ISTOCK

Los 5 errores en las dietas, como no comer suficiente grasa

Hay errores que no se pueden pasar por alto cuándo estás a dieta.

Paola Lei | Woman.es

1. No comer suficiente grasa

Las guías para perder peso de los años 80 demonizaron todas las grasas. Ese criterio se mantuvo intacto durante veinte años, sin embargo ahora se sabe que el azúcar tiene más peso en la ganancia de peso que la grasa, y que incluso algunas grasas saludables pueden ser beneficiosas para adelgazar. Las grasas son un macronutriente importante que te ayudará a sentirte satisfecha y saciada y que puede incluso ayudar a reducir el colesterol. No elimines de tu dieta las grasas saludables como la que se encuentra en el aceite de oliva, las almendras o los aguacates.

2. No comer carbohidratos

Otro alimento que ha cargado con el sambenito de favorecer el sobrepeso. Lo que es cierto es que los carbohidratos refinados como el azúcar, la pasta el pan blanco producen altos picos de glucosa en sangre que provocan un aumento de peso, pero otros carbohidratos complejos por el contrario pueden ayudarte a controlar el peso, aportan la energía que necesitarás para entrenarte y la fibra suficiente para no tener ataques intempestivos de hambre.

3. Comer muchas proteínas

Las proteínas son un nutriente esencial para perder peso, ademas ayudan a construir músculo que a su vez ayudarán a quemar más calorías. Pero consumirlas en exceso en una dieta puede ser contraproducente, y engordar.

4. Eliminar un grupo alimentario

Muchas dietas populares se basan en eliminar y prohibir todo un grupo alimentario, ya sean los carbohidratos, los lácteos, los granos o la carne. El problema de estas dietas muy restrictivas es que aburren muy rápido a la gente y los hace perder motivación. Además, eliminar de un plumazo grandes grupos de alimentos suele acarrear carencias nutricionales. A no ser que padezca alguna alergia o intolerancia no hay ninguna justificación para dejar de consumir una categoría de alimentos en una dieta.

5. Comer demasiado después de ir al gimnasio

Después de un entrenamiento intenso necesitamos darnos un homenaje, recompensar nuestro esfuerzo. Si esta recompensa tiene forma de atracón … mala idea. Normalmente sobreestimamos las calorías que hemos quemado en el gimnasio y nos damos licencia para comer mucho más de lo que hemos gastado. Y claro, así acabamos engordando.