D.R.

Sarah Harmon: El principal error que se comete en un CV es no incluir una foto de perfil

La responsable de LinkedIn para España y Portugal nos da las claves para sacarle el máximo partido a esta plataforma de búsqueda de empleo y darle un impulso a nuestra vida profesional.

C. Ávila | Woman.es

¿Está obsoleto aquello de buscar trabajo “a puerta fría”, es decir, hacerle llegar un CV a alguien que no te conoce de nada ni sabe nada de ti?

Los tiempos han cambiado y los avances tecnológicos han hecho que el mundo se transforme, y el terreno laboral no ha podido obviar esa evolución, así que también ha cambiado y se ha adaptado a las soluciones tecnológicas que han ido surgiendo. No se trata de que haya quedado obsoleto el contacto a puerta fría, sino que ahora hay formas que mejoran esa primera impresión y que ayudan a conseguir el objetivo deseado. ¿Por qué entregar un CV en papel que es un elemento estático si podemos tener un perfil que funciona como un CV “vivo” y que podemos actualizar constantemente, mostrar ejemplos de nuestro trabajo? Sin duda, eso es algo que habla mucho más de nosotros que el CV tradicional y que nos posiciona frente a los reclutadores de una forma más relevante y creíble.

LinkedIn basó su filosofía en la importancia de la red de contactos. ¿Cuántos más mejor? ¿Cómo establecer una red efectiva?

Siempre recomendamos calidad antes que cantidad. Es importante construir una sólida red de contactos profesionales con las personas que puedan aportarnos valor y conocimiento, por lo tanto, creemos que es mejor tener conexiones de calidad en lugar de personas que no conoces. Sin embargo, si es importante para ti poder conectar con una persona que no conoces, ya sea porque es un posible socio, partner, mentor o alguien importante para tu red profesional, puedes pedir a un contacto en común que os presente y, si no es el caso, siempre recomendamos que incluyas un mensaje personal en el que puedas aclarar dónde os conocisteis y por qué quieres conectar con esa persona. Así incrementas las posibilidades de conectar y la otra persona se siente más valorada.

En general, en la búsqueda de empleo: ¿qué suma puntos?

A la hora de encontrar empleo, hay muchísimas cosas que podemos tener en cuenta para destacar nuestra candidatura. Por supuesto, tener un perfil completo con una buena fotografía, la información más relevante de experiencia y formación, ejemplos de nuestro trabajo y recomendaciones será un buen punto de partida. Y si tienes experiencia en causas benéficas y de voluntariado, no dudes en incluirla: muchos reclutadores la valoran igual que si fuera remunerada.

Cada vez más, vemos también la importancia de lo que en LinkedIn llamamos softskills: habilidades transversales muy necesarias en cualquier sector y que, en ocasiones, son las más difíciles de encontrar al no ser habilidades regladas o certificadas. Estas habilidades son, en muchas ocasiones, las más importantes a la hora de encontrar al candidato adecuado, y ‘comunicación’, ‘organización’, ‘puntualidad’ o ‘trabajo en equipo’ son algunas de las más demandadas.

¿Cuáles son los errores más frecuentes que conviene evitar?

Los principales errores que cometen los usuarios son no incluir una foto en su perfil y no mantenerlo activo. Por un lado, tener una fotografía profesional en el perfil aumenta las posibilidades de recibir visitas y de ser contactado a través de los mensajes directos. Por otro, podemos ser activos en la red compartiendo contenidos relevantes sobre nuestro sector, participar en grupos, responder a cuestiones en foros, etc.

Además, uno de los errores más comunes es el de utilizar palabras típicas para describirnos y que, a causa de su sobreuso, han perdido su valor. Cada mes de enero compartimos los resultados de un estudio sobre las palabras más utilizadas en los perfiles de nuestros usuarios y siempre recomendamos evitarlas para que nuestro perfil pueda destacar. En ese sentido, los términos más utilizados en España y que conviene evitar son los siguientes: especializado, liderazgo estratégico, apasionado, centrado, experto, experimentado, creativo, máster, innovador.

Dicen que las mujeres nos vendemos fatal. ¿Algún consejo “extra” para nosotras?

Mi consejo a nivel laboral para todas las mujeres que quieren crecer profesionalmente y contribuir al incremento del porcentaje de cargos CEO femeninos actual (18%) es siempre el mismo: cree en ti misma y no tengas miedo al fracaso, un consejo del que los hombres también pueden tomar nota. Debes lanzarte y aprender de los éxitos y los errores. Trabaja en una red de contactos que sean relevantes, que te puedan aportar conocimientos y consejos que contribuyan al desarrollo de tu carrera. Y, sobre todo, no tengas miedo a destacar tus logros profesionales y compartir tus objetivos.

5 pasos para un perfil sobresaliente

Nuestro perfil en LinkedIn es nuestro registro profesional y hacer pequeños cambios para reflejar nuestro trabajo aumentará nuestra visibilidad en el sector y dará a los reclutadores, clientes potenciales o contactos de nuestra red visibilidad sobre quién eres y qué haces, y prestando atención a los siguientes puntos lograrás tener un perfil sobresaliente:

Sube una fotografía: la imagen de perfil es tu apretón de manos virtual, así que sube una fotografía que se alinee con tu rol como profesional, pero que te haga accesible. Según nuestros datos, tener una foto de perfil aumenta 14 veces las posibilidades de que tu perfil sea visto, así que no lo dudes y ¡muéstrate al mundo!

Detalla tu posición actual: asegúrate de que está actualizada e incluye su título, nombre de la empresa y período de tiempo. Usuarios con cargos "hasta la fecha" son descubiertos hasta 18 veces más en búsquedas por otros usuarios y reclutadores. Si actualmente estás buscando trabajo, en lugar de calificarte como desempleado puedes añadir un título similar al que quieres conseguir. También, muestra el año en el campo de la fecha, como por ejemplo "desde 2016 hasta la actualidad". Si acabas de incorporarte al mercado laboral es vital incluir tu educación, que no es solo importante para potenciales empleadores,sino que te puede ayudar a conectar con alumnos y antiguos compañeros de estudios.

Mantén una lista de competencias relevantes: ayudará a los otros a entender tus fortalezas y encajar en las ofertas más adecuadas. Los usuarios con una lista de 5 o más habilidades son contactados (por mensaje) hasta 33 veces más por los reclutadores y reciben hasta 17 veces más visitas de perfil. Un consejo: comprueba que tus habilidades estén enumeradas en el orden de los puntos fuertes por los que deseas ser conocido, y LinkedIn se encargará del resto dirigiéndote a personas que podrán validar esas competencias que has priorizado. Cuantas más validaciones tengas para tus habilidades, más altas serán las probabilidades de aparecer en los resultados de búsqueda.

Añade tu ubicación: más de un 30% de los empleadores usan búsquedas avanzadas basadas en la ubicación, así que cuantos más detalles tengas, más probabilidades tendrás de ser encontrado y conectar con tu siguiente oportunidad.

Resume tu experiencia y objetivos: esta es tu oportunidad de contar la historia de quién eres, tu experiencia, los temas que te interesan y los objetivos que te gustaría conseguir. Un resumen de más de 40 palabras facilitará que tu perfil tenga más probabilidades de salir en las búsquedas así que ten en cuenta añadir también tus especialidades para la búsqueda de palabras clave. Y no dudes en añadir un poco sobre tu personalidad: casi el 40% de los reclutadores también están interesados en ello.