort que ayuden a la mujer a su recuperación, no dejan de lado la estética. La línea Care incluye tonos más vivos, como el azul y el berenjena, y responde a una demanda mayoritaria entre las mujeres para encontrar otros colores que no sean el blanco, el negro y el beis. Porque cuando se afronta una enfermedad como el cáncer, estar guapa importa y mucho. Porque contribuye a mejorar la autoestima y eso es capital en la lucha contra cualquier problema de salud. “Cuando una persona es diagnosticada de cáncer de mama aparecen muchas emociones como tristeza, ira, envidia, miedo, ansiedad, depresión o dificultad en las habilidades sociales, por lo que estos productos son fundamentales para que se puedan sentir cómodas sin perder su esencia femenina”, asegura Miguel Rojas, psicoóncologo de GEPAC.

Ver 6 fotos