GTRES

Los trucos definitivos para superar "el llenazo" del gimnasio

Si quieres evitar encontrarte el gym lleno, sigue nuestras recomendaciones.

Paola Lei | Woman.es

Aquí estamos otra vez tanto en enero como en septiembre con una lista de buenos propósitos –apuntarse al gimnasio es uno de ellos. Además, esta vez no has sido demasiado original como te demuestra el leve overbooking que hay en la mesa de información del gimnasio. ¡Era lo que faltaba para acabar de echarte para atrás! Pero ¡ojo! Estamos solo en la primera semana de enero. No puedes abandonar todavía tus propósitos de enmienda. Eso déjalo para febrero o marzo. De momento inténtalo otra vez con estos trucos definitivos para saltarte la cola del gimnasio y hacer la matrícula sin esperar demasiado.

Pre registrarse on line en una clase

Algunos gimnasios permiten registrarse con antelación en las clases, sobre todo en las horas pico. Esto puede ser una buena manera de reservarte tu sitio en las clases con aforo limitado, como las de Spinning, Body Pump o Yoga. Si tienes claro cuáles serán tus actividades preferidas, inscríbete con antelación.

Evita los horarios pico

Es una recomendación obvia, pero haz un esfuerzo por encontrar otro momento para tu entrenamiento, quizás no sea del todo imposible acomodar tu agenda o ajustar algún horario. A veces es suficiente con adelantarse o atrasarse una hora para evitar las multitudes que hacen cola en las cintas de correr.

Practica la multitarea con tus músculos

Cuando el gimnasio está muy lleno y la gente espera para usar las máquinas hay que abstenerse de entrenar cada grupo muscular por separado, y probar con ejercicios en los que intervengan varios grupos de músculos a la vez, así ganarás tiempo. Por ejemplo, hacer flexiones sobre una pelota de Pilates para entrenar la zona central, a la vez que se fortalecen los glúteos y los muslos. Mientras más músculos pongas a trabajar a la vez más calorías quemarás. Y antes te irás a casa.

Entrenar los fines de semana

Las mañanas de los sábado y domingos y la hora de comer son un buen momento para encontrar el gimnasio semivacío. Aviso a navegantes: Mucha gente aprovecha para dormir los fines de semana, así que a partir de las doce volverás a encontrar la sala de máquinas repleta.