Braguitas menstruales de Uniqlo. | Uniqlo

Uniqlo lanza sus braguitas menstruales como alternativa a tampones, compresas y copas

Cómodas y con triple capa absorbente, es la opción más sostenible para llevar en los días de regla. 

Julia García

No es fácil cambiar de rutinas íntimas pero el hecho de tener una conciencia cada vez más sostenible ha provocado que muchas nos planteemos buscar alternativas menos contaminantes que las compresas o los tampones para los días de regla. La copa menstrual fue una de las que primero nos convenció por ser respetuosa con el medioambiente y también con nuestra salud, y a esta se ha unido en los últimos tiempos también las braguitas menstruales

En realidad no son nada nuevo ya que llevan años en el mercado, pero ha sido en los últimos años cuando hemos empezado a ver con mejores ojos esta opción gracias a la popularidad que ha ido alcanzado después de que tantas firmas inviertan dinero y tiempo en el desarrollo de tejidos que de verdad funcionen en su cometido, que no es otro que el de absorber la sangre sin renunciar a mantenernos secas y confortables. 

Esto ha provocado que surjan versiones que cada vez den mejores resultados y de paso sean fácilmente accesibles por su precio. Primark, por ejemplo, apostó por este tipo de ropa interior la pasada primavera y ahora ha sido Uniqlo quien ha sacado sus propios diseños dentro de la línea Femcare que no deja de expandir y que incluye además artículos premamá. 

Uniqlo lanza su colección de braguitas menstruales. | Uniqlo

Las braguitas menstruales de Uniqlo están pensadas para acompañar a las mujeres en las diferentes etapas de su ciclo menstrual con las tres capas absorbentes de las que están compuestas: una capa de control de olores y secado rápido gracias a la tecnología DRY que garantiza el confort, una capa absorbente que cubre el área de la entrepierna capaz de contener hasta 30-40 ml de líquido y una capa resistente al agua fabricada en un tejido laminado con una película hidrófuga que abarca desde la espalda hasta la cintura, lo que permite mantener la parte trasera seca y reducir la desagradable sensación de acartonamiento. Además, el hecho de que tenga un área de refuerzo en la entrepierna con un acabado que se adhiere al tejido, evita posibles fugas desde el interior lo cual es toda una garantía de tranquilidad. 

Con ajuste cómodo y de tacto suave y sedoso por el tejido AIRism y el haber sido diseñada sin costuras, las braguitas se venden en la tienda online por 19,90 euros en cuatro colores diferentes o en packs de dos por 29,90 euros. A partir del 25 de octubre estarán también disponibles en los establecimientos de la marca.